La Jungla del Poder

El plan secreto de Milei para conseguir los votos en el Congreso y garantizar el ajuste que viene

Javier Milei empieza a mostrar un esquema político que lo acompañe para conducir su gestión. El acuerdo con Patricia Bullrich, los choques con Mauricio Macri y los números del Congreso que viene.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Javier Milei y su plan para el Congreso (Foto: Cámara de Diputados)
Javier Milei y su plan para el Congreso (Foto: Cámara de Diputados)

La Argentina entra en una etapa de incertidumbre total. Nunca en la historia de la democracia llegó al poder un presidente sin experiencia de gestión, sin experiencia política, sin diputados, ni senadores, ni gobernadores. Sin movimientos sociales ni sindicatos que lo respalden, ni tampoco -hay que decirlo- el respaldo de grandes grupos económicos; muchos de estos “poderes fácticos” entendieron sobre el final de la campaña que Milei era mejor que seguir como estábamos, pero eso no implica un apoyo incondicional.

Este cuadro de enorme fragilidad para gobernar se completa con algunos problemas fundantes que tiene La Libertad Avanza como fuerza política:

  • Su compromiso con los votantes es hacer el ajuste más grande de la historia; y que solo va a recaer sobre “la casta” y no sobre la gente.
  • Es una fuerza libertaria que cree profundamente en la libertad de acción. Por eso es tan difícil ordenarlos. En política -por lo menos con la lógica tradicional- eso es un problema.
  • Un líder carismático absolutamente personalista. La Libertad Avanza no llega al poder como una fuerza política sino por el impulso de su líder. Por eso, el espacio a veces anuncia una cosa y el líder decide otra. ¿Cómo se va a adaptar Milei a la nueva realidad de ser presidente?

Milei y una tropa desalineada

Milei no cuenta con los votos para imponer ninguna de las reformas que prometió. Tiene 39 diputados y 7 senadores. Necesita de acuerdos políticos para poder gobernar.

Embed

En las últimas horas llamó uno por uno a los gobernadores para pedirles colaboración para la etapa que viene.

Milei tiene un problema grande. No le gusta hacer política. La mayoría de los diputados y senadores que van a integrar su bloque no lo conoce personalmente. Solo lo vieron en charlas grandes.

El miércoles pasado los citó a una reunión en el Hotel Libertador. Gran parte de ellos esperaba que bajara línea de cómo quería que trabajaran a partir del 10 de diciembre. Pensaban que iba a ordenar el bloque y que iba a contar cómo era el proyecto de ley ómnibus que va a presentar para tratar en sesiones extraordinarias.

paquete-milei.jpg
El paquete de Milei para derogar

El paquete de Milei para derogar "500 leyes que entorpecen la actividad económica" (Foto: Twitter),

Pero nada de eso pasó: Milei habló dos horas. Y habló fundamentalmente de su plan dolarizador. No dio mayores detalles. Fue una clase de economía, según al menos 5 legisladores electos con los que habló A24.com

En la Libertad Avanza reina la confusión. Son pocos los que tienen antecedentes políticos. Los más experimentados saben que la cosa va cuesta arriba. Los más nuevos en política creen que va a ser fácil convencer a la oposición de que acompañe las medidas más importantes. “Somos empresarios, muchos dirigimos Pymes. Sabemos lo que es ser flexible para adaptarse a distintos contextos”, dice un dirigente que está en la cocina de los acuerdos que se vienen.

milei-y-macrijpg.jpg
Milei logró neutralizar a Macri, que venía por todo. Entre otras cosas, frenó la idea de que Ritondo sea presidente de Diputados (Foto: archivo).

Milei logró neutralizar a Macri, que venía por todo. Entre otras cosas, frenó la idea de que Ritondo sea presidente de Diputados (Foto: archivo).

Más allá de la poca vocación de diálogo, Milei logró neutralizar a Macri, que venía por todo. Primero frenó la idea de que Cristian Ritondo sea presidente de la Cámara de Diputados poniendo sobre la mesa el nombre de Florencio Randazzo.

Después, tejió un acuerdo (¿tácito?) con el kirchnerismo. Fue Cristina la que marcó la cancha:

“Tanto la Presidencia Provisional del Senado como la Presidencia de la Cámara de Diputados le corresponden a un o a una representante de La Libertad Avanza, fuerza política que por amplia mayoría, en el balotaje del 19 de noviembre, obtuvo la representación popular para desempeñarse al frente del Poder Ejecutivo”

Fin de la discusión. Unión por la Patria tiene 108 diputados y 37 senadores con sus aliados. Tienen la mayoría y poder de veto. Como anticipó A24.com la semana pasada, el kirchnerismo no iba a acompañar que Diputados fuera presidido por una fuerza que salió tercera en las elecciones; mucho menos a un dirigente -Randazzo- que fue candidato a vicepresidente de Schiaretti y salió cuarto.

Embed

¿Por qué es importante ese cargo?

  • Porque es el que conduce los debates para sacar las leyes que quiere el oficialismo.
  • Porque es el tercero en la línea de sucesión

Desde la óptica de Cristina, no puede haber un opositor en ese lugar. Ni siquiera un aliado. Tiene que ser alguien puro del oficialismo.

El elegido sería Martin Menem, sobrino de Carlos e hijo de Eduardo. Su papá fue 22 años senador, 10 años presidente del Senado y presidente de la Convención Constituyente del 94. En política hay algunas habilidades que maman en casa.

Cristina, la Jefa

El kirchnerismo tenía los votos para bloquear cualquier designación o imponer a su propia línea sucesoria. Pero elige correrse de esa discusión. “Nuestra discusión con el próximo gobierno no va a ser por un carguito, sino por las políticas”, explican.

Cristina se pone otra vez en el centro de la escena. Advierte -como no lo hizo en campaña- que ahora va a haber “estanflación”, estancamiento con inflación. Rápidamente salieron a recordarle que en su último período de gobierno no se creció. Es cierto, aunque tampoco hubo un estallido social.

El peronismo empieza a delinear una estrategia para encarar su nuevo tránsito a la oposición. No van a hacer obstruccionismo. Están convencidos de que las políticas de Milei son malas o de imposible implementación. No quieren que nadie los acuse de no haberlos dejado gobernar. Están seguros de que el próximo gobierno va a tropezar solo. Como en el judo, se van a oponer con la propia fuerza de su adversario.

Como sea, otra vez aparece Cristina Kirchner conduciendo el proceso.

El resto de la oposición está complicada. Patricia Bullrich no se incorporó al Gobierno en términos personales.

Cree que va a ser acompañada por buena parte de los halcones del PRO. Adentro de Juntos por el Cambio se vienen varias discusiones. Especialmente en el partido que fundó Mauricio Macri.

“Los halcones vamos a apoyar a nuestro gobierno como si fuera una especie de coalición”, cuenta un hombre de Patricia Bullrich en la Cámara. Es clave saber quién va a ser el presidente del bloque PRO.

Un sector está proponiendo a María Eugenia Vidal. Es la persona más representativa que queda en Diputados y la única figura que ganó una elección por peso propio en 2021.

Los halcones no quieren saber de nada; dicen que jugó con Massa y perdió. Podría haber una ruptura del bloque PRO si esa designación se concreta.

Maria Eugenia Vidal cedoc.jpg
La posible designación de María Eugenia Vidal como presidente del bloque PRO podría generar una ruptura (Foto: archivo).

La posible designación de María Eugenia Vidal como presidente del bloque PRO podría generar una ruptura (Foto: archivo).

Descartado de la presidencia de Diputados, Ritondo podría ser una figura de consenso para conducir el bloque.

Aunque hay un problema para mantenerse unido: El sector más duro acepta que haya libertad de conciencia para algunas votaciones; pero plantea que el 90% del bloque tiene que apoyar “el cambio” o que, si no, dan un portazo.

El otro sector del PRO dice lo contrario: nos votaron para ser oposición y podemos acompañar en algunas cosas que sean buenas para la gente. Parece ser imposible esa convivencia.

De los 43 diputados que le quedan al bloque PRO, entre 12 y 15 se autoperciben como “halcones”. Son los que estarían dispuestos a romper en caso de que en su bloque quieran “entorpecer el cambio”. El que comanda la estrategia de este subespacio es Damián Arabia, mano derecha de Patricia Bullrich, hoy a cargo de acercar posiciones con los libertarios.

En caso de que no haya acuerdo, muchos de estos diputados amenazan con armar un bloque que se llame “PRO Libertad”. Creen que la sangre no va a llegar al río y que 35 de los 43 diputados del PRO van a votar a favor del cambio.

“A Milei no le importa la casta, le importa el apoyo de la gente. Dijimos que había que transformar la Argentina. No vamos a poder salir a la calle si no acompañamos”, planteó en una reunión cerrada un dirigente del PRO que cree que hay que cerrar filas con el nuevo gobierno.

¿Qué cosas estarían dispuestos a apoyar desde el espacio de Patricia Bullrich?

  • Reforma laboral
  • Déficil fiscal cero
  • Privatización de Télam y todo el sistema de medios públicos
  • Privatización de Aerolíneas Argentinas

Aunque todavía no es tiempo, también podrían apoyar la privatización de YPF.

El límite que se plantean en la dolarización y cerrar el Banco Central. Es la única discusión que no van a aceptar.

Las cosas entre Patricia Bullrich y Macri quedaron muy mal. No es irreconciliable, pero al menos hasta el viernes, el diálogo permanecía roto. Macri mandó un tweet respaldando el “compromiso personal” de Bullrich y de “Toto” Caputo de integrarse al gabinete. Remarcó que es personal.

Tampoco están bien las cosas entre Milei y Macri. Dicen que en las últimas charlas, Macri quería hablar de política real y que Milei le hablaba de Boca. Se cristalizó en este tweet que salió minutos antes de que Macri respaldara el nuevo gabinete.

milei-boca.jpg
El mensaje de Milei en redes sociales relacionado con las elecciones en Boca (Foto: archivo).

El mensaje de Milei en redes sociales relacionado con las elecciones en Boca (Foto: archivo).

Todavía la alianza entre sectores del PRO y La Libertad Avanza está muy verde. Quizás se haga un primer intento de acercamiento en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires. Probablemente ahí se intente un globo de ensayo de unidad. Los diálogos están avanzados entre Nahuel Sotelo (que lidera la banca de LLA) y Florencia Retamoso (que lidera al sector de Patricia Bullrich). Solo falta el ok técnico de Guillermo Francos para avanzar, que hoy es el que comanda toda la estrategia política del espacio.

A nivel nacional quedarían a cargo de la estrategia parlamentaria:

  • Martín Menem, presidente de Diputados.
  • Oscar Zago, presidente de bloque. Es un hombre que viene del angelicismo
  • Francisco Paoltroni, formoseño, sería el presidente provisional del Senado
  • Y Ezequiel Atauche (de Jujuy), el presidente del bloque de LLA

El porotoeo en el Congreso

Milei no tiene los números. Necesita llegar a 129 diputados y 37 senadores para sacar leyes.

En Diputados, si todo el PRO votara con ellos, todos los partidos provinciales y la mitad del radicalismo acompañara, llegarían a los 125 votos. Son números optimistas, pero solo le faltarían de esta manera 4 diputados.

En el Senado está todavía más complicado. Con todo la Libertad Avanza, más el PRO, más los aliados del PRO, más los provinciales, más la mitad de la UCR apenas llegan a 33 votos. También números optimistas, pero le faltarían solo 4 senadores.

Sí o sí, Milei necesita al peronismo para poder gobernar. Y para eso tiene que quebrar la conducción de Cristina Kirchner sobre su bloque. Otra vez Cristina vuelve al centro de la escena con una decisión clave que tomó en junio: quedarse con la mayoría de las listas legislativas. Milei no la va a tener fácil. Aunque confía en convencer a los gobernadores peronistas de que lo acompañen en la primera etapa. ¿Lo logrará?

¿Te gustó esta columna? Recibila en tu mail todos los domingos www.lajungladelpoder.com.ar