Segunda ola

Como Alberto, el gobernador de Santa Fe también restringe la circulación nocturna en la provincia

Las nuevas medidas estarán vigentes hasta el 2 de mayo. Reproches internos porque la sociedad "no cumple con los cuidados".
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Omar Perotti. (Foto: archivo)

Omar Perotti. (Foto: archivo)

Perotti hizo el anuncio este miércoles, en una jornada en la que fueron registrados en la provincia 1.949 casos de coronavirus, con una ocupación de camas críticas del 93%.

Las medidas, que entrarán en vigencia el viernes a la hora 0 y caducarán el 2 de mayo, establecen la suspensión de la circulación vehicular en toda la provincia desde las 21 hasta las 6 de la mañana del día siguiente, aunque el rubro gastronómico podrá funcionar -a diferencia de lo que ocurre en el AMBA- hasta las 23. Los comercios deberán bajar sus persianas a las 19 y los locales de venta de alimentos a las 20.

“Tuvimos que tomar medidas antipáticas porque no se han cumplido los protocolos y cuidado requeridos por gran parte de la sociedad”, justificaron desde el gobierno de Santa Fe, donde advirtieron que la segunda ola “es mucho más fuerte y hay que tomar conciencia de la gravedad”.

También quedarán cerrados los cines y los centros comerciales, además de que también se suspenderán todas las actividades sociales, culturales y religiosas, incluida la pesca. Las clases, mientras tanto, permanecerán con un sistema mixto de presencialidad y virtualidad.

La salud de Lifschitz

Mientras tanto, el ex gobernador Miguel Lifschitz fue trasladado este miércoles a una sala de terapia intensiva por su cuadro de coronavirus, lo que motivó que todo el arco político se uniera en deseos de recuperación para el dirigente socialista.

https://twitter.com/MiguelLifschitz/status/1381344533288456196

Lifschitz, actual presidente de la Cámara de Diputados provincial, se encuentra “estable y en buen estado general”, según informó el equipo médico que lo atiende. Su diagnóstico de Covid-19 fue conocido el 11 de abril y, hasta el lunes último, el ex gobernador había permanecido aislado en su casa particular en Rosario.

Se habló de