Otro look

Alberto cierra filas con el kirchnerismo e intendentes del PJ mientras crecen las dudas sobre el programa económico

por Stella Gárnica | 01 de mayo de 2020 - 00:08
Alberto cierra filas con el kirchnerismo e intendentes del PJ mientras crecen las dudas sobre el programa económico

En medio de cacerolazos en contra de la liberación de presos y las críticas por la demora en la ayuda económica, el presidente Alberto Fernández cerró filas con el kirchnerismo y los intendentes del PJ mientras ordenó ampliar el presupuesto de la ANSES para llegar a los sectores que habían quedado afuera de la ayuda del Estado.

Tras la salida forzada de Alejandro Vanoli, el equipo económico sumó a la nueva titular de la ANSES, Fernanda Raverta, y define contrarreloj nuevos mecanismos para agilizar el auxilio económico a trabajadores informales, monotributistas, comercios y Pymes.

 Embed      

Las nuevas medidas, que serían anunciadas en las próximas horas, surgen del temor a la profundización de la crisis social que ya pega fuerte en los barrios más pobres del conurbano por la parálisis de la cuarentena.

Pese a las críticas de sectores opositores y antikirchneristas, el Presidente ratificó su alianza con Cristina y Máximo Kirchner al anunciar a Raverta -una militante de La Cámpora- al frente de la ANSES.

Lo hizo al difundir en sus redes sociales la reunión que tuvo en Olivos con la ex ministra de Desarrollo de la Comunidad del gobernador bonaerense Axel Kicillof y ex diputada K.

 Embed      

Una hora más tarde, Alberto se mostró inaugurando nuevas obras en dos hospitales del conurbano junto a los máximos dirigentes de La Cámpora: Máximo, Wado De Pedro, Axel Kicillof y Luana Volnovich, titular del PAMI.

Todos apuntalados por los intendentes y jefes territoriales del PJ locales: además de Fernando Gray (Esteban Echeverría), se sumaron la de Cañuelas, Marisa Fassi; de Presidente Perón, Blanca Cantero; de General Las Heras, Javier Osuna; de San Vicente, Nicolás Mantegazza; y de Marcos Paz, Ricardo Curutchet.

No pasaron dos horas de su designación que Raverta fue convocada a participar de frenéticas reuniones en la Casa Rosada.

Primero fue recibida por Alberto en Olivos; a la tarde temprano por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Casa Rosada; y después se sumó a la primera reunión del Gabinete económico.

Más tarde, ya sin Raverta, las reuniones continuaron hasta bien entrada la noche en la sede del Ministerio de Desarrollo Productivo que dirige Matías Kulfas, a metros de la Casa Rosada.

Según pudo saber A24.com, el Presidente ordenó al equipo económico dar una vuelta de tuerca a las medidas de ayuda económica ya anunciadas en medio de la cuarentena y que se extiendan a más sectores que quedaron afuera durante la gestión Vanoli.

Encabezadas por Santiago Cafiero, también participaron de esas reuniones el ministro Kulfas; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; funcionarios cercanos al ministro de Economía, Martín Guzmán; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Mientras, Guzmán seguía concentrado en las negociaciones con los bonistas por la deuda externa, quienes habrían presentado una contraoferta al plan de quita de capital, intereses y plazo de gracia presentado por el Gobierno hace 10 días.

¿Nuevas medidas?

El Banco Central y la AFIP flexibilizarán los trámites y requisitos para el acceso de Pymes y monotributistas a créditos a tasa cero.

 Embed      

El Ministerio de Economía asignó una ampliación presupuestaria a la Secretaría de Hacienda de $89.630 millones para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), monto con el cual el Gobierno espera alcanzar a 1,1 millón más de personas que solicitaron la asistencia del Estado con el bono de $10.000 de la ANSES.

Son los trabajadores informales y monotributistas que se inscribieron en la primera partida del beneficio pero que Vanoli, el ex titular de la ANSES, no quiso pagar y por eso, terminó renunciando a pedido de Cafiero.

Hasta ahora, los beneficios de la ANSES alcanzaron un total de 7.854.316 personas entre beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación Universal por Embarazo e inscriptos que cumplen con los requisitos del programa extraordinario.

Con esta ampliación presupuestaria, el Gobierno espera alcanzar a 8,9 millones de personas.

En ese marco,extenderá entre el 22 de abril y el 20 de mayo el plazo para que los que no accedieron al beneficio de los $10.000 en abril, puedan reclamarlo en mayo.

En tanto, buscan agilizar el desembolso de fondos para el pago del 50% de los salarios de empleados del sector privado como pymes y empresas grandes.

El apuro del Gobierno radica en la necesidad de evitar una debacle económica y social inminente, que puede ocurrir la semana que viene cuando los trabajadores privados tengan que cobrar los salarios de abril, y las empresas y comercios no tengan los fondos para abonarlos.

En paralelo, el Banco Central anunció nuevos mecanismos para agilizar la autorización para los créditos ATP de hasta 150.000 pesos a tasa cero para monotributistas, que ven paralizada sus actividades desde hace 40 días y perdieron toda fuente de ingreso.

El círculo K

Con la llegada de Raverta a la ANSES, Fernández mantuvo el equilibrio en el gabinete nacional negociado con la vicepresidenta Cristina Kirchner al asumir el poder en diciembre pasado.

El kirchnerismo manejará así la asistencia social que la ANSES posee en todo el territorio nacional a través de las UDAI.

 Embed      

Cristina también consolidó su poder en el gabinete de Axel Kicillof con el arribo del diputado Andrés Cuervo Larroque al ministerio de Desarrollo de la Comunidad, que dejó vacante Raverta.

El rol de los intendentes del PJ

Pero Fernández también apela a los intendentes del PJ bonaerense para terminar de cerrar el círculo de la asistencia territorial que prepara para contener la crisis en el distrito que concentra, según números del INDEC, al 39% de la población del país y donde está centrado ahora el principal foco de contagios de la pandemia.

La foto de Alberto en dos hospitales icónicos del kirchnerismo, el del Bicentenario de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, que inició Cristina durante su última gestión pero que Mauricio Macri no quiso inaugurar; y la ampliación de obras del hospital de Cañuelas que lleva el nombre Néstor Kirchner, habla por sí sola.

 Embed      

Más allá de las internas, el kirchnerismo y los intendentes del PJ son la base política y territorial en la que el Presidente buscará sostener el poder cuando llegue el peor momento de la crisis.

El Gobierno espera el pico de la curva de contagios y también de la pandemia económica para mediados de mayo o junio.