A24

Amenaza de bomba en Aerolíneas Argentinas: la azafata se negó a declarar y seguirá detenida

Daniela Carbone, la imputada por el hecho, habría actuado por un despecho amoroso y podría recuperar la libertad mañana.
Por ahora seguirá detenida

Por ahora seguirá detenida, aunque en horas de mañana la azafata podría recuperar la libertad. 

Quedará detenida, por lo menos hasta mañana, la azafata Daniela Carbone, indicada como la autora de un llamado de amenaza de bomba en el vuelo a Miami de Aerolíneas Argentinas el pasado 21 de mayo.

En el programa “Quién, Cuándo, Dónde” de Martín Candalaft en A24 se trató el tema y el móvil de la azafata habría sido un despecho, porque su expareja viajaba con su novia en ese vuelo.

En tanto, también se supo que en la indagatoria fue ante el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena donde la imputada se negó a declarar y seguirá detenida, al menos hasta que el juez defina su situación procesal para lo cual tiene diez días por delante.

No obstante, trascendió que los hechos que le imputan son excarcelables y podría recuperar la libertad mañana.

La mujer de 47 años habría dicho "decile al capitancito que le pusimos tres bombas en el Miami [sic]. Que se deje de joder con la política y chequee el avión porque van a volar en mil pedazos".

Por ello, el vuelo AR 1304 Ezeiza-Miami que llevaba a 270 pasajeros y 12 tripulantes y tenía prevista su salida a las 7.35 de la mañana del domingo 21, se demoró varias horas, pues se hizo la evacuación por el protocolo de seguridad hasta que se detectó que la amenaza era falsa.

La imputación que le leyó hoy el juez es por los delitos de intimidación pública, entorpecimiento de los servicios públicos y coacción agravada.

Embed

La azafata habría actuado por despecho

Para los investigadores la historia es simple y no está relacionada a la política como menciona, si no que quiso confundir. En ese avión estaba trabajando un auxiliar de cabina con quién Carbone había estado de novia hacía dos meses atrás. Ese vuelo no solo era por trabajo, sino que el hombre se embarcaba con su nuevo amor.

Tras varios análisis del audio enviado a compañeros a través de la web The Voice Changer se pudo descifrar que la voz distorsionada pertenecía a Carbone, comisario de abordo.

Ese mensaje de voz fue enviado de un celular prepago perteneciente a la hija mayor de edad de la azafata. A pesar de que todas las pericias daban por concretado quién había hecho la amenaza, en un allanamiento se obtuvo más información.

En el domicilio de la imputada se incautaron un Iphone 13 Pro y otro 12 Pro que habían sido utilizados con la línea identificada desde donde salieron las amenazas.