icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Covid-19: Cómo le fue a Alberto en el manejo de la pandemia respecto de los países con que se comparaba en sus filminas

Covid-19: Cómo le fue a Alberto en el manejo de la pandemia respecto de los países con que se comparaba en sus filminas
Alberto Fernández y las diapositivas que generaron varios conflictos diplomáticos (Foto:Presidencia)

De los primeros 365 días de Alberto Fernández frente al Ejecutivo nacional, 265 fueron en cuarentena y, ante cada extensión, el anuncio contaba con datos, algunas veces erróneos, o una comparación hacia otro país. Hoy, pese a estas argumentaciones, la Argentina superó las 40 mil muertes. ¿Pero cómo le fue a las otras naciones?

España, Italia, Suecia, Noruega, Brasil, Estados Unidos y Chile fueron algunos de los países comparados, diapositivas en mano, por el Presidente provocando, de esta manera, en muchos conflictos diplomáticos.

Ahora, a 282 días desde el primer caso de Covid 19 en la Argentina, los números indican pobres resultado en el manejo de la pandemia y la prevención sanitaria, que se suma a una crisis económica de varios años que se profundizó.

Conflictos con Europa

Durante las sucesivas extensiones de la cuarentena, el recurso más utilizado por Alberto Fernández fueron gráficos comparativos, a los cuales nombró como "filminas". Sin embargo, aquello que era considerado como un justificativo se transformó en un conflicto internacional.

Pese a ser una de las naciones con mayor cantidad de contagios y fallecidos, sorpresivamente Italia nunca fue foco de comparación profunda por parte del jefe de Estado. Sin embargo, cuando apenas cumplían 3 meses desde el aislamiento, la mirada se giró hacia los países nórdicos.

El 8 de mayo, durante uno de los primeros anuncios que se realizó para anunciar una nueva extensión, Fernández señaló: "Cuando me dicen que siga el ejemplo sueco, la verdad lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, hoy cuenta más de 3000 muertos. De haber seguido ese ejemplo nosotros hoy tendríamos 13.000 muertos”.

Con esta argumentación, el Presidente buscó marcar la diferencia entre una cuarentena estricta, como se vivió en la Argentina por casi 8 meses, y la posición de minimizar los recaudos en pos de impulsar una "inmunidad de rebaño" natural, hecho que hasta el momento no fue probado por argumentos científicos.

"Muchos pusieron algún ejemplo de países que no hicieron la cuarentena y dicen que muchos lograron resultados. Y me detengo en el caso sueco. Y lo he comparado con Noruega", buscó explicar Fernández y añadió: "Suecia tiene tiene 14 veces más muertos que Noruega".

La respuesta no se hizo esperar y, mediante una carta publicada por la embajada en suelo nacional, señalaron que "es difícil hacer comparaciones directas”.

Esta es una nueva enfermedad y pasará tiempo antes de que sepamos qué modelos funcionan mejor", afirmaron y advirtieron: "En Suecia estamos aprendiendo y siempre estamos abiertos a dialogar con otros países para que podamos aprender unos de otros”.

En tanto, sin apuntar directamente contra España, el 17 de julio el Presidente volvió a justificar una nueva extensión al señalar que en el País Vasco "se vio saturada la atención en los sanatorios y lamentablemente hubo que elegir quién se salvaba y quién se moría”.

La réplica provino del presidente del gobierno vasco, Iñigo Urkullu Renteria, quien desmintió los dichos del Presidente argentino con una protesta formal remitida desde la delegación vasca en Buenos Aires.

“Habida cuenta de lo extremadamente sensible del tema y del grave daño que puede suponer para la reputación e imagen del País Vasco en Argentina, se ha solicitado una rectificación pública e inmediata”, señalaron.

Mientras que la Federación de Entidades Vasco Argentinas (FEVA) aseveró: "Nos cuesta entender por qué se ha hecho esa mención que injusta, dolorosa y desafortunadamente daña a nuestra segunda patria".

De todos modos, más allá del malestar internacional, según los últimos datos, Argentina es, entre los países con los que polemizó Fernández, el tercero con más casos por millón de habitantes. Por cada millón de argentinos, 32 mil tuvieron coronavirus, cifra solo superada por Estados Unidos (44 mil) y España (36 mil).

En cambio, Noruega y Suecia fueron los que registraron menos contagios, con 7 mil y 27 mil cada millón de habitantes respectivamente. Siempre, entre los países con los que el Presidente se comparó este año.

Al analizar la cantidad de casos que se registran cada día, se obtiene un panorama de cuál es la situación que atraviesa cada país. Con los últimos datos disponibles, los países del hemisferio norte están viviendo una segunda ola de contagios a causa de las bajas temperaturas del invierno. A pesar del rebrote, Noruega sigue siendo el país con menos contagios nuevos por millón de habitantes, con 65 casos por día.

En cambio, Estados Unidos y Suecia registraron más de 500 casos diarios por millón de habitantes y son los que más dificultades enfrentan en su segunda ola.

La diplomacia latinoamericana en jaque

Durante las sucesivas conferencias de prensa pocos países de la región fueron excluidos. Por eso que los conflictos diplomáticos crecieron a medida que la cuarentena se extendía, siendo que los mayores cortocircuitos se dieron con Chile y Brasil.

Si uno mira cómo evoluciona la Argentina en relación a lo que pasa con el resto del continente, el país tiene una situación bastante controlada”, dijo el Presidente cuando habían transcurrido solo 67 días de cuarentena y destacó "el éxito que hemos tenido como sociedad".

Y para reforzar la argumentación, se apoyó en un comparación que parecía inevitable. Con una relación tensa que se remonta a la campaña electoral en 2019, Brasil se presentaba como la contraposición predilecta, más aún cuando Jair Bolsonaro descreyó de la aplicación de medidas restrictivas y dejó la responsabilidad en manos de los gobernadores.

El 8 de abril fue el inicio de una práctica que se extendió durante el tiempo que las filminas fueron protagonistas. En ese momento Fernández afirmó que "cruzamos a la frontera y tenemos un estropicio en Brasil”.

La respuesta llegó recién el 14 de mayo, cuando Bolsonaro aseguró: "Es solo hacer la cuenta por millón de habitantes, pero hablemos de Suecia, que no cerró la economía. Ustedes hablan del lado ideológico, de un país que camina hacia el socialismo".

Sin embargo, el mayor conflicto diplomático fue con Chile. Un hecho que hasta terminó en disculpas públicas, rectificaciones y diálogo con Sebastián Piñera. El 8 de mayo, Alberto mostró en sus filminas que el país trasandino registraba una tasa de letalidad de 98,4/100.00, número que lo ubicaba detrás de Estados Unidos.

"Debo rectificar error en información publicada por la Casa Rosada. La tasa de fallecidos en Chile es de 3,5 por 100.000 habitantes y no de 98,5 como señala el siguiente gráfico que mostraron", escribió Nicolás Monckeberg Díaz, embajador de Chile en Argentina.

Y agregó: "Es por esto que, junto con reafirmar nuestro espíritu de mutua colaboración con Argentina, en honor a la prolijidad, es necesario aclarar los datos".

Desde la cuenta del Ministerio de Salud, salieron a pedir "disculpas a los países mencionados y a los argentinos y argentinas" por lo datos erróneos, aunque aclararon que "la situación en términos epidemiológicos de Argentina en el marco regional se informó de manera adecuada".

No contentos con este conflicto, otro se registró cuando se evaluó la cantidad de contagios. El ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, fue el responsable de la réplica al señalar que allí se “realizan ocho veces más test que Argentina”.

Por otro lado, aunque sin réplica, Estados Unidos fue uno de los contrapuntos más fuertes en los anuncios, ya que, aún hoy, se mantiene como uno de los países más afectados por el Covid.

En cuanto a los fallecidos por COVID-19, Argentina superó las 40 mil muertes, lo que significó casi 900 cada millón de habitantes. Entre los países con los que polemizó Fernández, esa cifra es la tercera más alta. Italia y España, con casi 1000 muertos por millón de habitantes, son los países que, por ahora, superan el resultado argentino.

Noruega, en cambio, registró 65 muertos por millón de habitantes y Suecia, 700. Brasil y Chile, por su parte, rondan los 800 muertos por coronavirus cada millón.

Una balance con números en rojo

La relación entre la estrategia sanitaria y la economía sacude a todo el planeta. Ya sea con cuarentenas estrictas o sin restricciones, todos los países admitieron recesión.

“El coronavirus mató la economía”, dijo Alberto Fernández a 4 meses de que se impusiera el ASPO y destacó: “Con la pandemia descubrimos que el mundo tiene un sistema económico muy frágil, que un virus fue capaz de desmoronar imperios económicos”.

Más allá de los dichos, a 7 meses de que se impusiera la cuarentena se conoció que la pobreza en la Argentina alcanzó 40,9%, según el Indec. "Los datos del segundo trimestre nos han dejado muy entristecidos, fue el peor trimestre del año, no tengan duda", admitió Fernández, aunque advirtió sobre "algunas mejoras en la economía".

Según datos relevados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y sus proyecciones, en 2020 la economía argentina se habrá achicado un 11,8% respecto del 2019. Si esa cifra se concreta, sería el tercer año consecutivo de reducción del producto bruto interno (PBI). Solo España e Italia registraron un porcentaje similar, con -12,8% y -10,6% respectivamente.

Si se quisiera evaluar el resultado de la gestión de la pandemia en cada país analizando solo dos variables, Noruega sería un caso modelo. Tuvo, hasta ahora, pocas muertes por millón de habitantes y el FMI proyectó crecimiento del PBI entre 2020 y 2021.

Argentina está en el otro extremo: el organismo de crédito prevé que la economía argentina se reducirá un 7,5% entre 2020 y 2021. Sería el peor resultado económico entre los países con los que se comparó Fernández. Además, hasta el momento registró una de las tasas más altas de muertes por millón de habitantes. España e Italia registraron más muertes, pero una leve mejor proyección en lo económico.

Brasil, Chile, Suecia y Estados Unidos registraron una tasa de mortalidad similar a la de Argentina, pero el resultado económico que le auguró el FMI es mejor.

por Ignacio Ferreiro y Romina Cansler
SUBIR

NWS

Ovación

Show