Violencia

Dos jóvenes fueron ferozmente atacados a la salida de una fiesta de 15: "Dejalo, ya está muerto"

El hecho ocurrió en la provincia de Salta cuando un grupo de 10 personas atacaron a los dos adolescentes con golpes y patadas hasta dejarlos inconscientes.

Los menores sufrieron graves heridas. (Foto NA: captura de video)

Los menores sufrieron graves heridas. (Foto NA: captura de video)

Dos adolescentes fueron atacados ferozmente por un grupo de 10 personas cuando volvían de una fiesta de 15 en la localidad de General Mosconi, provincia de Salta y el hecho se compara con la muerte de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

A la salida del evento llevado a cabo en un salón llamado La Casona, situado a una cuadra del departamento policial, entre las calles Urquiza y 20 de Febrero, los jóvenes volvían a su casa el sábado alrededor de las 5 de la madrugada cuando fueron sorprendidos por los agresores.

La patota comenzó a propinar trompadas, patadas y cintazos mientras las víctimas se encontraban en el piso.

Uno de los adolescentes le relató a un medio local que: "Ellos venían en cinco motos, nos rodearon y comenzaron a golpearnos. Le querían pegar a mi amigo y a mí, me dijeron `vos no te metás´ pero no podía dejarlo solo así que quise defenderlo por eso casi nos matan a los dos".

Las agresiones fueron filmadas por un testigo que llegó al lugar a bordo de una moto, y cuya grabación ya está en poder del fiscal penal de Tartagal Pablo Cabot, quien lleva adelante la investigación del caso.

En los videos se escucha cuando una de las chicas le grita a los agresores "dejalo, ya está muerto", en referencia al menor que había salido en defensa de su amigo.

"Yo primero me defendía, pero después de los golpes comencé a sentir que perdía el conocimiento y me quedé quieto en el suelo. Eso me salvó porque creyeron que me habían matado a golpes", sostuvo el chico de 17 años.

Embed
frameborder="0" allowfullscreen allow=" frameborder="0" allowfullscreen allow="autoplay, fulcrem">

"Cuando yo me desmayaba solo sentía que me azotaban con el cinto, pero no me acuerdo más", concluyó.

Los chicos fueron salvados por otras dos adolescentes porque, a pesar de los gritos, ningún policía advirtió lo que sucedía aún encontrándose a menos de una cuadra. Las adolescentes llegaron de casualidad al lugar de los hechos, ya que habían asistido a la misma fiesta de 15, en la que estuvieron presentes las víctimas.

La secuencia continuó a pocos metros, donde la segunda víctima fue alcanzada por los atacantes. En este caso, la filmación comienza cuando el joven estaba tirado en el suelo en posición fetal, intentando cubrirse de los golpes.

Una mujer mayor de edad habría dado la orden del ataque

Sin embargo, una de las agresoras agarró una botella de vidrio y quiso golpearlo en la cabeza, pero la chica que intentaba controlar la situación la frenó a tiempo.

Daniel Díaz, el abuelo del adolescente atacado en segunda instancia, realizó la denuncia y lamentó lo acontecido: “De solo ver las imágenes, era impresionante ver de qué manera salvaje los golpeaban, los pateaban, los azotaban cuando los dos estaban tirados en el suelo y no podían moverse”.

Además, responsabilizó a una mujer mayor de edad: "Comenzó a agredir a los chicos y los acusó de haberle hecho algo, no sabemos qué”. En este sentido, añadió: “Eso hizo que los otros menores realizaran la salvajada que se ve en las imágenes, pero la mayor responsable es esa mujer”.

La hija de esta mujer los pateaba en la cabeza y buscaba romperle una botella en el cráneo si no fuera que intervino otra persona. La intención de esta gente sin duda era matarlos a golpes a los dos porque las imágenes no mienten”, explicó el hombre.