Peronismo vs. peronismo

17 de octubre: la interna del Frente de Todos quedó expuesta en la plaza del Día de la Lealtad

Las diferencias en el peronismo quedaron expuestas en la conmemoración del 17 de octubre. ¿En qué no se ponen de acuerdo? El rol de la CGT como contrapeso en el Frente de Todos.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Las agrupaciones que integran el Frente de Todos marcharon a Plaza de Mayo. (Foto: prensa)

Las agrupaciones que integran el Frente de Todos marcharon a Plaza de Mayo. (Foto: prensa)

Lo que debía ser una celebración y una convocatoria a Plaza de Mayo para reunir fuerzas ante lo que queda de campaña terminó convirtiéndose en una prueba más de las divisiones que hieren al Frente de Todos, en un momento que no deja de ser inoportuno por la inminencia de las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

El tema de discordia: el pago de la deuda al FMI. Una postura que los sectores más duros del kirchnerismo vienen manifestando desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, pero que en este Día de la Lealtad del 17 de octubre quedó ratificada en la voz de Hebe de Bonafini y los aliados periféricos de la coalición oficialista.

Como maestra de ceremonias del acto en la Plaza de Mayo, Bonafini eligió hablarle directamente al Presidente: “Nos da mucha tristeza porque usted siempre se junta con los ricos, con IDEA, con los grandes empresarios y con los gordos de la CGT, y a nosotros ni nos escucha ni nos mira”.

AlbertoFernández con Hebe De Bonafini en Casa Rosada
Alberto y Hebe, una relación tirante. (Foto: archivo)

Alberto y Hebe, una relación tirante. (Foto: archivo)

“Todos los que estamos acá somos parte del pueblo que lo votó y que lo va a seguir votando si se comporta como debe y nos acompaña a no pagar la deuda externa, que es un robo de Macri”, lanzó la titular de Madres para sorpresa del sector moderado de la coalición y apenas horas después del regreso del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, de su gira por Estados Unidos.

Bonafini habló en el acto de Plaza de Mayo escoltada por aliados “transversales” del Frente de Todos como Amado Boudou, Roberto Baradel, Daniel Catalano (de ATE) y el intendente de Ensenada, Mario Secco, que brindaron discursos en la misma óptica rupturista con el FMI.

Secco fue incluso un paso más allá: “Tengo diferencias con colegas, pero las dejo de lado porque son chiquitas al lado de Macri y toda su puta cría. Que se escuchen las voces del pueblo, nosotros no timbreamos, somos parte de esa gente que lucha todos los días. Mi respeto es a la que me conduce que se llama Cristina Fernández de Kirchner".

https://twitter.com/Kicillofok/status/1449861660198408195

El contenido de aquellos discurso enrareció el clima entre los dirigentes y militantes presentes, que se preguntaron si ese era el momento de plantear tales críticas. De hecho también hubo confusión respecto de la presencia de Alberto en la plaza: llegaron a anunciar que se presentaría, pero algo en el camino lo hizo cambiar de opinión. Este lunes la nueva "portavoz" Gabriela Cerrutti desmintió que Alberto haya tenido pensado ir a la Plaza.

De todos modos, la cúpula del Frente de Todos estuvo bien representada con la asistencia del gobernador Axel Kicillof, los candidatos Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, y ministros del gabinete nacional que se apresuraron a leer la convocatoria como un “respaldo” al binomio presidencial.

Pero las Madres de Plaza de Mayo sintieron el apoyo de las otras organizaciones por haber sido las primeras que convocaron pese a que el aparato oficial había definido sumarse a la marcha de la CGT de este lunes para no afectar el Día de la Madre.

La trayectoria

La advertencia de Bonafini no es más que una postura extendida y de arrastre en el kirchnerismo: el bloque de senadores, con Oscar Parrilli a la cabeza, ya cruzó más de una vez las negociaciones oficiales con comunicados de dudosa disciplina, y Cristina y Máximo Kirchner vienen alertando sobre los riesgos de pagar la deuda en cada una de sus intervenciones, como la ex presidenta hizo el sábado. Interna a cielo abierto.

Otro que eligió encender la mecha en la previa de la movilización fue Luis D’Elía, que suele cuestionar lo que considera un estilo “moderado” del Gobierno y advirtió ahora que Alberto “tiene que decidir si quiere ser De la Rúa o Kirchner”. Difícil conciliar después de estas clase de críticas.

El respaldo de Cristina Kirchner a Alberto Fernández
El respaldo de Cristina Kirchner a Alberto Fernández

El respaldo de Cristina Kirchner a Alberto Fernández

“Elegir ser Kirchner significa confrontar con una serie de cuestiones con los factores de poder. Ellos quieren que Alberto sea De la Rúa y nosotros queremos que sea Kirchner", dijo en Radio 10, apelando a la división más básica del manual populista.

También estuvo en la Plaza, mezclado entre las bases, el camporista Andrés “Cuervo” Larroque, uno de los principales agitadores de la “rebeldía” que llevó a muchos sectores del Frente de Todos a marchar el domingo cuando Manzur había definido que el PJ se sumaría a la marcha de la CGT de este lunes.

En la semana previa, Larroque había advertido que la militancia quería expresarse el 17 de octubre y que él iría igual a la plaza (aunque hoy sea ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, el “Cuervo” es un dirigente de sobra experiencia en la zona sur de la Ciudad).

Cuervo Larroque.jpg
Larroque le contestó a Guzmán por el déficit fiscal:

Larroque le contestó a Guzmán por el déficit fiscal: "No es tiempo de amarretear" (Foto: Telam).

Esa declaración de intenciones dio lugar a una masa de organizaciones del kirchnerismo duro que resolvieron marchar este domingo y sumarse al acto de las Madres, lo que obligó a Alberto a terminar convocando, desde su doble rol de presidente y jefe del PJ, a que la gente cope las plazas de todo el país.

Como ya se señaló en esta columna, ese desafío abierto del kirchnerismo anticipa la pelea que se viene en el peronismo después de las elecciones, un período incierto y para el que se avizora un fuerte debate interno sobre el rumbo de los dos años que quedan de mandato.

Después de la puesta en escena “transversal” de este domingo, el peronismo tradicional -más cercano al Presidente que al ala kirchnerista de la coalición- hará hoy su propia demostración de fuerza con la marcha de la CGT al Monumento al Trabajo, fijada para las 14 en el Bajo porteño, donde se leerá un documento de apoyo al Gobierno bajo la consigna "Producción, Desarrollo y Trabajo". Ahora es el turno de los ortodoxos.

s