Balance de la gira europea

Alberto trae de su gira la postergación de los pagos del Club de París para evitar un nuevo default y avances en negociaciones con el FMI 

El "acuerdo puente" que propusieron Fernández y Guzmán sería anunciado la semana próxima, tras el diálogo de Alberto con Merkel.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández en conferencia de prensa en Roma

Alberto Fernández en conferencia de prensa en Roma, tras reunirse con la titular del FMI, Kristalina Georgieva y una de sus últimas actividades de la gira que lo trae de regreso este sábado a Buenos Aires. 

La maratón que llevó a Alberto Fernández a recorrer durante 7 días, las 4 de las principales potencias europeas (faltaron Alemania y Gran Bretaña) y el Vaticano durante toda la semana, le permitió al Gobierno traer bajo el brazo avances y promesas del FMI y del Club de París de analizar un acuerdo puente que podría anunciarse los primeros días de esta semana, luego de una reunión virtual que el presidente tiene prevista con la influyente canciller alemana, Angela Merkel.

Así, con la expectativa de volver a evitar un nuevo default cuando el 31 de mayo venza un pago de 2000 millones de dólares al Club de París y en septiembre unos 4500 del FMI, Alberto regresa este sábado a Buenos Aires, después de haber recibido promesas de esos organismos internacionales para "analizar" el reclamo argentino de modificar sistema de sobrecargos (tasas de interés) y postergar los vencimientos de este año hasta el 2022. Mientras se sigue negociando un programa definitivo para la refinanciación de la deuda con el FMI de 44.000 millones de dólares.

El “acuerdo puente” que propusieron Fernández, Georgieva y el ministro de Economía a los técnicos del Club de París y del FMI en forma paralela, podría ser anunciado los primeros días de la semana próxima, adelantaron fuentes de la Casa Rosada a A24.com.

Mientras tanto, el clima que rodeó el viernes la culminación de la gira de una semana de Fernández, derivó en declaraciones "positivas" y gestos de acompañamiento para las acciones argentinas en el exterior, con mercados expectantes ante el avance en las negociaciones por un acuerdo con el Fondo.

Alberto dijo que "el principal objetivo de la gira se cumplió", y se refería a las expectativas de poder evitar un nuevo default a fin de este mes. Pero desde la comitiva oficial en Roma y desde la Casa Rosada, eran prudentes porque todavía estaban en medio de las negociaciones.

Al encuentro de una hora y media de Alberto con Georgieva, y el comunicado del FMI confirmando que la directora gerente del Fondo, se comprometió a consultar a los miembros del organismo la propuesta de modificar los sobrecargos a las tasas que le cobra a la Argentina, se sumó el posterior encuentro de Guzmán con la directora del FMI en el seminario económico organizado por el Vaticano.

Allí, Guzmán pudo hablar ante la secretaría del Tesoro norteamericano, otra de las patas fundamentales de las negociaciones a las que el gobierno argentino todavía no pudo llegar.

Además de la videoconferencia prevista con Merkel para el martes, ¿hablará Alberto con Joe Biden para conseguir el apoyo de los Estados Unidos a las negociaciones con el FMI?. Es la búsqueda para terminar de cerrar una gira inconclusa y concretar “la voluntad es cerrar un acuerdo con el FMI lo más rápido posible”.

El acuerdo puente ofrecido por el gobierno argentino consiste en patear las negociaciones por un programa Stand By con el Fondo para marzo de 2022. Mientras tanto, pedir plazo para no pagar los vencimientos de este año de unos 4500 millones de dólares que vencen en septiembre.

De eso hablaron justamente Alberto con Georgieva y con los presidentes europeos. Pero también con el Papa Francisco y con los ministros de economía de Alemania, Francia, Italia que participaron del foro organizado por el Vaticano. Solo falta que se concrete.

Y eso quiso decir Alberto cuando dijo, después de una hora y media de reunión en Roma con la titular del Fondo: “Esto es una negociación, todo finalmente queda reducido a eso. Fue una reunión constructiva, donde insistí en mis planteos que tienen que ver con la reducción de las sobretasas, extender los plazos, y entender la singularidad del mundo, y que no podemos pensar en un acuerdo que exija mayores esfuerzos al pueblo argentino”.

Georgieva anunció que con Fernández se comprometieron a "continuar trabajando juntos en un programa respaldado por el FMI que puede ayudar a Argentina y a su gente a superar estos desafíos, fortaleciendo la estabilidad económica, protegiendo a los más vulnerables y sentando las bases para un crecimiento más sostenible e inclusivo".

Y por si quedaban dudas, agregó: "También tomé nota de la solicitud del presidente Fernández de reformar la política de sobrecargos del FMI y consultaré con nuestros miembros sobre este tema". “Nuestro objetivo sigue siendo ayudar a Argentina a construir un futuro económico próspero para todos”, señaló la titular del Fondo.

La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero en los términos que hablo. Ahora se reúne Martín con los equipos, y lo mismo sentimos, fue una reunión muy constructiva”, culminó Alberto en la gira.

Ahora es la hora de los técnicos. La pelota está del lado del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Se habló de