Crisis política

Bielorrusia desvió un avión para detener a un opositor

El vuelo de la empresa Ryanair fue interceptado por un caza militar para obligarlo a aterrizar. La OTAN denuncia que había espías a bordo para "secuestrar" la nave.
por Roberto Adrián Maidana |
Bielorrusia usó aviones caza para escoltar al vuelo comercial hacia el aeropuerto de Minsk. (Foto: AP)

Bielorrusia usó aviones caza para escoltar al vuelo comercial hacia el aeropuerto de Minsk. (Foto: AP)

El avión comercial Interceptado por Bielorrusia y obligado a aterrizar para capturar a un opositor (Foto: AP)

El avión comercial Interceptado por Bielorrusia y obligado a aterrizar para capturar a un opositor (Foto: AP)

Roman Protasevich

Roman Protasevich, el periodista opositor buscado por la KGB de Bielorrusia a bordo del avión (Foto: Cuenta Telegram de "Nexta").

Partidarios de Protasevich

Partidarios de Protasevich, lo aguardaban con carteles en el aeropuerto de Vilna, en Lituania (Foto: AP)

Svetlana Tsikhanouskaya

Svetlana Tsikhanouskaya, la candidata a presidente por la oposición, que está exiliada en Lituania (Foto: Cuenta de Twitter)

Bielorrusia desvió un avión para detener a un opositor

Bielorrusia "interceptó" a un avión de la empresa low cost Ryananir para escoltarlo a tierra con un avión militar y realizar una detención "política" a uno de los pasajeros. El episodio causó el inmediato repudio de los países europeos, a tal punto que la OTAN reclamó de inmediato por lo sucedido. Rusia, en cambio, salió en defensa de su aliado, el presidente Alexander Lukashenko

El avión llevaba a 120 pasajeros. Pero el gobierno de Lukaschenko tenía especial interés en uno de ellos. Por eso, desvió su trayectoria, lo obligó bajar en Misnk y detuvo al periodista Román Protasevich.

¿Un avión "secuestrado" por un gobierno?

El vuelo 4978 que partió desde Atenas, Grecia, hacia Vilna, la capital de Lituania, fue interceptado por un avión militar cuando atravesaba el espacio aéreo de Bielorrusia. Fue obligado a salirse de su ruta y aterrizar en Minsk.

¿El motivo? Detener al periodista Román Protasevich, de 26 años, opositor al gobierno de Lukaschenko y quien trabaja para el periódico digital Nexta, que puede verse por Telegram. Por ser un opositor al gobierno bielorruso, Lituania le concedió el asilo político. Justamente, mientras viajaba a la capital de ese país desde Grecia, su avión fue interceptado por un Mig-29 y obligado a descender.

Espías y pelea a bordo

El CEO de RyanAir, Michael O’Leary, afirmó que en el vuelo iban varios espías de la KGB, el servicio secreto bielorruso heredero de cuando formaba parte de la Unión soviética. Según el ejecutivo de la compañía aérea, se produjo una pelea en el interior del avión para lograr que los pilotos desviaran su trayectoria, mientras era escoltado por el avión militar.

Todos los pasajeros quedaron retenidos en el aeropuerto de Vilna. Pero la intención de toda la maniobra, calificada como un "secuestro" por varios países europeos y la OTAN, fue detener al periodista.

Repudio contra Bielorrusia

Los mensajes exigiendo la libertad del periodista y condenando el desvió de un avión comercial aparecieron de inmediato. Por ejemplo, Urusula von Leyen, presidenta de la Comisión Europea, escribió en su cuenta de Twitter:

"El comportamiento escandaloso e ilegal del régimen de Bielorrusia tendrá consecuencias.Los responsables del secuestro de #Ryanair deben ser sancionados. El periodista Román Protasevich debe ser puesto en libertad de inmediato". El consejo europeo discutirá este martes las medidas a tomar como represalia.

Mientras tanto, el presidente Lucaschenko defendió el derecho de su país a actuar dentro de sus fronteras y el espacio aéreo para velar por su seguridad. Entre ellas figura la capacidad de detener a un opositor político. Aunque este viajaba como pasajero en un avión comercial.

tuiter von leyen.JPG
Ursula von leyen, en nombre del Consejo europeo condena la acción del presidente bielorruso (Foto: cuenta de Twitter)

Ursula von leyen, en nombre del Consejo europeo condena la acción del presidente bielorruso (Foto: cuenta de Twitter)

Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, también condenó que un gobierno intercepte y capture un avión comercial con todos sus pasajeros a bordo.

Lucaschenko sumó solo un apoyo, pero muy significativo: Rusia. El Kremlin salió en defensa de su aliado en la región.

Un dictador en Europa

El presidente bielorruso ganó su sexto mandato consecutivo en las elecciones de 2020. Logró el 80,23% de los votos contra solo el 9,9% de la opositora Svetlana Tsikhanouskaya. Ella debió presentarse como contendiente porque su marido estaba proscrito por el régimen gobernante. Las elecciones fueron desconocidas por la Unión Europea. Pero tanto Rusia como China saludaron el nuevo triunfo de Lucaschenko. Hubo protestas en Vilna y, como consecuencia de ellas, Tijanpovskaya debió exiliarse en Lituania para no ser detenida.

Justamente desde allí, envió un mensaje por Twitter, al saber que el avión con Protasevich fue desviado en su viaje a Vilna.

"Los bielorrusos necesitan acciones decisivas y la ayuda de la comunidad internacional. Forzar a @Ryanair a aterrizar para detener a Roman Protasevich es el resultado de la impunidad del régimen. Esta es una verdadera ocupación interna", escribió.

tuiter opositora.JPG
Svetlana Tsikhanouskaya, la candidata a presidente por la oposición, que está exiliada en Lituania (Foto: Cuenta de Twitter)

Svetlana Tsikhanouskaya, la candidata a presidente por la oposición, que está exiliada en Lituania (Foto: Cuenta de Twitter)

Este mediodía, hora de Europa, la agencia France Press, informó que el vuelo pudo continuar hacia Vilna. Pero nada se sabe sobre la suerte del periodista, que puede llegar a ser condenado hasta con 15 años de prisión.