Covid-19

Sputnik V: Agencia de Medicamentos Europea desaconseja aprobar el uso de la vacuna

Christa Wirthumer-Hoche, presidenta del organismo, dijo en una entrevista televisiva que necesitan más documentos para analizar.
por Roberto Adrián Maidana | 08 de marzo de 2021 - 11:44
La Vacuna Sputnik V

La Vacuna Sputnik V, todavía no consigue ser aceptada en Europa (Foto: AP)

Vladimir Putin anunció personalmente en agosto de 2019 que Rusia había desarrollado una vacuna efectiva contra el COVID-19. Se sumaba a las que desarrollaban Pfizer, Moderna, en Estados Unidos; AstraZeneca en Gran Bretaña (con su variante Covishield en la India) y Sinovac por parte de China.

Pero rápidamente surgieron las dudas en la comunidad científica porque desde Rusia, el laboratorio Gamaleya no presentaba la documentación que requerían, por ejemplo, la OMS o las revistas científicas especializadas.

Un aval científico

En febrero de este año, la prestigiosa publicación "The Lancet" entregó los primeros resultados sobre las pruebas de fase III de la Sputnik V. Los datos indicaron que tiene una eficacia general del 91,6%. También se analizaron los resultados en casi 20 mil voluntarios y demostró ser 100% efectiva para prevenir el desarrollo de casos graves.

Eso significó un espaldarazo de confianza profesional científico. En especial para países que ya habían comenzado con su aplicación, como la Argentina.

Con esa información, Rusia se puso en carrera para recuperar una posición en el liderazgo científico mundial. Especialmente frente a los Estados Unidos y China, que rápidamente la ha desplazado del mundo tecnológico.

Sin embargo, la vacuna no consigue aún penetrar el fuerte esquema sanitario de la Unión Europea.

Cómo Jugar a la "Ruleta rusa"

El laboratorio Gamaleya y el Kremlin han pedido formalmente la autorización a la Autoridad de Medicamentos Europea (EMA) para que su desarrollo sea aceptado en el viejo continente.

Se sumaría así a las de Pfizer, Moderna y Astra Zeneca, las únicas tres con el visto bueno europeo hasta el momento.

"Es un poco como la ruleta rusa", dijo Christa Wirthumer-Hoche, presidenta del consejo de dirección de la EMA en una entrevista televisiva. Y subrayó: “Necesitamos documentos que podamos revisar. Aún no tenemos datos […] sobre personas vacunadas. Hay una incógnita. Es por eso que desaconsejo otorgar una autorización nacional en caso de emergencia“.

El reclamo, ahora, es por la falta de resultados presentados sobre personas que ya recibieron una o las dos dosis que requiere la Sputnik V.

Por ahora, el organismo europeo desaconseja su utilización. Rusia dice que de ser aprobada, estaría en condiciones de aportar 50 millones de dosis para la UE desde el próximo mes de junio.

Hungría, la avanzada

Es uno de los países que componen la Unión Europea. Pese a la recomendación científica, el gobierno de ese país ha autorizado su aplicación, por los retrasos del fin de 2020 para conseguir las otras vacunas contra el COVID-19.

En el mismo sentido, la República Checa y Eslovaquia han realizado ya contactos para poder obtener el fármaco. Aunque ha quedado supeditado a la aprobación final de la Agencia Europea.

Mientras tanto, Gamaleya trabaja en una versión "light" de la vacuna. Que permita con una sola dosis dar inmunidad a las personas que la reciban.

Se habló de