Conflicto bélico

El Papa Francisco alertó sobre el peligro para la humanidad y volvió a pedir el fin de la guerra

El Papa Francisco volvió a pedir este domingo el fin de la guerra en Ucrania. Remarcó que la guerra no puede ser algo inevitable y mantuvo su postura de no mencionar directamente a Rusia como país agresor.
Hay que repudiar la guerra

"Hay que repudiar la guerra", fue el mensaje del Papa Francisco. 

“Ha pasado más de un mes del inicio de la invasión en Ucrania, de esta guerra cruel e insensata que, como toda guerra, es una derrota para todos. Hay que repudiar la guerra”, que obliga a “padres y madres a enterrar a sus hijos, que hace que los hombres maten a sus hermanos sin haberlos nunca visto” y en la que “los poderosos deciden y los pobres mueren”, dijo Francisco, tras el rezo del Ángelus.

El pontífice sostuvo que la guerra es “un acto bárbaro y sacrílego” y que “no puede ser algo inevitable” a lo que la gente acabe acostumbrándose.

"Significa destruir el futuro"

Francisco agregó que la guerra no devasta solo el presente sino el porvenir de una sociedad. "He leído que desde el inicio de la agresión a Ucrania, un niño cada dos se fue del país, y esto significa destruir el futuro, provocar traumas dramáticos en los más pequeños e inocentes entre nosotros", denunció. Para Jorge Bergoglio, así, esta es la bestialidad de la guerra, acto bárbaro y sacrílego.

En su mensaje desde el Vaticano, Francisco remarcó que la guerra no puede ser algo inevitable, y mantuvo su postura de no mencionar directamente a Rusia como país agresor a la espera de una posible mediación vaticana en el conflicto.

"No debemos habituarnos a la guerra"

"No debemos habituarnos a la guerra. Debemos convertir los signos de hoy en el esfuerzo de mañana. Si de esta historia salimos como antes, seremos de algún modo todos culpables", dijo el Papa.

"De frente al peligro de autodestruirse, que la humanidad comprenda que es el momento de abolir la guerra, de cancelarla de la historia del hombre antes de que sea la guerra la que cancele al hombre de la historia", reclamó.

En ese marco, Francisco renovó su rezo por cada responsable político, para que "reflexione sobre esto y que trabajen en esto. Renuevo mi llamado: basta, deténganse, dejen las armas", suplicó.

s