Enamorados

La "crisis de las vacunas" tensa el clima político: Gobierno y oposición enroscados por el escándalo

por Pablo Winokur | 27 de febrero de 2021 - 20:39
La crisis de las vacunas tensa el clima político: Gobierno y oposición enroscados por el escándalo

Este lunes, Alberto Fernández va a inaugurar formalmente el año legislativo en el Congreso. Va a ser un inicio atípico, con solo 65 diputados y 25 senadores. El resto se va a conectar de manera remota, al igual que los gobernadores. No va a haber delegaciones extranjeras ni invitados especiales. Sí van a estar los ministros –bajo estricto protocolo- y se estaba definiendo la presencia de los jueces de la Corte Suprema. No va a estar Carla Vizzotti, ministra de Salud, quien dio positivo, ni su “contacto estrecho”, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Afuera iba a haber movilizaciones de algunos movimientos sociales, como el Evita, pero Alberto desactivó la movida el sábado a la mañana. ¿Sólo por la pandemia o para no exhibir fortalezas o debilidades? Mejor evitar comparaciones con la marcha del sábado, que volvió a tensionar las cosas entre oficialismo y oposición.

Mientras Alberto estaba en Chile, en la Argentina quedaron trabajando en el discurso Alejandro Grimson (antropólogo que integra el consejo de asesores de Alberto) y Gustavo Beliz. El Presidente se metió de lleno en el tema hacia el viernes y estuvo todo el fin de semana ajustando los detalles. El viernes, principalmente con Martín Guzmán, su ministro de Economía, con quien además estudió los detalles del nuevo aumento a los jubilados.

Van a hacer un repaso exhaustivo de la herencia y van a delinear el rumbo de los próximos 12 meses. Probablemente sea el tramo principal del discurso. Otros ministerios también pasaron sus prioridades, como el Plan de Modernización de Transporte o los importantes avances en materia de igualdad de género.

Como parte de los anuncios, seguramente Alberto dedique un tramo de su discurso a darle un respaldo al proyecto para bajar el impuesto a las ganancias para la clase media. Sabe que es el sector social más golpeado por su gobierno. Según los focus groups que Alberto recibe periódicamente, en las clases populares la situación es dramática, pero hay un reconocimiento de las políticas sociales, particularmente el IFE.

La idea es que la reforma al impuesto se discuta el martes en comisiones y se trate en el recinto de diputados el 12. El proyecto lleva la firma de Sergio Massa, como parte de una negociación interna que hubo en el Frente de Todos.

En los últimos días se sumó el apoyo de la CGT, después de que Massa aceptara incorporar algunas modificaciones que le plantearon los “dipusindicales” a partir de un proyecto de Facundo Moyano: exenciones por viáticos y almuerzos, deducciones por hogares monoparentales y jubilados. Así, el Gobierno se garantiza el apoyo de todo el arco sindical.

A partir de las 12, Alberto va a hablar y va a hacer un balance de su primer año de gobierno, y va a presentar el plan para su segundo año. El discurso llega en medio del escándalo del vacunatorio VIP, que fue un golpe a su gestión. Alberto pensaba que en esta época del año iba a tener el operativo de vacunación mucho más avanzado: el plan original hablaba de 20 millones de dosis para fin de febrero, lo que alcanzaba para vacunar a todo el personal de salud, adultos mayores y empezar con el personal estratégico que incluía docentes. Por ahora solamente alcanzó para algunos médicos, pocos adultos mayores y algunos funcionarios amigos.

La errática reacción del Gobierno ante las vacunas vip

  • Primero echó a Ginés, lo que se asumía como un reconocimiento del error.
  • Pero después, Alberto aclaró vía Twitter que “los vacunados estaban en condiciones objetivas (por la edad o las condiciones físicas) de recibirlas”. Omitió decir que la mayoría de ellos se salteó el cronograma, por lo menos.
  • Días más tarde, desde México pidió “terminar con las payasadas”. “No hay ningún tipo penal en Argentina que diga ‘será castigado el que vacune a otro que se adelantó en la fila'”, planteó. Estudiantes de derecho de Franja Morada (UCR) sacaron un comunicado diciendo que se podría aplicar las figuras de “abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, tráfico de influencias y/o malversación de fondos públicos”.

También le tocó a Santiago Cafiero salir a defender lo indefendible y dijo que “el vacunatorio vip es un invento de los periodistas”.

Y después deslegitimó las denuncias: “La oposición no aportó nada para la gestión de la pandemia”, dijo. Larreta fue socio del Gobierno durante la mayor parte de la cuarentena; parte de la oposición hizo documentos críticos a la gestión que no fueron tenidos en cuenta.

La estrategia de salir a embarrar la cancha contradice todas las recomendaciones de los manuales de crisis. Si el Gobierno fue tan rápido para reconocer el error y apartar al ministro, ¿por qué salió a contraatacar después de esa manera?

Otra vez la dinámica de la grieta y el año electoral que se inicia. “Se defienden pegando piñas al aire y quieren clausurar el tema antes de tiempo echándole la culpa a los demás”, analiza un consultor cercano al Gobierno.

La dinámica de la grieta y una sorpresiva encuesta

El tema generó ruidos también adentro del kirchnerismo, fundamentalmente por la vacunación vip de Carlos Zannini, hombre de máxima confianza de Cristina Kirchner que por ahora permanece en silencio, al igual que su jefa. “Quedamos desarmados por el tema. Hay que activar y dar la cara”, dice un exfuncionario de Cristina al que le tocó enfrentar múltiples denuncias. “Yo me hice cargo y puse la cara. Si tenés todo claro, con gestión se sale”, opina en off.

La dinámica de la grieta agiganta el problema. Una encuesta que circula en los pasillos del poder muestra que el Frente de Todos podría quedar tercero en la Ciudad. Larreta y su espacio miden 50 puntos según este relevamiento. ¿Quién queda segundo? Javier Milei. Todavía es temprano, pero es un fenómeno para revisar.

La misma encuestadora muestra un crecimiento de Patricia Bullrich en el interior de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. El fenómeno de Bullrich no se puede desatender. La marcha del sábado vuelve a mostrar una tendencia: la sociedad está agrietada y los líderes moderados (Larreta, ¿Alberto?) no pueden hacer nada para contener los desbordes de los extremos.

El Frente de Todos decidió contraatacar. Buscó irregularidades con las vacunas en todas las provincias e intendencias que maneja Cambiemos. En algunos casos encontró argumentos.

  • A Larreta le saltó rápidamente una denuncia de “privatización de la campaña de vacunación” por tercerizar en instituciones de salud privadas y gremiales. Es cierto que la Ciudad no da abasto para vacunar a todos. No queda claro por qué los afiliados de ciertas prestadoras van a tener turnos preferenciales para acceder a la vacuna.
  • En Mendoza piden que el gobernador Rodolfo Suárez difunda la lista de funcionarios vacunados. "Hay muchas sospechas dando vuelta sobre funcionarios importantes”, dijo un legislador peronista.
  • Todos los días aparecen denuncias cruzadas sobre intendentes de todo el país que dan trato preferencial a sus familias en la lista de vacunación.
  • El diputado Rodolfo Tailhade le metió una denuncia por enriquecimiento ilícito a Adolfo Rubinstein, ex ministro de Salud de Cambiemos. “Puse foco en él porque me cansó verlo en cuanto canal que hay, pontificando en materia de salud pública, donde hemos visto cómo ha sido su gestión”, dijo el diputado.

El escándalo de las vacunaciones VIP volvió a embarrar la cancha. El Gobierno, lejos de reconocer explícitamente el error, intenta disparar para todos lados para demostrar que “son todos lo mismo” y que el “error” no fue tan grave: en definitiva, el plan de vacunación sigue.

El Gobierno nunca entendió que este problema, a diferencia de otras crisis, afecta al 100% de la población. Todos quieren tener su vacuna porque temen por sus vidas o porque quieren volver a ver a sus seres queridos, o porque necesitan seguir trabajando o para mandar tranquilos a la escuela a sus hijos. En ese contexto, los privilegios quedan mucho más expuestos y la indignación es cada vez mayor.

 Embed      
¿Te gustó esta columna? Suscribite a La Jungla del Poder haciendo click abajo de la foto. Te llega a tu mail dos veces por semana.
¿Te gustó esta columna? Suscribite a La Jungla del Poder haciendo click abajo de la foto. Te llega a tu mail dos veces por semana.

www.a24.com/jungla