Casa Rosada

Después de los bloopers, Alberto lee su discurso en acto por Güemes y pide que le reconozcan su "condición de prócer"

Comparó la falta de reconocimiento de su Gobierno con el que sufrió el patriota salteño. Por primera vez leyó en un acto oficial.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El presidente Alberto Fernández leyó por primera vez un discurso en un acto público

El presidente Alberto Fernández leyó por primera vez un discurso en un acto público, a una semana de protagonizar una seguidilla de bloopers. Fue durante el homenaje a Güemes. (Foto: Presidencia)

Una semana después de protagonizar varios bloopers, el presidente Alberto Fernández se mostró por primera vez en público este jueves leyendo un discurso, durante un acto en Salta, para homenajear al Martín Miguel de Güemes en los actos por el Bicentenario de su muerte. Comparó la falta de reconocimiento del líder salteño como prócer, con las críticas que sufre su gobierno.

"Tardaron muchos años en reconocerle la condición de prócer", dijo el Presidente al leer por primera vez un discurso en un acto oficial, al encabezar este jueves los homenajes en la provincia de Salta.

Serio, rodeado por varios ministros como la titular de Salud, Carla Vizzotti, el de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, Fernández leyó un discurso de unos 15 minutos desde una hoja ubicada en el atril presidencial.

image.png

El cambio en la estrategia presidencial se produjo luego de que desde los equipos de comunicación de la Casa Rosada, admitieran a A24.com que el Presidente decidió bajar el perfil público, apesadumbrado por los seguidos errores cometidos la semana pasada durante la cumbre presidencial con el jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, con la polémica frase sobre el origen de los argentinos: "Los mexicanos vienen de los indios, los brasileros vienen de la selva y los argentinos llegamos de los barcos de Europa", que recorrió el mundo como un blooper del Presidente.

Y la posterior seguidilla de equivocaciones, como cuando un día después, en otro acto oficial llamó a los argentinos que "vayan a contagiarse", en lugar de decir: "vayan a vacunarse", cuando anunció el viernes 31 de mayo la prórroga del nuevo DNU que extendió las restricciones a la circulación hasta el 25 de junio.

A diferencia de sus antecesores, Alberto pareció responder a las críticas y subió la apuesta, al mostrarse leyendo desde un papel, su discurso.

¿Qué dijo Fernández en su discurso sobre Güemes?

Leyendo un discurso de unos 15 minutos, Fernández reivindicó a Güemes en la lucha que entabló por la independencia de América de Sur en contra de las fuerzas del Imperio español, pero varias veces se lo vio bajando la cabeza para leer el discurso y destacó en lo que pareció una comparación entre la falta de reconocimiento del prócer salteño con las críticas a la gestión de la pandemia de su actual Gobierno.

"Güemes fue una muestra de enteresa incorruptible. Nunca cedió a los chantajes, ni siquiera cuando la parca se le acercaba", dijo Fernández y señaló que el prócer "sufrió el menosprecio de ciertos sectores que definitivamente lo maltrataron, le quitaron el apoyo que necesitaba y tardaron muchos años en reconocerle la condición de prócer que hoy le reconocemos a Güemes", señaló.

Muy serio, Fernández dijo que "en estos momentos tan horribles, donde la muerte y la enfermedad nos acecha, es momento de tener temple y recordar lo que nuestros próceres hicieron".

Y agregó: "Hacer patria es entender como dice el Papa Francisco, que en un escenario como éste nadie puede salvarse solo. Hacer patria es entender que cuando no estamos unidos, sólo el malestar, la pena y la angustia termina ganándonos. Hay una patria más grande que es América Latina que debemos construir con unidad. Hacer patria es reclamar igualdad para todos. Hacer patria es rechazar el veneno de la corrupción que proponen los poderosos", dijo Alberto, palabras más, palabras menos, haciendo foco en una respuesta a las críticas a su gestión.

En ese marco, dijo que el bicentenario de la muerte de Güemes "es un día propicio para que yo le jure (como Presidente) al general, que en medio de la pandemia voy a trabajar incansablemente por la salud, por vacunar a todos los argentinos, por reconstruir un país federal donde el norte no sea olvidado, ni haya una Argentina central ni una periférica. Voy a trabajar con los 24 gobernadores", prometió.

Y lanzó otro mensaje a la oposición que denuncia irregularidades en el Plan de Vacunación: "No es tiempo de debates estériles, es tiempo de superar la pandemia" dijo y agregó: "Tenemos el dolor cotidiano de los que se nos mueren, nos dejan por una pandemia, en honor de todos ellos, unamos fuerzas, tenemos un futuro por delante, la vacuna es la puerta de entrada a la vida que extrañamos, vamos a hacerlo entre todos y todas unidos, como la Argentina nos reclama", insistió.