fotoperiodismo

"La niña del napalm": la foto que hizo terminar la guerra de Vietnam

El 8 de junio de 1972, una fotografía impactó al mundo de una manera solo comparable con una imágen viral en las redes sociales de la actualidad. Como muchas de las imágenes que de alguna manera cambiaron al mundo, se tomó por casualidad, pero su vigencia, 52 años más tarde sigue siendo plena.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Nick Ut
Nick Ut, con su foto histórica: "La chica del Napalm", la imagen que ayudó a terminar con la guerra de Vietnam (Foto: gentileza CNN)

Se la llamó "La niña del napalm", a ella y a la foto. Fue la imagen que ayudó a detener la guerra de Vietnam.

Embed

La historia de "la niña del napalm"

Kim Phuc vivía con su madre y sus hermanos en la ciudad Trang Bàng, en Vietnam del sur. La guerra entre el norte y el sur era la clara manifestación del enfrentamiento en plena Guerra Fría entre Estados Unidos y las potencias comunistas (la URSS y China). El conflicto había comenzado en 1955, pero la participación de tropas norteamericanas se fue incrementando, primero en la presidencia de John F. Kennedy y su sucesor, Lindon Johnson. Y más con la llegada de Nixon al poder.

image.png
8 de junio de 1972, la niña Kim Phuc corre desnuda y con quemaduras en su cuerpo por las bombas de Napalm lanzadas por los norteamericanos en Vietnam. (Foto: Gentileza La tinta)

8 de junio de 1972, la niña Kim Phuc corre desnuda y con quemaduras en su cuerpo por las bombas de Napalm lanzadas por los norteamericanos en Vietnam. (Foto: Gentileza La tinta)

En junio de 1972, la madre de Phuc buscó refugio para su familia en un templo, creyendo que por ser un lugar sagrado no sería bombardeado. Al tercer día de estar allí, algo cambió. Phuc vio cómo aviones norteamericanos lanzaban marcadores para orientar los bombardeos. Las marcas cayeron también en el templo en el que ella y su familia estaban guarecidas.

El 8 de junio de 1972, ella, sus hermanos y sus primos corrían jugando en un patio del templo. No sabían el infierno que se avecinaba.

De pronto, los soldados del Vietcong (los comunistas) les gritaron que dejaran de inmediato el lugar porque venían los bombarderos. Comenzaron a correr, pero fue tarde.

phuc y las quemaduras.jpg
Necesitó decenas de operaciones para curar parte de su piel con injertos. Aún hoy, siente dolor y continúa en tratamientos para recuperar sensibilidad. (Foto: A24.com)

Necesitó decenas de operaciones para curar parte de su piel con injertos. Aún hoy, siente dolor y continúa en tratamientos para recuperar sensibilidad. (Foto: A24.com)

"Todavía recuerdo como si fuera hoy ver caer a cuatro bombas y el ruido 'puc, puc, puc, puc' al caer antes de explotar", dice en cada oportunidad que se le presenta para recordar los horrores de esa guerra.

Uno de sus primos murió en el lugar. Ella corrió como pudo para salir de ese mar de llamas. Su ropa estaba enteramente consumida por el fuego. También tenía quemado su brazo izquierdo. Con su mano derecha, se limpió como pudo los colgajos de ropa y el polvo del napalm que la quemaba. Por eso también arrastra quemaduras en su mano derecha.

Desnuda y gritando, siguió corriendo por el camino. A su lado iban sus primos y sus hermanos. A los costados, se ven a soldados norteamericanos; unos caminando; otro, como indiferente al drama delante de sus ojos.

Phuc corrió hasta que no pudo más. En ese momento, un soldado norteamericano le dio agua y le volcó parte sobre el cuerpo quemado. Junto a él, llegó la persona que tomó una fotografía que jamás imaginó, pero que tuvo tanta fuerza que ayudó a frenar una guerra.

foto 3.jpg
El fotógrafo Nick Ut y Kim Phuc van por el mundo tratando de evitar que niños como ella sufran los padecimientos de las guerras. (Foto: Cuenta de Instagram de Ut)

El fotógrafo Nick Ut y Kim Phuc van por el mundo tratando de evitar que niños como ella sufran los padecimientos de las guerras. (Foto: Cuenta de Instagram de Ut)

Un fotógrafo de Associated Press

Hunh Cong Ut nació en Long An, también en Vietnam. Siempre le apasionó la fotografía. Su hermano le contagió un vínculo mágico para retratar momentos únicos, pero murió cubriendo la guerra. Hunh Cong (apodado Nick) pidió a Associated Press que lo tomaran como reportero gráfico. Al principio lo rechazaron por ser muy joven, ya que tenía solo 16 años. Pero tanto insistió que lo contrataron.

Durante 10 años documentó para AP la guerra de Vietnam. No había la globalización de hoy, por lo que las imágenes que se grababan o fotografiaban tardaban en conocerse en todo el mundo. Además, existía un férreo control de parte del gobierno de Estados Unidos de lo que sucedía en ese campo de batalla hostil.

Pero la sociedad norteamericana fue conociendo lo que ocurría por el relato de combatientes mutilados y los informes que la televisión y las agencias pudieron comenzar a mostrar. Entre ellos, la foto más famosa y representativa de la crueldad de la guerra de Vietnam.

nick ut gana el pulitzer.jpg
En enero de 1973,

En enero de 1973, "el tío" Ut ganó el premio Pulitzer por la foto de "la Niña del Napalm". (Foto: Cuenta de instagram de Ut)

Nick Ut caminaba mirando por la lente de su cámara mientras fotografiaba todo a su paso. De pronto, se quedó estupefacto. Vio a la niña corriendo hacia él, con los brazos extendidos, llorando de dolor y aterrada.

"Dejé mi cámara y me puse a ayudarla. Me dije a mí mismo que no podía dejarla morir", relata Ut.

Embed

Cuando estuvo junto a ella, también le dio agua y le mojó todo cuanto pudo de su cuerpo quemado. La "niña del napalm" no resistió más y se desmayó.

Nick Ut la tomó en sus brazos y en su auto la llevó a la sala de emergencias más cercana. Nadie quería atenderla por lo grave de su estado, pero Nick jugó una carta fundamental.

phuc y su hijo.jpg
La

La "niña del Napalm" logró salir adelante. Tiene dos hijos, a los que trata de preservar, como a todos los niños del mundo, del flagelo de la guerra. (Foto: Fundación Internacional Kim)

Una credencial que ayudó a salvar a Phuc

Le decían una y otra vez que tenía que llevar a la niña hasta Saigón (la capital del Vietcong, hoy ciudad Ho Chi Minh). Phuc no resistiría en viaje de 25 kilómetros. Entonces, Ut tomó su credencial de prensa y les dijo a todos los allí presentes que si no atendían a la niña, tomaría todas las fotos que pudiera para denunciar al mundo su crueldad para dejarla morir. Eso los hizo reaccionar.

Embed

Phuc estuvo 14 meses internada y le realizaron 17 operaciones para salvarle la vida y tratar de reconstruir su cuerpo con injertos de piel. Tenía el 65% de su cuerpo quemado.

Sin embargo, logró sobrevivir y luego de un momento traumático, su vida cambiaría para siempre.

De la foto de la vergüenza a la vergüenza de la guerra

Cuando pudo regresar a su casa, su padre le mostró la foto tomada por UT. La niña sintió un rechazo y una gran vergüenza. "Ahí estaba yo, una niña, corriendo aterrada, desnuda y quemada. Sería motivo de burlas y apartada durante toda mi vida", explicó una y otra vez Phuc. Pero con el tiempo, la meditación y la fe cambiaron su forma de ver a la foto y a la vida.

Tomó su supervivencia como un caso para utilizar en favor de la humanidad. Comenzó a viajar -llevada al principio por el gobierno comunista triunfante en Vietnam- para mostrar el horror de la guerra, algo que no podía volver a suceder. Mucho menos, con niños o niñas como ella.

kim phuc & su esposo.jpg
Kim Phuc conoció a Bui Huy Toan en Cuba. Se casaron y de regreso a Vietnam, en una escala, pidieeron asilo político y se quedaron a vivir en Canadá. (Foto: A24.com)

Kim Phuc conoció a Bui Huy Toan en Cuba. Se casaron y de regreso a Vietnam, en una escala, pidieeron asilo político y se quedaron a vivir en Canadá. (Foto: A24.com)

Hasta que llegó a Cuba. Allí conoció a otro vietnamita, Bui Huy Toan, con quien se casó. Pero en una escala de regreso a Vietnam, solicitaron asilo político en Canadá.

Allí se quedó. Hoy, es madre de dos hijos y recorre el mundo para dar conferencias y mostrar su caso, literalmente en "carne propia", de las atrocidades que se comenten en cualquier guerra por justa que pueda parecer.

Cuando estalló la invasión de Rusia a Ucrania, participó para recibir a los niños ucranianos evacuados en un avión. El piloto no fue otro que el argentino Enrique Piñeyro.

puc con enrique piñeyro.jpg
Kim Phuc con Enrique Piñeyro. En el vuelo que rescató a niños ucranianos de  las bombas rusas. (Foto: Captura de TV)

Kim Phuc con Enrique Piñeyro. En el vuelo que rescató a niños ucranianos de las bombas rusas. (Foto: Captura de TV)

El "tío UT"

Así llama Phuc al fotógrafo de AP que la retrató en ese estado desesperante. Juntos desarrollaron una amistad inquebrantable, que los lleva juntos por todo el mundo con ese mensaje para terminar con el "flagelo de la guerra", como dice la carta de las Naciones Unidas.

La foto hizo su tarea para la paz. El 27 de enero de 1973 se firmó el Acuerdo de París que supuso el alto el fuego en Vietnam. Ese año, la imagen de Phuc, captada por Ut, ganó el premio Pulitzer. El 30 de noviembre de 1975 se terminó definitivamente la guerra de Vietnam.

Pero como sabemos, las guerras siguen brotando en cualquier rincón del mundo. Condenando a la población a padecimientos inhumanos. Especialmente los civiles: mujeres y niños.

Kim Phuc ya tiene 61 años. El "tío" Ut, 73, retirado hace unos años de AP. Mientras tanto, juntos siguen dándole un sentido extraordinario a la foto de "la niña del napalm".