buena onda

La Bonaerense, otra vez en pie de guerra, vuelve a preocupar a Kicillof y Berni: ¿cómo se prepara el nuevo conflicto de los uniformados?

por Facundo Pastor | 07 de feb de 2021 - 07:25
La Bonaerense, otra vez en pie de guerra, vuelve a preocupar a Kicillof y Berni: ¿cómo se prepara el nuevo conflicto de los uniformados?

El conflicto amenaza con escalar durante la semana. Los reclamos estructurales que la Policía Bonaerense arrastra desde hace años jamás fueron solucionados por el gobierno de Axel Kicillof y esa situación puede convertirse en la antesala de un nuevo reclamo protagonizado por los uniformados.

El planteo, que por ahora fue virtual, comenzó hace varios días desde una página de Facebook y mediante grupos de WhatsApp organizados. Desde esas plataformas, los policías realizaron una convocatoria para una protesta el 11 de febrero, a las 8 horas, en tres puntos: en Puente 12, en La Matanza, donde tiene su base de operaciones el ministro de Seguridad, Sergio Berni; en Mar del Plata, y en Pinamar.

El gobierno de la provincia mira esa fecha con preocupación. No quieren que se vuelvan a replicar las imágenes del 2020. Según fuentes oficiales, se trata de la misma organización conocida como “Policías Reclamando” que en septiembre pasado impulsaron la movilización que se extendió en casi todo el Conurbano y que tocó las puertas de la residencia presidencial de Olivos.

Aquella revuelta incluyó hombres armados haciendo batucadas y asambleas anárquicas con pernocte en lugares estratégicos de la provincia. Las escenas estuvieron al borde de la sedición y obligaron a un frustrado intento de negociación encabezado por el propio Julio Vitobello, secretario de la presidencia.

En las últimas horas, el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, aseguró que el nuevo reclamo “no corresponde”, porque “hubo un compromiso cumplido por el Gobierno por empezar a reparar las injusticias que se fueron generando a lo largo de los años y que la gestión de María Eugenia Vidal profundizó”.

Sin embargo, los policías insisten en que la disconformidad está en el desfasaje salarial de la Bonaerense en relación con otras instituciones armadas nacionales. Previendo que los incidentes puedan escalar a otras fuerzas, este martes, el ministerio de Seguridad de Nación completó un aumento del 25 por ciento para los integrantes de la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Prefectura Naval y Gendarmería Nacional.

Al reclamo salarial se le suman otros como “el de poder acceder a una preparación física, académica, y táctica; el acceso a la vivienda digna, la provisión de uniformes, chalecos antibalas no vencidos y municiones en cada semestre, la creación de por lo menos dos Hospitales Policiales, la evaluación psicológica a todo el personal, el traslado urgente de todos los detenidos alojados en comisarías, reformas edilicias de las Dependencias, patrulleros en condiciones, la regularización de los Pagos de Policía Adicional y la libertad de elegir obra social o que se mejoren las prestaciones de IOMA”.

Varias fuentes de la gestión provincial le apuntaron a Florencia Arietto, exfuncionaria del Ministerio de Seguridad de la Nación bajo la gestión de Patricia Bullrich. La abogada en su cuenta de Twitter escribió: "Es público que la policía bonaerense va a hacer un reclamo. Estemos atentos porque el kirchnerismo va a victimizarse diciendo que es una sublevación antidemocrática. Nada de eso será, solo personas que ponen el pecho en la calle todos los días pidiendo mejores salarios".