Poder Judicial

Atentado contra Cristina Kirchner: el plan homicida entre comunicaciones hot y servicios sexuales

Toda la actualidad del caso. La justicia analiza las apelaciones de los procesados. Surgen más revelaciones de los teléfonos.
Rosario Bigozzi
por Rosario Bigozzi |
Brenda Uliarte y sus chats hots con el Presto.

Brenda Uliarte y sus chats hots con "el Presto".

Los jueces Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi deberán fijar una fecha de audiencia para que todas las partes hagan conocer sus argumentos, antes de tomar una decisión. Los planteos se interpusieron el jueves, casi al inicio del feriado largo, y según supo A24.com, el Tribunal firmará el decreto de convocatoria para el miércoles 19 de octubre. Mientras tanto, Carrizo y Díaz cumplen prisión preventiva en las cárceles de Marcos Paz y Ezeiza, respectivamente.

Recordemos que Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte desistieron de apelar sus procesamientos como coautores del atentado, y también quedaron alojados en el Complejo Penitenciario de Ezeiza esperando mejorar su situación en la instancia de juicio oral.

El plan homicida entre comunicaciones hot y servicios sexuales.

De acuerdo a lo que se sabe hasta ahora, Brenda Uliarte fue una de las ejecutoras del intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner. A su vez, el análisis de la evidencia reveló antecedentes de comunicaciones hot y supuestos servicios sexuales, que serán útiles para componer su perfil.

Uno de los informes introdujo su relación con Eduardo Miguel Prestofelippo, alias “El Presto”, quien fue denunciado por amenazar en redes sociales a la vicepresidenta.

Aunque no está claro si esta información será determinante para la causa, expone su interés por mantener una relación sexual con él.

Brenda Uliarte se identificaba como Ámbar en las aplicaciones hot; incluso ese fue el nombre que usó cuando se presentó públicamente como la novia de Fernando Sabag Montiel.

Los mensajes dirigidos al El Presto se detectaron a partir de mayo de este año, cuando ella con el nombre de Ámbar escribió “te vi en Baires estabas hermoso con ese traje azul”, “sos muy dulce no pensé que eras así” y le preguntó “sigue en pie lo de hoy”. Después del supuesto encuentro, Brenda le agradeció y le dijo que esperaba volver a verlo.

Más adelante, en junio, le dijo “perdoná por molestarte, pero extraño las charlas de antes”, y a los pocos días insistió “si se terminó la onda o algo pasa, decimelo. Estamos grandes para estos juegos. No me gusta estar hinchándote las pelotas, pero tenés que ser claro. Al menos quiero saber para qué llamaste anoche”. A lo que El Presto le indicó que no la estaba “forreando” pero no respondía porque estaba “pasado de laburo”.

Un mes más tarde, al tomar contacto nuevamente, Uliarte mandó un mensaje, lo borró, y aclaró: “Lo envié sin querer. Por eso lo borré (...) Fue sin querer queriendo como diría el Chavo. Ahora sí, fuera de todo broma, voy a decir. Tengo que admitir que hace tiempo siento cosas muy fuertes por vos y siempre me lo guardo, yo te quiero de verdad, pase lo que pase siempre voy a estar para vos. Estuviste un tiempo en mi vida y te extraño y aunque no hablemos siempre te voy a pensar”.

Cuando faltaba apenas un día para el intento de asesinato, Brenda le escribió a Sabag Montiel “Presto sabe”.

También hubo conversaciones de Uliarte con la otra detenida Agustina Díaz donde relató su relación con El Presto. Le contó “pasa que mi crush me empezó a hablar y me pongo en modo boluda”.

“Quiere que vaya a Córdoba. Todos los días me hace videollamadas. No le contesto un rato y se desespera (...) él no quiere ir a un telo y coger solamente”.

En otra ocasión, enterada de que El Presto estaba en Buenos Aires, dijo que envió a alguien a que lo espíe así “sabemos donde están nuestros crush 24/7 somos un FBI amateur jaja”.

El 23 de mayo, Brenda le dijo a Díaz: “Estoy con mi crush. Es muy hermoso (...) fuimos a comer, un rato a la casa de los amigos y después al telo. Me presentó en sociedad. Me presentó con los amigos. Me parece que está evaluando a ver si era la indicada”.

Sobre estas conversaciones, Eduardo Prestofelippo aclaró: “Estoy soltero y de mi vida privada puedo hacer lo que quiera. ¿Ahora tener relaciones sexuales es un delito?”

Reveló que con Uliarte hablaban de vez en cuando. Le mandaba fotos vestida de Otaku, fueron a un hotel y la pasó muy lindo.

El rol de "El Presto"

EL presto.webp
El Presto confirmó un encuentro sexual con Brenda Uliarte y dio detalles de su vínculo

El Presto confirmó un encuentro sexual con Brenda Uliarte y dio detalles de su vínculo

Prestofelippo tiene dos causas judiciales por presuntos delitos vinculados a la instigación de la violencia: una de ellas fue por haber escrito en Twitter, en septiembre del 2020, que la vicepresidenta no iba a salir viva del estallido social que se desataría. En tanto, por la segunda fue condenado a 30 días de prisión domiciliaria efectiva por hostigar y discriminar a la primera dama de la Nación, Fabiola Yáñez, a través de sus redes sociales.

Continuando con el análisis del perfil de Brenda Uliarte, sobresalió otro dato de la declaración del jefe de los Copitos, Nicolás Gabriel Carrizo.

Durante su indagatoria relató que conoció a Sabag Montiel y a Uliarte en una fiesta que hizo en la Avda. Montes de Oca 1209 y los hizo parte de un grupo de Whatsapp que denominó “Girosos”. Al día siguiente de la reunión volvieron a esa dirección con la excusa de buscar una campera, pero no fue para eso, pues en realidad regresaron porque “Uliarte quería tener relaciones con (Sergio) Orozco a cambio de dinero y que -mientras eso sucedía- entabló una charla con Sabag Montiel, el cual le pareció mentiroso y agrandado”.

Sergio Orozco es uno de los vendedores de algodón de azúcar para quien la querella de Cristina Kirchner solicitó se le tome declaración indagatoria, fundamentando que el domingo 4 de septiembre le escribió a Carrizo: “Estoy hasta las manos”.

Surgen más revelaciones de los teléfonos

Sabag Montiel nueva.JPG

Para los investigadores del atentado contra Cristina Fernández de Kirchner “todo está en los teléfonos”, pues a través de la extracción de mensajes y material multimedia de los celulares de las personas involucradas lograron reconstruir el plan homicida. Incluso algunos se preguntan por qué los cómplices no se deshicieron de los aparatos para desviar la pesquisa, por consiguiente concluyen que la banda carecía de sofisticación.

No obstante, coinciden en que es su obligación atender todas las hipótesis que conduzcan a resolver si hay más implicados, y sobre todo identificar a los presuntos autores intelectuales del ataque.

La ironía que comenzó a revertirse esta semana era que el único teléfono del que no podían obtener información era el de Fernando Sabag Montiel, que había sido secuestrado ni bien se produjo el atentado, el 1 de septiembre.

Después de un mes, los peritos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) lograron recuperar buena parte de la información y comenzaron a procesarla. Así lo anunció el titular de la PSA, José Glinski, quien detalló que obtuvieron todos los mensajes de Telegram y parte del Whatsapp.

En concreto, la Oficina de Criminalística de la PSA accedió a la “nube” de tres cuentas de Google tras colocar la tarjeta SIM del celular de Sabag en otro dispositivo similar, un Samsung Galaxy A50.

El contenido del teléfono de Sabag Montiel se había perdido cuando los peritos de la Policía Federal intentaron abrirlo. Aunque hay una investigación abierta para determinar qué falló, los entendidos le dijeron a la jueza Capuchetti que era una de las posibilidades que el procedimiento saliera mal y se restaurara a estado de fábrica.

Glinski, indicó que gracias a la tarea de la PSA se extrajeron 50 gigas de contenido de redes sociales, mensajería instantánea, almacenamiento y páginas web.

Con los archivos obtenidos intentan establecer qué grupos integraba Sabag Montiel y quiénes le escribieron antes y después del ataque. Principalmente están buscando indicios que permitan conectar a los procesados con los posibles autores intelectuales del atentado.

s