El peronismo “desplazado” tuvo su primera mesa política y apuesta a la unificación bajo la sombra de Cristina
Layer 1
PeronismoUnificado

El peronismo “desplazado” tuvo su primera mesa política y apuesta a la unificación bajo la sombra de Cristina

Qué pasó. Después la intervención del PJ, la llegada de Luis Barrionuevo y los numerosos exabruptos de José Luis Gioja, se reunió por primera vez la Mesa de Acción Política del PJ "desplazado" para “definir la estrategia” de tender puentes hacia los que se alejaron. Es la hora de sumar.

Quiénes fueron. La reunión fue convocada por el formoseño Gildo Insfran y por el propio Gioja. Participaron los representantes del peronismo  Beatriz Rojkes (Tucumán), Alberto Rodríguez Saa (San Luis), Estela Neder (Santiago del Estero), Gustavo Menéndez (Buenos Aires), Fernando Espinoza (Buenos Aires), Wado De Pedro (Buenos Aires), Agustín Rossi (Santa Fe), Víctor Santa María (CABA) y Leonardo Nardini (Buenos Aires), entre otros.

Qué dijeron. Al final del encuentro emitieron un comunicado en el que criticaron al Gobierno y remarcaron varias veces la importancia de unirse. "Para el peronismo la única grieta que existe es la desigualdad", rezaron.

"Debemos poner lo mejor de cada uno de nosotros, con humildad y privilegiando las coincidencias de la doctrina justicialista por sobre las diferencias coyunturales"

Por qué es importante. El peronismo "desplazado" (por la Justicia) sigue generando actividades y movimiento como una manera de desconocer el fallo de Servini. Las autoridades desplazadas, con Gioja a la cabeza, quieren demostrar capacidad para aglutinar a la mayor cantidad de segmentos del disperso universo peronista y así presionar a la Cámara Electoral, que debe decidir en los próximos días si continúa o no la intervención.

La gira. Paralelamente, el bloque de legisladores del peronismo "federal" se reunión en Tucumán con el gobernador Juan Manzur. Fueron delegados como Graciela Camaño y Marco Lavagna (massismo) y Eduardo "Bali" Bucca y Florencia Casamiquela (randazzismo), además de Pablo Kosiner, hombre de Juan Manuel Urtubey y jefe del bloque de diputados.

Cómo se traduce la interna. Más allá de estas muestras de voluntarismo, el peronismo sigue dividido en la provincia de Buenos Aires. ¿El principal foco de conflicto? Cristina Kirchner. "Nadie se anima a decirle que no tiene que ser candidata", confiesan en el PJ ante la consulta de A24.com. Y explican el cálculo: "En un balotaje, Macri le gana a Cristina. Es la única segunda vuelta en la que Macri ganaría". Pero el dilema es que, a la vez, la ex presidenta tiene un 30% de intención de voto en el Conurbano. Difícil.