icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

5 dudas sobre el monitoreo de casos en la Costa y otros centros vacacionales: ¿Por qué la falta de datos puede hacer tomar malas decisiones?

5 dudas sobre el monitoreo de casos en la Costa y otros centros vacacionales: ¿Por qué la falta de datos puede hacer tomar malas decisiones?
Mar del Plata: ¿Se puede saber el efecto del turismo en el rebrote de casos de COVID-19?

Los contagios de residentes en la Ciudad de Buenos Aires y otras provincias que se produzcan en medio de la temporada vacacional no van a ser registrados en la localidad donde se dio el contagio o donde se produjo el hisopado sino al lugar de residencia de cada persona. Es decir, si un porteño se contagia en Mar del Plata y se testea en Mar del Plata, su caso se registrará igual en la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo se puede saber entonces qué efectos tiene el turismo interno en el aumento de casos? Por ahora no se publica de manera sistematizada la información necesaria para saberlo. En primer lugar, se debe tener en cuenta que hay dos fuentes de información para tomar esos datos a nivel nacional.

  • La base de datos abierta "Casos COVID-19", que contiene información sobre cada persona que en algún momento se testeó.
  • La base de datos abierta "Determinaciones COVID-19", en la que se publican cantidades totales informadas por los laboratorios que procesan hisopados.

¿Qué se puede obtener de esas fuentes?

1. Los casos se cuentan por lugar de residencia

La base de datos de Casos COVID-19 permite saber la información sobre cada persona que se testeó: edad, sexo, varias fechas relevantes y su lugar de residencia, entre otros aspectos. Esta última variable resulta relevante. Solo se puede saber en qué departamento reside un paciente, pero no desde qué departamento fue cargado ese caso, sinónimo del lugar donde se atendió.

2. No se publica qué departamento cargó cada caso (solo su provincia)

De hecho, la primera versión de la base de datos de Casos COVID-19 incluía la información del departamento que había cargado el caso. Luego, esa columna fue descartada. Actualmente, resultaría útil para que una serie de especialistas (que ya probaron su valor durante el 2020) puedan realizar análisis del aumento de casos en la Costa. El Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) cuenta con esa información, pero no se publica.

Dicho de otro modo: un vecino de Palermo o La Matanza que pasó año nuevo en Mar del Plata y se contagió estando en ese destino no se puede rastrear de manera certera con la base de datos de casos actual.

3. No está claro dónde están los laboratorios que procesan los hisopados de la Costa

La otra base de datos, Determinaciones COVID-19, informa la cantidad de hisopados totales que se procesaron en cada localidad, departamento y provincia del país, según la ubicación geográfica de cada laboratorio. Además, se informa cuántos dieron positivo.

Una parte del problema es que no está claro a qué laboratorio van a parar los testeos de los destinos más alejados de los centros urbanos y no es posible asumir como iguales la localidad donde se realizó el hisopado y donde se lo procesó.

Por ejemplo, los primeros hisopados procesados en Pinamar tienen fecha de noviembre. Sin embargo, la base de datos de Casos indica que al menos desde junio se detectan positivos de COVID-19 entre los residentes de esa municipalidad.

4. La base de datos de determinaciones solo cuenta totales, no casos únicos

La otra parte del problema con esa base de datos es que se informan testeos totales para cada localidad. Con esa información, existe la posibilidad de que una persona se haya hecho dos testeos y ambos cuenten, generando una sobreestimación.

5. ¿Habrá algún documento oficial que informe sobre el efecto del turismo interno en la dispersión del virus?

Por último, todavía no se sabe cómo se van a difundir los datos de los contagios en la costa y centros vacacionales. No se aseguró la difusión de un estudio del caso. De hecho, fuentes de la provincia de Buenos Aires aseguraron a A24.com que están pidiendo que se vuelva a registrar si el paciente tiene antecedentes de viaje. Con la circulación comunitaria se había obviado esta cuestión, pero con el surgimiento de las nuevas variantes de virus, ese registro volvió a tomar relevancia.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con dos factores que podrían ser de ayuda. Por un lado, cuenta con su propia base de datos abierta de Casos, que incluye información específica que la fuente nacional omite. Por otro lado, cuenta con un operativo para intentar captar los casos positivos de COVID-19 ante el turismo interno. Según pudo saber A24.com, se estudia la posibilidad de incluir información específica de ese operativo en la base de datos porteña. Una vez más, habrá que esperar.

Está claro que el turismo en sí no es un problema. Más reuniones, relajamiento de los cuidados y pasar unos días en una localidad distinta a la de residencia son partes de un cóctel que todavía no sabemos qué efectos está teniendo. Generar un punto común en cuanto a esos efectos podría ser la base para la justificación -y, por lo tanto, la legitimidad- de las posibles nuevas medidas que se tomen para frenar el rebrote.

Un rebrote que sabemos que existe, pero no sabemos con certeza dónde está sucediendo, ni cómo ni cuando.

Ignacio Ferreiro
por Ignacio Ferreiro @igncferreiro
SUBIR

NWS

Ovación

Show