Vacunación

Ante el temor por la variante Delta, el Gobierno apuesta a completar las segundas dosis con combinación de vacunas

 El Gobierno anunció que junto a 5 provincias inician la combinación de vacunas. El objetivo es que "el 60% de los mayores tengan dos dosis al 1 de septiembre".
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Combinación de vacunas: El Gobierno busca anticiparse a la proliferación de la Variante Delta. (Foto: Presidencia)

Combinación de vacunas: El Gobierno busca anticiparse a la proliferación de la Variante Delta. (Foto: Presidencia)

El Gobierno busca mostrar un mensaje de "consenso" después de la reunión convocada este miércoles en la Casa Rosada por el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, con los ministros de Salud de Nación, Carla Vizzotti, de la Ciudad, Fernán Quirós, y de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, en un intento por salir de la encrucijada por las críticas al plan de vacunación y frente a la necesidad de evitar nuevos picos de hospitalización ante el inminente avance de la Variante Delta, que esperan llegue para septiembre.

"Lo más importante es terminar en agosto las segundas dosis. Invito a los que ya tienen la primera dosis a anotarse para que lleguemos al 1 de septiembre con el 60% de los mayores con las dos dosis para evitar la hospitalización", dijo la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien anunció este miércoles que "iniciarán esta semana la aplicación de la combinación de vacunas Sputnik V con Moderna y AstraZeneca" para completar el esquema de vacunación a unas seis millones de personas que sigue demorado.

El objetivo: anticiparse a la Variante Delta

image.png

"Agosto es el mes de las segundas dosis ante la importancia de generar la inmunización frente a la potencialidad de la variante Delta", dejó entrever Vizzotti al anunciar que desde esta semana "estamos en condiciones de iniciar en distintas jurisdicciones para intercambiar la Sputnik con Moderna y con AstraZeneca porque tenemos información de seguridad local y de otros países".

Vizzotti anunció que la decisión fue consensuada con los gobiernos de CABA, provincia de Buenos Aires, La Rioja, San Luis y Córdoba y con el aval del Comité de expertos que asesora al Gobierno, la Comisión Nacional de Inmunizaciones y el Consejo Federal de Salud (COFESA) con distintas posibilidades de intercambio de vacunas con distintas dosis".

La determinación de combinar vacunas de distintos países y laboratorios se basan en "estudios con evidencia científica robusta", confiaron fuentes oficiales, y se alcanzaron a partir de la aplicación de esas combinaciones en "1800 voluntarios argentinos".

Vizzotti previsó que "la Ciudad inició el estudio una semana adelantada, una semana después lo hizo la provincia de Buenos Aires con protocolos colaborativos y multicéntricos" y admitió que "se está estudiando la combinación de muchas posibilidades, muchas ramas en relación a las distintas combinaciones".

Sin embargo, desde el Gobierno no precisaron datos concretos de los estudios realizados, que según dijo Vizzotti, se diferencian en dos ramas: "estudios de sistemas homólogos, que significa la combinación de las mismas vacunas y heterólogos que es el intercambio de vacunas con distintas dosis".

En el primer caso, con la evidencia conseguida por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, "se incorporó la vacuna Moderna y AstraZeneca" como complemento de segundas dosis a quienes tengan vencido el plazo de la primera dosis de la Sputnik V y no quieran esperar a que a fines de agosto, el laboratorio Richmond termine de producir 3 millones del segundo componente de la vacuna rusa.

En el caso del estudio realizado por la provincia de Buenos Aires, incorporará la combinación con la vacuna china Sinopharm, pero aclararon que con esta vacuna por ahora no hacen falta combinaciones ya que cuentan con las dosis necesarias para completar el esquema de los que ya recibieron las primeras dosis.

Vizzotti dijo a este estudio se incorporarán estudios de combinación de la vacuna china Cansino pero están esperando a que ingrese al país, con el objetivo de generar evidencia en ese sentido". "Son alrededor de 1800 sujetos voluntarios entre todos los centros, para generar evidencia robusta", dijo Vizzotti sobre la experiencia científica que el Gobierno apuesta a mostrar como un modelo de estrategia de vacunación para exportar a la región.

s