La historia de la mejor Selección de Colombia, el histórico 5-0 vs Argentina y su trágica debacle

Con Valderrama como la estrella y uno de los líderes de ese equipo, la Selección de Colombia llegó a la cima del fútbol, pero una estrepitosa debacle arruinó todas sus ilusiones de consagrarse campeón mundial. Conocé la historia.
La Selección de Colombia venció 5 - 0 a Argentina en 1993 y

La Selección de Colombia venció 5 - 0 a Argentina en 1993 y, lo que parecía el inicio del camino hacia la gloria, terminó en una tragedia.

En 1993, la Selección Argentina sufrió una de sus derrotas más duras. En el Estadio Munumental de Buenos Aires, la Selección de Colombia venció 5 a 0 a la Albiceleste, con dos goles de Freddy Rincón, otro par de Faustino Asprilla y el último de Adolfo "El Tren" Valencia, mientras la afición local reclamaba el retorno de Diego Armando Maradona al equipo.

Esta derrota fue la más grande que sufrió Argentina en su historia, pero también significó uno de los logros más importantes de la Selección cafetera. Con ese triunfo, el equipo de Carlos Valderrama lograba la clasificación al Mundial de Estados Unidos.

Por su parte, Argentina, bicampeona de América, terminaba con una racha de 30 partidos sin perder y se hundía en la incertidumbre de tener que jugar un repechaje contra Australia para poder clasificar al Mundial de 1994.

Para el fútbol colombiano, ese fue el momento de mayor gloria alcanzado y muchos aseguran que lo sigue siendo.

Sin embargo, aquella alegría fue, a su vez, la antesala de un fracaso totalmente inesperado. Ese fue un golpe con la dura realidad para el país, después de sentir que estaba en la cima del mundo.

image.png

La inicio de la gloria cafetera que no fue

"Fue fundamental que el Pibe Valderrama empezó a pedir el balón con mucha virtud y se dedicó a repartir el juego de una manera muy interesante", recordó para BBC Mundo el periodista deportivo Mauricio Silva.

Del lado argentino estaban Sergio Goycochea, Oscar Ruggeri, Fernando Redondo, Diego Simeone y Gabriel Batistuta entre otros grandes futbolistas. Sin embargo, no fue suficiente para detener a la gran Colombia.

"Al principio los jugadores no entendieron la dimensión de lo que acaban de hacer. Recién en el camerino empiezan a mostrar mayor júbilo", contó Silva, quien también detalló que en ese mismo momento comenzó la debacle de ese equipo.

image.png

Colombia, el gran favorito

En ese 1993, Valderrama fue coronado como "Rey de América", la tradicional distinción hecha por los periodistas de todo el continente.

Incluso, Faustino Asprilla, quien se desempeñaba como delantero en el seleccionado cafetero, llegó a decir que sería goleador en la Copa del Mundo y Óscar Córdoba, le confesó a la prensa de su país que creía que podía ser el mejor arquero de dicho campeonato. De la noche a la mañana, Colombia se convirtió en uno de los grandes candidatos a ganar el Mundial de Estados Unidos del siguiente año.

Ya en 1994, la Selección de Valderrama se perfilaba como uno de los grandes candidatos a ganar el Mundial, luego de que Johan Cruyff, Franz Beckenbauer y Pelé dijeran que era uno de los favoritos.

En las calles colombianas se respiraba esperanza, ya que eran muchos los habitantes de dicho país que creían que había llegado el momento en el que se efectuara la mayor hazaña y ganaran la tan ansiada Copa del Mundo.

Según el periodista Alberto Salcedo le explicó a BBC Mundo “todos, jugadores y resto del país, perdimos la chaveta y empezamos a celebrar el título que no nos habíamos ganado" y añadió que, luego de ese 5 – 0, Colombia “reacciona mal, con soberbia o con triunfalismo”, considerándolo una de las claves de la debacle.

image.png

La tragedia colombiana

Después del quinto gol colombiano en Buenos Aires, en las calles de Colombia comenzaron a escucharse disparos, que derivó en una tragedia inolvidable.

Esa noche, murieron entre 70 y 85 personas y alrededor de 900 personas resultaron heridas como consecuencia de la celebración cafetera.

El enorme triunfo elevó el autoestima de ese país, pero no pudo ponerle fin a la violencia que se vivía en ese momento. En ese momento, Colombia llevaba cuatro décadas de conflicto armado y casi veinte años de narcotráfico.

Entre ese partido y el comienzo del Mundial que se disputó en Estados Unidos, Pablo Escobar fue abatido a balazos y el Cartel de Cali se sumó al negocio de la cocaína. Incluso, su poder era tan grande que los capos de dicha organización lograron tener frente a frente a parte de ese equipo para ofrecerles grandes cifras de dinero si ganaban la copa.

Sin embargo, las cosas no salieron como se esperaba: Colombia, que fue a Estados Unidos para salir campeón, quedó eliminada en la primera ronda del torneo. Y a eso se le sumaba la violencia que se vivía.

Andrés Escobar, el defensor que anotó un gol en contra ante el país anfitrión de dicho Mundial, fue asesinado a balazos a la salida de una discoteca pocos días después de ese hecho.

La muerte del defensor fue el cierre de la historia que comenzó como el momento más glorioso de la historia del fútbol colombiano.

image.png

Se habló de
s