A 20 años

Atentados del 11 de septiembre: la historia de la mujer cuya imagen tras el ataque a las Torres Gemelas recorrió el mundo

A Marcy Borders se la conoció como la "Dusty lady" (la dama del polvo). Qué sucedió detrás de esta imagen, ícono de aquel 11 de septiembre, una mañana que cambió el planeta.
Luciana Arias
por Luciana Arias |
Marcy Borders trabajaba hacía un mes en la Torre Norte del WTC

Marcy Borders trabajaba hacía un mes en la Torre Norte del WTC, la primera en recibir el impacto de uno de los aviones secuestrados el 11 de septiembre de 2011.

Marcy Borders y el fotógrafo Stan Honda quien tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero

Marcy Borders y el fotógrafo Stan Honda quien tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero, en 2002. (Foto: Getty Images)

Tras lo que vivió en la Zona Cero

Tras lo que vivió en la Zona Cero, Borders sufrió un cuadro depresivo. En 2014 le diagnosticaron cáncer.

En agosto de 2001, un mes antes de que el 11 de septiembre dos aviones con pasajeros impactaran en las Torres Gemelas, Marcy Bordes empezó a trabajar en el Bank of America. Sus oficinas estaban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center, símbolo del poderío económico estadounidense, en pleno corazón financiero de la isla de Manhattan.

Marcy vivía en Bayonne, Nueva Jersey. Esa mañana de cielo límpido en la ciudad de Nueva York ya había llegado a su lugar de trabajo cuando a las 8.46 el vuelo 11 de American Airlines, que había despegado de Boston con destino a Los Ángeles, se estrelló entre los pisos 93 al 99 de la Torre donde estaba Marcy.

"El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar", dijo Borders al diario Daily Mail en 2011. Su jefe le había indicado que no saliera. Marcy lo hizo igual. Escapó por las escaleras, algo que, quienes quedaron en los pisos por encima del impacto, no podían hacer.

¿Cómo se tomó la foto ese 11 de septiembre?

Cuando llegó a la planta baja la mujer se refugió en el lobby de un edificio cercano. El pelo, la cara y el cuerpo cubiertas por el polvo que siguió al desplome de los edificios tras las dos explosiones.

Así la encontró el fotógrafo Stan Honda, de la agencia France Press. Ella lo miró y él capturó la imagen. "Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras", escribió el fotógrafo en una publicación de Facebook cuando se cumplía una década de los atentados.

11 S Marcy Borders Dusty Lady con fotógrafo Stan Honda.png
Marcy Borders y el fotógrafo Stan Honda quien tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero, en 2002. (Foto: Getty Images)

Marcy Borders y el fotógrafo Stan Honda quien tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero, en 2002. (Foto: Getty Images)

La foto se convirtió en una de las imágenes más simbólicas del 11S. La madre de Marcy la vio publicada al día siguiente y contactó al fotógrafo. Su hija no había registrado aquel momento en que Honda la tomó. De ahí en más conservó la ropa que llevaba en la foto, sin sacarle el polvo.

¿Qué pasó con "la dama del polvo" después?

Tras lo que vivió en la Zona Cero, Borders sufrió un cuadro depresivo. También adicción a las drogas. Durante un tiempo le retiraron la custodia de sus dos hijos. "No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre", dijo en una entrevista al diario The New York Post. "Cada vez que veía un avión me entraba el pánico".

Tiempo después hizo un tratamiento, se rehabilitó y recuperó a los chicos. Pero en 2014 supo que tenía cáncer de estómago. Ella consideró que la enfermedad fue consecuencia de haber estado en la Zona Cero. "Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad", dijo al diario New Jersey Journal.

11 S Marcy Borders Dusty Lady 2.png
Tras lo que vivió en la Zona Cero, Borders sufrió un cuadro depresivo. En 2014 le diagnosticaron cáncer.

Tras lo que vivió en la Zona Cero, Borders sufrió un cuadro depresivo. En 2014 le diagnosticaron cáncer.

¿Qué respiraron miles de habitantes de NY durante días?

El humo y el polvo que se levantaron tras el desplome de las Gemelas recorrió las calles como una ola que no era inocua. Contenía restos del combustible de los aviones, de equipos electrónicos, mercurio y amianto. Quienes estuvieron ahí lo respiraron.

Desde aquel momento y hasta 2018 murieron más de 1.100 personas por haber inhalado esas partículas. Desarrollaron distintos tipos de cáncer, problemas respiratorios o gastrointestinales.

Unas horas después del desastre, la administradora de la Agencia de Protección Medio Ambiental de Estados Unidos durante el primer tiempo del mandato de Bush, Christine Todd Whitman, aseguró que "el aire de Nueva York era perfectamente respirable y no había peligro".

Apenas unos meses después, un informe de NRDC, una ONG que trabaja por el cambio climático, lo desmintió y aseguró que el humo que quedó en el aire era muy perjudicial para la salud. Durante el gobierno de Barack Obama se dio un fondo compensatorio para esas víctimas indirectas de los ataques.

Marcy murió en agosto de 2015. “Fue como si mi alma se derrumbara con esas torres”, le había dicho al New York Post en 2011. La suya quedará como una imagen que dio escala humana a lo gigantesco de los atentados del 11 de septiembre.

s