Rumbo político

El Gobierno defendió la postulación de Ariel Lijo para la Corte Suprema

El vocero presidencial, Manuel Adorni, se refirió a la incorporación a la Corte propuesta por Javier Milei. "Tiene especialidad en Derecho Penal, el resto no la tiene. Es el único que ha hecho carrera en el Poder Judicial", expresó Adorni.

El Gobierno anunció duras penas para los organizadores de piquetes y defendió el nombramiento de Ariel Lijo para la Corte

El Gobierno anunció duras penas para los organizadores de piquetes y defendió el nombramiento de Ariel Lijo para la Corte

El Gobierno anunció este jueves su intención de modificar las leyes de legítima defensa y de endurecer las penas para quienes organicen piquetes en la vía pública y, al mismo tiempo, defendió el nombramiento de Ariel Lijo para la Corte Suprema. La noticia fue adelantada por el vocero presidencial, Manuel Adorni, durante una conferencia de prensa.

“El doctor Ariel Lijo es el único juez, en el caso de que efectivamente forme parte de la Corte, que tiene especialidad en Derecho Penal, el resto no la tiene. Es el único que ha hecho carrera en el Poder Judicial", expresó Adorni.

Y, pese a que no ahondó en las críticas de la Coalición Cívica, completó: "Fueron los valores que se han puesto en el orden de aptitudes el doctor Lijo para ser uno de los dos elegidos”.

También dijo que no había otro penalista de más peso “dentro de la experiencia que Milei evaluó” y al respecto sostuvo: “Siempre se van a poner en valor la experiencia y la trayectoria, la capacidad que tenga para ejercer el cargo”.

Quién es Ariel Lijo, el juez candidato a sumarse a la Corte Suprema

Ariel Lijo nació el 19 de octubre de 1968, se graduó como abogado en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y asumió como titular del Juzgado Federal N° 4 en lo Criminal y Correccional en octubre de 2004, cuando cubrió la vacante dejada por su entonces cuñado, Gabriel Cavallo, quien ascendió a la Cámara Federal.

En 2004, cuando aún se desempeñaba como secretario de la Sala I de la Cámara Federal, se inscribió en el Concurso 59, destinado a cubrir cuatro vacantes en los Juzgados Federales Criminales y Correccionales de primera instancia.

Pese a que quedó en quinto lugar en la terna del Consejo de la Magistratura, las bajas de Eduardo Freiler y Luis Salas le allanaron el camino para que su nombre fuera aprobado en el Senado tras el envío del pliego del Ejecutivo.

A lo largo de su carrera, Lijo encabezó importantes investigaciones: entre otras, la causa Ciccone, en la que procesó al vicepresidente Amado Boudou, la investigación del encubrimiento en la causa AMIA, que involucró a figuras destacadas como Carlos Menem y ex funcionarios de la SIDE y la Justicia. El juez, incluso, pidió en su momento el levantamiento del secreto bancario de la "Fundación Leo Messi" por presunto lavado de dinero.