Medio Ambiente

COP26: declaraciones contundentes y ausencias significativas en la cumbre mundial del clima

Tal vez sea la última oportunidad para lograr mejoras reales por el cambio climático. China es el país que más contamina. Ausente, dificulta cualquier acuerdo
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
COP26

COP26, la cumbre del clima jaqueada para lograr buenos resultados por la ausencia de China y Rusia (Foto: COP26)

"No podemos seguir usando al planeta como si fuera nuestro inodoro", así de gráfico y contundente fue Antonio Guterres, el secretario general de la ONU en la jornada de apertura de la COP26, la cumbre del clima en Glasgow, Escocia.

Guterres les dijo a los líderes mundiales que no hay más tiempo que perder porque los cambios sobre el planeta serán catastróficos si no se frena el efecto invernadero. "Los acuerdos de París de 2015 no sirvieron para nada" agregó, porque, según dijo, ese encuentro quedó en declaraciones mientras las emisiones de dióxido de carbono (CO2) continuaron aumentando a nivel planetario.

antonio guterres.jpg
Antonio Guterres, secretario general de la ONU dijo la humanidad usa al planeta como

Antonio Guterres, secretario general de la ONU dijo la humanidad usa al planeta como "un inodoro" (Foto: COP26)

"Un minuto para la medianoche"

Por su parte, Boris Johnson, primer ministro de Gran Bretaña, se alzó como el anfitrión de la COP26. Con la ausencia de la reina Isabel II, por su internación a los 95 años, fue el encargado de realizar la apertura formal del encuentro. En el primer discurso, reclamó: "Esto no es un simulacro. Es un código rojo para la Tierra", dijo con el puño cerrado hablándole al resto de los líderes mundiales.

Johnson parece tener derecho a reclamar. Pese a ser una potencia económica, Gran Bretaña esta 19° en el ranking de 193 países por sus niveles de contaminación, elaborado por el Financial Times.

Dado a conocer a propósito del inicio de la COP26, Gran Bretaña es responsable del 0,90 % de la emisión de CO2 en el planeta. La Argentina, por ejemplo, ocupa el puesto 21° con el 0,89% de las emisiones, casi igual al Reino Unido. China, el máximo contaminante mundial, aporta el 24% de la concentración de dióxido de carbono en la tierra.

Boris Johnson en la COP26.jpg

"No hay más tiempo" dijo Boris Johnson, anfitrión de la COP26 en Glasgow (Foto: COP26)

"No hay más tiempo"

"No hay más tiempo" fue el mensaje del príncipe Carlos, en coincidencia con el del primer ministro. El hijo de la reina Isabel II es el representante de la corona británica en la cumbre y es conocido por su postura ecologista. Desde Glasgow pidió a los asistentes a la COP26 dejar los discursos -que ya fracasaron en París- para pasar a compromisos y acciones concretas para evitar una aumento de la temperatura global mayor a 1,5° Celsius. Hace pocos días, su hijo William criticó a Jeff Bezos por los viajes a la estratósfera. Emiten gases contaminantes, remarcó el duque de Cambridge. "En lugar de buscar vida en otros planetas, los poderosos deben hacer algo por salvar a la Tierra, nuestro único hogar, sentenció.

Biden con los ojos cerrados.jpg
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con los ojos cerrados durante la apertura de la COP26 (Foto: COP26)

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con los ojos cerrados durante la apertura de la COP26 (Foto: COP26)

"Sleepy Joe"

Joe Biden, el presidente estadounidense aportó una nota curiosa (o preocupante) en la apertura de la COP 26. Se lo vio con los ojos totalmente cerrados en largos pasajes de uno de los discursos. Son numerosas los cuestionamientos que recibe por su condición de salud a su edad. ¿Puede cumplir con la exigente agencia del ocupante del salón oval a los 78 años de edad? Por eso, los medios británicos lo llamaron "sleepy Joe" (Joe, el dormilón).

Más allá de la imagen, Joe Biden cumplió con su discurso de 10 minutos. Había expectativa por conocer su postura, diametralmente opuesta a la de Donald Trump, que incluso se negaba a hablar del "cambio climático".

"El cambio climático está devastando al mundo" apuntó el mandatario norteamericano. Prometió el apoyo de los Estados Unidos para "una oportunidad única". Joe Biden la definió como la necesidad de trabajar juntos de manera efectiva en una acción concreta contra el calentamiento global. "Estados Unidos puede aportar un esfuerzo enorme en la acción multilateral contra este problema", apuntó.

xi y Putin.jpg
Xi Jinping y Vladimir Putin, China y Rusia, ausentes en la COP26 (Foto: COP26)

Xi Jinping y Vladimir Putin, China y Rusia, ausentes en la COP26 (Foto: COP26)

Las ausencias, tan importantes como los asistentes

Si el encuentro del G20 dejó un sabor a poco, lo mismo puede pasar con la COP26. Pero ahora no por los discursos sino por el valor de quienes no concurrieron. Los representantes de China, Rusia y Arabia Saudí son tres de los "faltazos" más notables. Por diferentes razones son claves para lograr un éxito si realmente esta vez, los hechos le ganan a las palabras.

China, como se dijo, es el principal emisor de gases contaminantes en la atmósfera. Su líder, Xi jinping declinó viajar a Glasgow. Lo hará virtualmente con una declaración leída. Para demostrar que China está comprometida con esta causa global. Muy poco, para lo que se necesita de verdad del gigante asiático.

Rusia es un punto de contacto con China y con Arabia Saudí. Es el cuarto país en materia de contaminación. Detrás de China, Estados Unidos y la India. El Kremlin dijo que la ausencia del presidente ruso se debe a que no puede viajar y no hay posibilidad de una videoconferencia para que se lo vea en Glasgow. Biden criticó tanto a Putin como a Xi. "No viajaron a la COP26 porque no presentaron ninguna iniciativa concreta", dijo el presidente de Estados Unidos.

Poco después de las palabras de Biden el Kremlin respondió con un anuncio oficial: Rusia invertirá entre un 1,5 % y un 2% de su PBI en reducir en un 80% sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2050.

Con los sauditas tienen otro importante punto en común. Son grandes productores de petróleo. Justo el tema principal para encarar ya mismo por todo el planeta. Cómo reemplazar la energía que proviene de restos fósiles a la mayor brevedad posible. El Cambio climático no espera. Como este es uno de los ejes de la COP26, Arabia Saudí, el 14to. productor de gases contaminantes, tampoco está en Glasgow.

¿Y si la COP26 fracasa?

Esta es la gran preocupación. El G20 no pudo poner una fecha concreta en su documento final de Roma sobre la reducción de gases para que la temperatura no aumente más del 1,5° C. La pregunta es por qué podrán hacerlo ahora muchos más participantes. ¿Y con las ya mencionadas y notorias ausencias?

El riesgo es claro y está ya manifestándose en diferentes lugares del mundo. Como las inundaciones en Europa o los incendios reiterados en Australia y California. Cada vez más frecuentes e intensos.

El IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) advierte que por haber perdido 6 años desde los acuerdos de París, los niveles de calor actual sugieren que la temperatura aumentará alrededor de 2,7 grados Celsius. Un verdadero desastre ecológico. Según este grupo depende la Naciones Unidas, ya hay daños que serán “irreversibles” durante “siglos o milenios”.

Si Guterres tiene razón, "usamos el planeta como un inodoro", los problemas serán realmente graves.

Se habló de
s