Violencia de género

Femicidio de Araceli Fulles: "Mi hija no va a salir más del cementerio. Que ellos no salgan más de la cárcel".

Esta semana empezaron las audiencias por el crimen de la chica de 22 años, en 2017. ¿Qué pasó con los imputados?
Luciana Arias
por Luciana Arias |
Cuatro años y cinco meses después del femicidio empezó el juicio oral contra los acusados por el crimen. Durante este tiempo Mónica y el papá de Araceli marcharon decenas de veces para que el crimen de su hija no quede impune. 

Cuatro años y cinco meses después del femicidio empezó el juicio oral contra los acusados por el crimen. Durante este tiempo Mónica y el papá de Araceli marcharon decenas de veces para que el crimen de su hija no quede impune. 

A Arceli la buscaron durante casi un mes. La encontraron en el patio de la casa de la madre de Darío Badaracco. Había sido violada

A Arceli la buscaron durante casi un mes. La encontraron en el patio de la casa de la madre de Darío Badaracco. Había sido violada, enterrada y cubierta de cal

Pero yo le pido siempre primero a mi hija y después a Dios que haya justicia por ella

Pero yo le pido siempre primero a mi hija y después a Dios que haya justicia por ella, que vayan todos presos", dice Mónica Ferreyra, la mamá de Araceli Fulles, víctima de femicidio en 2017.

A Badaracco se lo vinculaba a la policía. Apenas empezaron con la búsqueda ya el juzgado ordenó requisar la casa de José León Suárez

A Badaracco se lo vinculaba a la policía. Apenas empezaron con la búsqueda ya el juzgado ordenó requisar la casa de José León Suárez, donde vivía la madre del hombre. La policía aseguró que no había nada.

Cada día cuando se levanta, Mónica Ferreyra abraza y besa el cuadro de su hija Araceli Fulles. Le pide que la guíe y le de fuerzas. Después se prende un cigarrillo. No está dispuesta de dejar ir a "su Negra", dice la mujer. Araceli tenía 22 años cuando fue víctima de femicidio. La encontraron muerta en una casa de José León Suárez en abril de 2017.

"Todo lo que le pido a ella me lo concede. Dicen que primero está Dios. Pero yo le pido siempre primero a mi hija y después a Dios que haya justicia por ella, que vayan todos presos", dice Mónica a A24.com. Este no fue cualquier lunes para la familia Fulles. Cuatro años y cinco meses después del femicidio empezó el juicio oral contra los acusados por el crimen. Hasta ahora ninguno de los que, por estos días, se sientan en el banquillo fue preso. "Pasó todo este tiempo y mientras tanto disfrutaron la libertad afuera todos estos señores".

Araceli Fulles mamá Mónica con foto Araceli.png

El único que llegó detenido fue Carlos Cassalz, de 39 años, que quedó demorado cuando fue a votar durante las PASO de este domingo por amenazas contra Mónica y a un testigo del caso. Según explicó Diego Szpigiel, el abogado de la familia, el hombre le mandó a Mónica un video donde se lo veía con una ametralladora mientras decía: “hay bala para toda la familia”. Ya había amenazado al testigo Martín Guardia.

"Así como yo a mi hija no la saco más de un cementerio, que ellos tampoco salgan más de la cárcel". "Que haya comenzado el juicio es una forma de que pueda haber justicia por Araceli y que ella pueda descansar en paz. Nosotros no tenemos paz todavía. Este dolor, esta ausencia, el no poder verla ni tocarla están siempre. Se la extraña muchísimo", dice Marta.

¿Qué pasó con Araceli Fulles y qué sospechas hay sobre la policía?

A Araceli la habían visto por última vez durante la madrugada del 2 de abril de 2017, en una plaza próxima a su casa. A las 7 de la mañana de ese día le había mandado un mensaje a Mónica: "Vieja, prepará las cosas para el mate que estoy yendo para casa". Fue lo último que se supo de ella.

La buscaron durante 25 días. Su cuerpo se encontró el 27 de abril en la casa de la madre de Darío Badaracco, de 31 años, en José León Suárez, partido de San Martín, tras rastrillajes con perros de los Bomberos Voluntarios de Punta Alta. Araceli había sido violada, enterrada y cubierta de cal. El hombre declaró tres veces ante la fiscal Graciela López Pereyra. Resultó sospechoso, sin embargo no lo detuvieron.

Araceli Fulles Dario Badaracco detenido y muerto.png

A Badaracco se lo vinculaba a la policía. Apenas empezaron con la búsqueda ya el juzgado ordenó requisar la casa de Alfonsina Storni 4477, donde vivía el hombre. La policía aseguró que no había nada. Tras el hallazgo del cuerpo Badaracco escapó. Lo detuvieron luego de que una mujer embarazada lo reconoció, lo corrió y alertó a las fuerzas de seguridad.

Un día después de que dieran con el cuerpo la división de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense separó de sus cargos a tres policías de la Comisaría 5ª de San Martín. Se trata del subcomisario Hernán Humbert, el oficial principal José Gabriel Herlein y el numerario Elián Ávalos, que es hermano de uno de los imputados por el femicidio. Esa era la comisaría donde la familia de Araceli había denunciado la desaparición de la joven.

La sospechosa muerte del detenido

Según la autopsia Araceli murió tras recibir "asfixia mecánica" con un elemento compatible con precintos plásticos. Darío Badaracco, el único detenido que tuvo en su momento el caso, murió el 13 de abril de 2019 luego de pasar cinco días internado en un hospital de Olavarría, tras un episodio con tintes mafiosos. Estaba detenido en el penal de máxima seguridad de Sierra Chica. Dos compañeros de celda lo atacaron a golpes y lo obligaron a tomar agua hirviendo.

Araceli Fulles retrato.png

¿Quiénes son los acusados por el femicidio de Araceli?

El Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de San Martín, que integran los jueces Martín Klobovs, Carolina Martínez y Aníbal Bellagio, juzga a los acusados en la causa por “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio”.

Además de Cassalz, los otros imputados son Hernán Rodrigo Badaracco -hermano de Darío Badaracco- Hugo Cabañas, Carlos Antonio Ibarra, Marcelo Escobedo, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos.

Mónica vuelve a tomar fuerzas y responde el mensaje después de una jornada de audiencias. Tanto ella como el padre y los dos hermanos de Araceli tuvieron que declarar ante el Tribunal. "Nosotros estamos todos destruidos. A veces tratamos de juntarnos entre todos, ir a comer afuera, distraernos. Pero ella está muy presenten en nosotros", dice.

¿Por qué llegaron al juicio en libertad?

La decisión la tomó la Cámara de Apelaciones de San Martín que consideró que no contaban con las pruebas para acreditar su participación. Los peritajes sin resultados, las "falsas pistas" puestas para desorientar y la conservación deficiente de las muestras que tomaron en la casa de Badaracco, entre otras fallas, llevaron al presidente del tribunal, Carlos Hermelo, a explicar que se les otorgaba la excarcelación tras la "ineficiencia del sistema investigativo".

"Cualquiera sea la sentencia que haya no me va a devolver a mi hija. Ojalá pudiera cambiar el resultado de la sentencia por que me devuelvan a mi hija. Pero no se puede." El abogado de la familia estima que el juicio podría llevar cerca de un mes. "Espero que no tengan beneficios porque no le dieron el beneficio de seguir viviendo a mi hija. Mi Negra va a estar siempre conmigo", dice Mónica. "Mi hija no va a salir más del cementerio. Que ellos no salgan más de la cárcel".

A pesar de que tiene que estar temprano en las audiencias la mujer no abandona su ritual. El dolor permanece. "Abrazar ese cuadro cada mañana no me llena. Quisiera tenerla a ella para poderla abrazar".

Se habló de
s