Copa Libertadores

Con gases lacrimógenos y un clima hostil fuera del estadio, River rescató un puntazo contra Junior en Barranquilla

River empató 1-1 contra Junior en Colombia, en medio de un momento tenso en las afueras del estadio. Paulo Díaz de cabeza marcó el empate a los 92'.
River logró un puntazo.

River logró un puntazo.

River jugó contra Junior en la calurosa ciudad colombiana de Barranquilla, por la cuarta fecha de la Copa Libertadores en la antesala del Superclásico del domingo contra Boca por los cuartos de final de la Copa de la Liga, y rescató un punto de oro.

Fue 1-1 en Colombia, gracias al agónico gol de Paulo Díaz, a los 92 minutos, con un gran cabezazo cruzado. En las afueras del estadio, se escuchaban bombas de estruendo y en un momento del primer tiempo, se debió frenar debido al gas lacrimógeno que entró al estadio.

El primer tiempo para River fue una pesadilla: Junior le manejó la pelota como quiso y fue claramente superior. Miguel Borja puso el 1-0 cuando promediaba la primera mitad.

En el complemento, Gallardo metió dos cambios: Palavecino y Carrascal por Vigo y Álvarez. De a poco, el Millonario empezó a avanzar en el campo con otro protagonismo. Luego, entraron Suárez, Borré y Angileri. Junior se dedicó a esperar los últimos minutos y llegó el castigo a los 92': Angileri le puso la pelota a la cabeza a Díaz para el 1-1.

Este empate de River sirve como agua, ya que si era derrotado en Barranquilla, quedaba tercero en el grupo por diferencia de gol. Ahora, está segundo cómodo, detrás de Fluminense y espera a Boca con una sonrisa.

Embed

Se habló de