Pandemia

Ómicron: dudas, estudios científicos y colaboración global ante la nueva variante

Esa variante no parece ser tan grave como Delta, pero mientras no haya una coordinación mundial, el riesgo de mutaciones más peligrosas sigue latente. ¿Qué dice la OMS?
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La vacuna es la solución frente a la pandemia

La vacuna es la solución frente a la pandemia, pero seguirá mientras haya una enorme brecha de los vacunados entre los países (Foto: Archivo)

La aparición de la variante Ómicron puso en marcha un mecanismo de colaboración internacional ante esta nueva amenaza del coronavirus y la utilización de las vacunas.

En pocos días se abrieron más de 450 investigaciones en todo el mundo sobre la posible gravedad de esta última mutación. El objetivo fue conocer acabadamente las características de Ómicron y contrastarla con la eficacia de las vacunas en el mercado.

Lo que causó mayor preocupación con esta nueva cepa es su “habilidad” para volver a infectar a personas que ya se enfermaron y además tienen su vacunación completa. Por eso la premura por conocer si las vacunas conocidas hasta el momento sirven ante esta variante. Sobre todo, se busca saberlo para bajar aún más las tasas de internación y como consecuencia lógica los porcentajes de mortalidad.

Esfuerzo combinado.

El alerta temprana desde Sudáfrica permitió tener un dato clave: la cadena genética de esta mutación. La primera certeza del “mapa” de este coronavirus fue preocupante. Ómicron tiene más de 30 mutaciones en su espícula que utiliza para infectar y transferir la enfermedad. Esto lo permite vencer la resistencia inicial del sistema inmunológico del cuerpo humano.

Pero eso es apenas la primera etapa de la acción del coronavirus. Luego de ingresar al cuerpo humano comienza lo más importante: qué grado de gravedad puede llegar a alcanzar la enfermedad.

La OMS tomó los primeros indicios desde Sudáfrica. Los contagios se multiplican rápido pero con una manifestación leve de la enfermedad. Primera buena señal.

Nigeria.jpg
Desigualdad con las vacunas: En África llega al 7% mientras Europa tiene casi 10 veces más de personas inmunizadas  (Foto: archivo)

Desigualdad con las vacunas: En África llega al 7% mientras Europa tiene casi 10 veces más de personas inmunizadas (Foto: archivo)

El próximo paso: ¿son útiles las vacunas actuales?

Es lo que concentra la actividad de los científicos que luchan contra el coronavirus. Testeos hechos en plasma obtenido de los contagiados dará un resultado muy esperado. Las vacunas actuales, ¿protegen contra la infección del coronavirus? Es decir, si no la impiden es importante que esté en condiciones de dar al sistema inmunológico los elementos para reaccionar ante las actuales mutaciones o las que puedan producirse.

“Esperamos tener a la brevedad el resultado de estas pruebas, declaró Shane Cotty, profesor del centro de enfermedades infecciosas de la Universidad de San Diego. Pero su visión es optimista sobre la eficacia de las vacunas.

La adecuación de las vacunas

La OMS está recabando de la información de los laboratorios que producen vacunas para saber su respuesta a la nueva variante. Los responsables de las hechas con la nueva tecnología, ARN mensajero, aseguran que de ser necesario, se puede modificar la estructura genética con velocidad para atacar futuras mutaciones.

En pocos días más estará la respuesta a este dilema que plantea al mundo la variante Ómicron.

oms.jpg
La OMS es optimista sobre la eficacia de las vacunas ante las nueva variante (Foto: Archivo)

La OMS es optimista sobre la eficacia de las vacunas ante las nueva variante (Foto: Archivo)

Una respuesta universal

Si lo que anticipan los científicos se confirma, habrá que evitar lo que ocurrió en este 2021. Las vacunas harán que el coronavirus se comporte de la misma manera que una gripe. Podrá ser mortal en casos específicos, pacientes de riesgo por diferentes razones. Pero un refuerzo de las vacunas anticovid es efectivo para “sacudir” la memoria de nuestras defensas. Así lo demostró la aplicación de las terceras dosis. Aún en combinaciones de vacunas diferentes.

Esto permite suponer, como ya adelantó la OMS, que los “refuerzos” estacionales o periódicos podrían convertir a la pandemia en una enfermedad permanente pero controlada con las vacunas: como la gripe.

El problema aquí es contar con una acción conjunta que elimine la desigualdad en el acceso a las vacunas.

Desde el Instituto Kirby en Sidney dicen que sus pruebas ratifican que las vacunas en términos generales “están haciendo un buen trabajo contra el coronavirus”. Protegen de las formas más graves de la enfermedad con las mutaciones hasta ahora conocidas

Al otro lado del mundo, llega otra buena noticia en ese mismo sentido. La escuela de Medicina de Harvard dice que hasta el momento no hay evidencia de que el coronavirus, en cualquiera de sus variantes, tenga la capacidad de evitar la acción de las vacunas. Puede aletargar o disminuir la respuesta, pero no anularla.

Es por eso que hace falta una acción coordinada. En este 2021 que ya se acaba, el primer año de vacunación planetaria deja una brecha enorme.

Una diferencia inaceptable y riesgosa

Mientras en el Mundo, el 44% tiene el esquema completo, en el África llega apenas al 7%. Ese desbalance se da en todos los continentes.

En América: Chile tiene un 84,4% y Haití el 0,6%

En Europa: Portugal, 90% y Bulgaria ,29%

En Asia: Corea del sur, 80% y Afganistán, 8,9%

Oceanía: Australia 73,7% y Papúa N. Guinea 2,2%

África: Marruecos,61% y Nigeria 1,7%

El caso de Nigeria es especialmente grave. Tiene nada menos que 206 millones de habitantes. (apenas 2 millones de vacunados por completo)

Mientras esta brecha no se cierre, las vacunas serán muy útiles, pero el coronavirus no tendrá obstáculos para seguir avanzando.

s