Elecciones en Brasil

Lula Da Silva y un confuso mensaje: "¿Querés pegarle a una mujer? Andá a pegarle en otro lado"

En plena campaña electoral, el ex presidente Lula Da Silva envió un confuso mensaje sobre la violencia doméstica, en base a su historia personal. ¿Qué quiso decir?
Lula Da Silva y un confuso mensaje: ¿Querés pegarle a una mujer? Andá a pegarle en otro lado
Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Lula habló de su experiencia personal y su historia relacionada con la violencia doméstica. Cuando hablaba de la decisión que había tomado su madre de abandonar la casa con sus 8 hijos por la violencia de su padre, el candidato del Partido de los Trabajadores dio un confuso mensaje que se viralizó en las redes sociales.

Al hablar de la violencia contra la mujer, dijo: “Si quieres pegarle a una mujer, ve a pegarle a otro lugar, pero no dentro de tu casa ni en Brasil”.

Lejos de un mensaje reivindicatorio contra la violencia, Lula estaba enalteciendo la decisión que tomó su madre. en 1956 ella tuvo el coraje de largar a mi padre, con ocho hijos, sin tener a donde vivir. Yo no vivo con un hombre que me levanta la mano. Mano de hombre fue hecha para trabajar, para hacer cariños a la persona que ama. la mano del hombre no fue hecha para la violencia. Si quieres pegarle a una mujer, ve a pegarle a otro lugar, pero no dentro de tu casa ni en Brasil”, dijo Lula.

Lula Da Silva, el primero entre 12 candidatos

Son doce los candidatos que están en condiciones de largar en esta carrera presidencial que acaba de lanzarse este martes. Pero entre Lula y Jair Bolsonaro, concentran al 80% o más de la intención de voto a 45 días de la primera vuelta.

"Brasil estaba a la vera de un colapso, con problemas éticos, morales y económicos. Avanzaba, sí, a grandes pasos hacia el socialismo", dijo Jair Bolsonaro en su primer discurso de campaña, para marcar el corte que supuso su gobierno con los dos de Lula y el interrumpido de Dilma Rousseff.

Lula, en cambio, con matices, promete regresar por la senda de sus dos gobiernos anteriores, como reivindicación de su figura y lo hecho en la sociedad brasileña.

En menos de 45 días, 156 millones de brasileños darán su veredicto en las urnas.

s