Violencia

Crimen de Lola Chomnalez: liberaron al primer procesado del caso

La justicia uruguaya decidió liberar a uno de los sospechosos del crimen luego de que se conocieran los resultados de una pericia clave que determinaría su inocencia.
Liberaron a uno de los sopechosos por el crimen de Lola Chommalez
Liberaron a uno de los sopechosos por el crimen de Lola Chommalez

La investigación del crimen de Lola Chomnalez tuvo un giro inesperado luego de que liberaran este lunes a Ángel Moreira, alias “Cachila”, el primer procesado que cumplía prisión preentiva desde 2019, acusado de coautoría y encubrimiento del crimen de la adolescente argentina.

El crimen de Lola Chommalez ocurrió en el balneario uruguayo de Valizas, el 28 de diciembre de 2014.

“Quiero a mis hijos, que hace tres años y dos meses que no los veo. Y la pasé mal. En la cárcel de Rocha casi me mataron”, dijo Ángel Moreira al recuperar la libertad por disposición del juez de del Departamento Judicial de Rocha, Juan Giménez Vera.

El juez dictó el fallo luego de escuchar los argumentos de la defensa de Moreira y la captura del principal sospechoso, a quien detuvieron en mayo 19 y quien está cumpliendo prisión preventiva.

El principal sospechoso cayó gracias a una prueba de ADN que habría sido clave en el caso. El estudio también determinó que había huellas del presunto asesino en el pareo y en la mochila de Lola.

Quien es el principal sospechoso de la muerte de Lola Chomnalez

Se trataría de un hombre de 39 años quien en 2003 fue detenido por lesiones personales y en 2009 por violación y vivió en Rocha.

La hipótesis de la policía es que el hombre habría tratado de abusar sexualmente de la víctima, pero ella se resistió y en esa lucha la adolescente fue herida de muerte, y el atacante decidió huir.

Un hombre que supuestamente "vio morir" a la joven declaró que "Venía caminando normal, con la mochila. Tenía un short y una blusita fina". Luego le ofreció la estampita y la acompañó hacia una zona de árboles donde se desvaneció.

Este testimonio fue puesto en duda ya que según la abogada del imputado su declaración se debió a que fue "presionado" por la policía para que hablara.

El dato del ADN resultó fundamental a la hora de su liberación.

s