Ataque

Conflicto en La Rioja: tras atacar la casa del gobernador Quintela, sigue la protesta de trabajadores estatales

La residencia de Ricardo Quintela fue atacada e incendiada este lunes por la noche en medio de un reclamo por sueldos adeudados. Hoy los manifestantes continúan el acampe.
Conflicto en La Rioja. (Fuente: @ManfraLuis)

Conflicto en La Rioja. (Fuente: @ManfraLuis)

En un clima de extrema tensión, un grupo de trabajadores precarizados que desde hace tres días acampan en la puerta de la residencia del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, reclama el pago de sueldos adeudados. Ayer por la noche, el lugar fue atacado e incendiado en medio de protestas.

El episodio se da un contexto de disputa entre el gobernador (Frente de Todos) y la intendenta Inés Brizuela y Doria (Juntos por el Cambio) desde hace meses, cuando la jefa comunal acusó a Quintela de negarles asistencia para el pago de salarios a más de 1800 empleados que fueron pasados a planta permanente.

Conflicto en La Rioja: qué sucedió

Trabajadores municipales de la ciudad de La Rioja intentaron ingresar ayer al edificio de la comuna por atrasos salariales y despidos en un episodio que la intendenta de la capital riojana, Inés Brizuela y Doria, calificó como un "intento de toma por parte de inadaptados".

La protesta ocurrió en el marco de un conflicto protagonizado por los 800 trabajadores de la comuna que forman parte del Programa de Empleo Municipal (PEM), que fueron pasados a planta permanente por la intendencia hace unos días en una decisión que el gobierno provincial definió como una maniobra "irresponsable", "electoralista" y "unilateral".

Embed

El municipio de La Rioja responde políticamente a Juntos por el Cambio, que en las últimas elecciones de la provincia perdió las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), mientras que la administración provincial, al mando de Ricardo Quintela, forma parte del Frente de Todos.

Desde el gobierno de Quintela acusan a Brizuela y Doria de haber concedido el pase a planta por una mera cuestión electoral y sin contar con respaldo en fondos propios para hacerse cargo del costo económico de la medida, tras lo cual advierten que desde la Casa de Gobierno no saldrá un peso para costear esa decisión.

Se habló de
s