Gatillo fácil

"¿Dónde está la droga, villerito de mierda?": el supuesto relato de los policías de la Ciudad que balearon al joven futbolista de Barracas

El padre de uno de los amigos que acompañaban a Lucas G dio un crudo testimonio sobre lo que pasó a la salida del entrenamiento.
Uno de los carteles de la marcha en apoyo a Lucas G

Uno de los carteles de la marcha en apoyo a Lucas G, el joven futbolista que falleció al ser baleado por la Policía de la Ciudad.

"¿Dónde está la droga, villerito de mierda?". Esas habrían sido las palabras de uno de los tres policías de la Ciudad que balearon a un grupo de jóvenes futbolistas de Barracas Central, entre los que se encontraba Lucas G, de 17 años, que falleció esta tarde a raíz de un disparo en la cabeza que lo produjo una muerte cerebral.

El testimonio es de Javier, padre de uno de los menores que acompañaban a Lucas G y dueño del auto en el que salieron del entrenamiento del club porteño.

"Eran las 9.30, un poquito menos, y paran en un kiosquito a comprar dos jugos, y cuando arrancan los cruzan dos autos sin identificación que diga que era de la policía, de los cuales bajan tres personas que tampoco se identifican ni con un chaleco, con una chapa o con un grito", contó a A24 en el medio de una marcha de apoyo al joven que peleaba por su vida en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

"Y empiezan a los tiros. Empiezan a acribillar a los chicos. Mi hijo se asusta y piensa que lo quieren robar, como lo pensaría cualquiera. Esquiva y se va. Y cuando sale, se le cae su amigo en su regazo. Cuando quiere cambiar el cambio para acelerar, no puede porque estaba su amigo arriba de él", relató con indignación.

Embed

"En ese interín, me llama. 'Papá, papá, me acaban de robar, le pegaron tres tiros a mi amigo'. Se corta. Él ve dos policías, frena el auto y los reducen como si fueran dos delincuentes. Después de todo, a mi hijo y a los otros nenes, los llevaron a un instituto de menores a pasar la noche", agregó.

Javier aseguró también denunció que el arma de la que habla la Policía de la Ciudad "fue plantada, no hay dudas".

Y sumó el relato del padre de otro de los menores, que acudió al lugar de los hechos. "El papá de ese nene, cuando llega, encuentra a mi hijo y a su hijo esposados en el piso. Y el amiguito en el auto peleando por su vida por los balazos que le pegaron", dijo.

Además, detalló que "cuando los redujeron les dijeron villeritos, que había que matarlos a todos, y decían que él le disparó al amigo. '¿Dónde está la droga, villerito de mierda? Mirá lo que le decían...".

Se habló de
s