Estados Unidos

Un hombre obligó a su hijo de 6 años a un brutal entrenamiento que lo llevó a la muerte porque estaba gordo

El pequeño Corey Micciolo tenía 6 años y murió por el esfuerzo que le produjo correr en una cinta con su padre al lado. Le decía que estaba “gordo”, y pese a caer varias veces, lo hizo seguir corriendo a la fuerza.

sans-serif; font-variant-numeric: normal; font-variant-east-asian: normal; font-variant-alternates: normal; font-variant-position: normal; vertical-align: baseline; white-space-collapse: preserve;>El brutal entrenamiento de su hijo que lo llevó a la muerte. (Foto: Infobae)
El brutal entrenamiento de su hijo que lo llevó a la muerte. (Foto: Infobae)

Un menor de 6 años murió tras un exigente entrenamiento al que lo obligaba su padre. El caso conmocionó a la ciudad de Barnegat, New Jersey, en EEUU, porque circuló un video en el que Christopher J. Gregor hace correr a su hijo Corey Micciolo en una cinta de un gimnasio hasta casi el desmayo.

El hombre de 31 años enfrenta un proceso que lo puede llevar a la prisión perpetua tras el fallecimiento de Corey, quien sufrió múltiples heridas que le causaron el triste desenlace el 2 de abril de 2021.

Según declaraciones, el padre atribuyó la muerte de su hijo a una neumonía, pese a las graves lesiones que presentaba el menor.

Pero, un video muestra al padre e hijo dentro de un gimnasio en Barnegat, New Jersey, cuando Gregor obliga al niño a correr a gran velocidad en una cinta.

En las imágenes se ve como el de hombre de 31 años apretando el botón que aumenta la velocidad de la máquina varias veces. A medida que la máquina acelera, se ve cómo Corey no pudo seguir el ritmo.

El niño cayó en repetidas oportunidades pero el padre rápidamente lo levanta bruscamente y lo obliga a subir a la máquina sin reducir la velocidad.

Corey le reveló al médico que su padre lo había hecho correr en la cinta “porque estaba demasiado gordo”.

Embed

La madre del menor había hecho la denuncia

Otro video mostró al padre mordiendo la cabeza de su hijo, en tanto la madre del menor, que estaba en una disputa por la custodia del niño, notó los intensos hematomas en el cuerpo del pequeño y lo informó a la División de Protección y Permanencia Infantil de Nueva Jersey.

En sus declaraciones al asistente social, la mujer dijo que temía que su hijo pudiera morir. “Tenía un hematoma en la frente”, le dijo al jurado. “Tenía una forma muy extraña. Parecía una impresión. Tenía uno en el pecho. Parecía un rasguño”, agregó conmocionada.

La ex esposa de Gregor dijo haber llevado a su hijo al médico y que no encontraron ningún motivo real de preocupación. Sin embargo, durante el examen, el niño le reveló al médico que su padre lo había hecho correr en la cinta “porque estaba demasiado gordo”.

El 2 de abril de 2021, Corey se despertó de su siesta arrastrando las palabras, tropezando y sintiendo náuseas. Su padre lo llevó rápidamente al hospital donde fue declarado muerto.

El acusado llevó el cuerpo inerte del niño al Centro Médico Océano Austral”, dijo el fiscal. “Informó que Corey tenía sueño y vomitaba. Corey fue admitido rápidamente y lo llevaron a la Sala 6 del departamento de emergencias”.