Muerte y violencia institucional

La escalofriante historia del chico de 18 años que apareció "suicidado" en una comisaría de Moreno

Marcos Ortega había salido a bailar a un boliche con sus amigos cuando fue detenido por el presunto robo de un celular.

Marcos Ortega tenía 18 años (Foto: archivo).

Marcos Ortega tenía 18 años (Foto: archivo).

Marcos Ortega tenía 18 años cuando en febrero de este año decidió ir a bailar con sus amigos y se convirtió en el protagonista de un repudiable caso de muerte y violencia institucional. Esa noche, la policía lo detuvo a pocas cuadras del boliche, acusado del robo en banda de un celular.

El adolescente fue llevado a la comisaría 8va de Las Catonas, en Moreno. Cuando la familia fue a retirarlo, les pidieron 150 mil pesos para no iniciarle una causa. Al no obtener la totalidad del dinero, el joven quedó demorado.

Días más tarde, a la familia le dieron una noticia impactante. Al respecto, en diálogo con el programa Desayuno Americano, Evelina, la madre, dio detalles del hecho.

Cómo fue la muerte de Marcos Ortega

"Cuando a mí me avisan, alrededor de las 2 de la tarde, que Marcos estaba detenido en la comisaría número 8 acá de Las Catonas, me llamo un auto y me vengo de inmediato porque nunca había estado preso", recordó.

"Llego, me toman los datos, se me acerca un policía y me dice 'mirá, si te lo querés llevar ahora, antes que lo empapelen por un celular, entrega 150.000 pesos", detalló la mujer.

Embed

Tras esto, contó que tenía 110.000 pesos para el pago de su alquiler. "Se los entregué y me dice 'espera acá'. Tardó dos minutos y vino con unos papeles para que yo firme, Cuando veo, eran los datos míos y de mi hijo", agregó.

"Le pregunté si me lo podía llevar y me dice 'no señora, queda detenido hasta el lunes, que tome asunto la fiscalía de Moreno'. Yo le digo que le había dado la plata y me dice 'lo que usted está haciendo es un soborno'", expresó.

La noticia que ningún padre quiere oír

El joven quedó demorado. Sin embargo, la familia de Marcos Ortega no sabía que lo peor estaba por ocurrir. "El lunes a la madrugada, llega un móvil a mi casa y me dicen que había ocurrido un inconveniente con Marcos", contó la mujer.

"Automáticamente, agarré mi bolso con los documentos, me subí al móvil junto con una chica que era novia de Marcos y nos vinimos. Se me cruzaron 1500 cosas, pero nunca pensé que mi hijo estaba muerto", aseveró.

Sobre cómo fue la muerte, la madre sostuvo: "No sé qué pudo haber pasado porque Marcos estaba muy tranquilo. A mí me dicen que se mató con una toalla en la celda, pero no me dejaron ingresar nada, solamente la comida", reveló.

En relación con cómo fue el hecho, la madre aseguró: "Cuando me dice el policía que lo habían encontrado ahorcado en su celda, le pedí que me lo dejen ver y me dijeron que no porque estaban trabajando los peritos".

Embed

El aberrante relato de una testigo clave

En este marco, se conoció el relato de una testigo que estuvo también detenida en esa comisaría, vio el estado del joven y realizó una denuncia en el Comité de la Tortura.

También en diálogo con Desayuno Americano, la joven, que ese día había sido aprehendida por una pelea familiar, detalló: "Me llevan, me entran a una celda en la comisaría, me empiezan a pegar, a maltratar, me arrancan de los pelos, me tiran agua", dijo.

"Cuando se van, me pongo a llorar y ahí él (por Marcos) me grita 'amiga, ¿estás bien?' (...) pateo la puerta, se abre y corro hacia él. Estaba en boxer, con unas zapatillas, sin cordones, tapado con un colchón", relató.

"Le digo '¿por qué estás así desnudo?' Y me dijo: 'Hace un rato, antes de que vos llegues, la policía me mojó. Me sacan todas las mañanas al patio, me mojan con agua fría y me tiran con el matafuego. Y le digo '¿Cómo que te tiran? Te pueden lastimar. Se dio vuelta y tenía todo blanco y la espalda colorada". La testigo contó que fue liberada poco después y decidió realizar la denuncia.