Un misterio sin resolver

JonBenét Ramsey: la historia de la niña que fue reina de la belleza y su trágica muerte que jamás se develó

Tenía solo seis años cuando fue hallada sin vida en el sótano de su propia casa. Su muerte fue un verdadero misterio que dividió a un país. ¿Qué pasó esa noche de Navidad en la mansión de los Ramsey? Su familia sigue siendo la principal sospechosa del crimen.
JonBenét Ramsey fue asesinada en su casa

JonBenét Ramsey fue asesinada en su casa, en la Navidad de 1996. 

JonBenét convivió siempre con la etiqueta de ser "la niña más hermosa del mundo". Con apenas seis años, la niña ya tenía muchísimos galardones. Por ejemplo: America's Royal Miss, Colorado State All-Star Kids Cover Girl, Little Miss Charlevoix Michigan, Little Miss Colorado, Little Miss Merry Christmas, Little Miss Sunburst y National Tiny Miss Beauty fueron algunos de los premios más reconocido.

Los flashes estaban presente en cada movimiento que hacía la niña. Fueron muchos los premios, la frivolidad y la exposición. Lejos estaba de tener una infancia normal. Tanto su padre como su madre querían tener a la hija perfecta.

JonBenét Ramsey 1.jpg
Con apenas seis años, JonBenét ya tenía muchísimos galardones de los concursos de belleza donde su madre la llevaba.

Con apenas seis años, JonBenét ya tenía muchísimos galardones de los concursos de belleza donde su madre la llevaba.

JonBenét tenía 6 años la noche de Navidad de 1996. Ese día la encontraron sin vida y poco se sabe cuáles fueron los verdaderos motivos que condujeron a su cruel asesinato. Era hija de millonarios y tenía una vida digna de película. A JonBenét sus padres la habían formado y educado como la niña perfecta. Su madre, Patsy, había sido reina de la belleza en Virginia en su juventud. Por eso, quería que su hija esté hecha a su imagen y semejanza. Por eso llevó a su hija a todos los concursos de belleza.

JonBenét Ramsey 09.jpg
Siempre estuvieron bajo sospecha su madre, su padre y también su hermano mayor.

Siempre estuvieron bajo sospecha su madre, su padre y también su hermano mayor.

Sin embargo, durante la fiesta de Navidad en la mansión donde vivían, ocurrió lo inesperado. Fue violada, su cráneo fue fracturado de un golpe brutal y estrangulada con una soga. Todo lo cometió alguien que estaba dentro de la casa. Su crimen sigue impune y su asesino está libre. Siempre estuvieron bajo sospecha su madre, su padre y también su hermano mayor, tres años mayor que ella.

La última Navidad de JonBenét

El 26 de diciembre de 1996 la policía de Boulder, en el estado de Colorado, recibió un llamado de John Ramsey, su padre, que por entonces era presidente de la poderosa empresa de servicios informáticos Acces Graphic. El hombre denunciaba que había encontrado en su mansión una nota que decía: “Tenemos a tu hija”. En esa carta también le pedían 118.000 dólares como rescate.

JonBenét Ramsey 2.jpg
La noticia del asesinato de JonBenét captó la atención de todos los medios estadounidenses.

La noticia del asesinato de JonBenét captó la atención de todos los medios estadounidenses.

La policía le pidió al hombre que buscara bien por toda la casa. Y así lo hizo. Pero cuando encontró a la pequeña JonBenét, de seis años, muerta en el sótano, empezó un verdadero enigma que jamás pudo ser revuelto. Aunque si se llegaron a conocer los macabros detalles. La autopsia reveló que JonBenét había sido violada y estrangulada.

Michael Baden, el médico forense, reconoció que "no hay evidencia forense que demuestre que fue un asesinato cometido por varias personas". De inmediato, la noticia captó la atención de todos los medios estadounidenses. La foto de la nena y su historia como concursante en innumerables torneos de belleza, ocuparon las primeras planas de los diarios y los noticieros mandaron enviados especiales a Colorado para seguir el caso las 24 horas del día.

Su familia, los principales sospechosos

El crimen estaba siempre en el centro de la escena de la opinión pública. Cuando se conoció que la policía sospechaba de los padres, la sociedad comenzó a dividirse. Incluso, las sospechas crecieron cuando la familia Ramsey adoptaron algunas actitudes extrañas. Por ejemplo, viajaron a Atlanta para sepultar a su hija, contrataron carísimos abogados, se negaron a hablar con la policía y hasta pusieron un agente de relaciones públicas para que se dedicara a atender a la prensa.

Durante la investigación aparecieron pruebas que los comprometían aún más. Pero también otras que los desvinculaban. Para empezar, cuando John Ramsey encontró el cuerpo de su hija y lo levantó, alteró la escena del crimen. La duda aún sigue siendo si lo hizo intencionalmente.

JonBenét Ramsey 3.jpg
Patsy y John, madre y padre de JonBenet.

Patsy y John, madre y padre de JonBenet.

En la cinta que tapaba la boca de JonBenét había algo de un traje que su madre había usado la noche anterior a la fiesta de Navidad. También se determinó que los padres mintieron cuando dijeron que el otro hijo de la pareja, Burke, de 9 años, dormía cuando llamaron a la policía. Su voz quedó registrada en la grabación de la llamada al 911.

Sin embargo, mucho de lo que parecía concluyente fue tapado por otras pruebas. En la frazada blanca usada para envolver el cuerpo de JonBenét se halló un pelo púbico que no correspondía a ningún miembro de la familia. Tampoco pertenecía a John Ramsey el rastro de semen encontrado en la bombacha de la niña.

JonBenét Ramsey 6.jpg
Madre e hija. JonBénet iba a todos los concursos de belleza motivada por su madre.

Madre e hija. JonBénet iba a todos los concursos de belleza motivada por su madre.

Una extraña pisada hallada cerca de donde fue hallado el cuerpo agregó misterio, igual que una rotura en el vidrio de la bodega de vinos, por donde alguien podría haber entrado a la casa. El interrogante aún sigue: ¿cómo nadie pudo escuchar los gritos de la nena en medio de una fiesta familiar navideña?

El asesinato también dividió a policías y fiscales. Nadie pudo resolver como llevar el caso. Incluso la familia Ramsey hicieron una investigación paralela, algo que lejos estuvo de dar resultados certeros.

¿Quién mató a JonBenét?

El 16 de agosto de 2006, el caso volvió a ser noticia al detenerse a John Mark Karr en Bangkok, Tailandia, quien era un profesor estadounidense de 41 años. La policía obtuvo la información de que Karr se había adjudicado la culpa sobre el asesinato de JonBenét a través de un intercambio de correos electrónicos con el periodista Michael Tracey. El sujeto confesó haber sido el autor del crimen, agregando que la muerte de la niña “fue accidental”. Aparentemente, el hombre estaba obsesionado con la menor, incluso pretendía escribir un libro sobre el trágico caso.

JonBenét Ramsey 5.jpg
JonBenét y su hermano, también sospechoso de su muerte.

JonBenét y su hermano, también sospechoso de su muerte.

Sin embargo, el 28 de agosto del mismo año, las pruebas de ADN confirmaron que Karr no era el asesino, ya que sus muestras no tenían relación con las presentes en el cadáver de JonBenét. Además, siempre llamó la atención de las autoridades la insistencia con que el sujeto se atribuía la responsabilidad del asesinato y algunas contradicciones en su discurso. Por ejemplo, cuando aseguró que el día del homicidio, él había ido a buscar a la niña al colegio, el High Peaks Elementary School. Pero no se percató que ese día no era época de clases.

No se le presentaron cargos por la muerte de JonBenét, pero quedó arrestado debido a las acusaciones que lo vinculaban a la pornografía infantil. El caso otra vez volvía a foja cero.

¿Qué pasó esa noche de Navidad en la mansión de los Ramsey? ¿Cómo alguien pudo ingresar, violar y asesinar de manera brutal a la niña y nadie escuchó nada? El misterio todavía perdura.

s