icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Elecciones 2021: Peña regresa lentamente y tiene en mente una estrategia "Dream Team" para las listas

Elecciones 2021: Peña regresa lentamente y tiene en mente una estrategia
El ex jefe de Gabinete, Marcos Peña. Foto: Gabriel Cano / Comunicación Senado

La crisis económica y social que vive la Argentina como consecuencia de la pandemia no impide que de forma subterránea los partidos políticos empiecen a ver en el horizonte las elecciones de medio término del año que viene. Mientras el presidente Alberto Fernández busca cerrar filas dentro del PJ conteniendo a cada uno de los integrantes del Frente de Todos, en Juntos por el Cambio comienza a germinarse la idea de avanzar con un armado de listas diferente a lo que sucedió históricamente en cada uno de los miembros que conforman esa coalición.

Se trata de una estrategia que se asemeja al “Dream Team” pensada por el ex jefe de Gabinete, Marcos Peña, pero que todavía no termina de tener una aceptación total entre los miembros de la coalición opositora.

En las últimas semanas Peña tuvo diferentes charlas con cada uno de los principales referentes de ese espacio en donde les transmitió su preocupación por lo que considera como una vorágine que se vive en el país no sólo por la crisis originada por la pandemia y por la cuarentena.

Ante diferentes interlocutores planteó no hay chances de un 2023 si antes no se consigue una buena elección en el 2021. “Hay que ponerle un freno al Gobierno porque sino nos llevan puestos”, le respondió uno de los dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR) con los que habló la semana pasada. Las paradojas de la salida del poder hicieron que este diputado nacional, que se enfrentó duramente con Peña durante la administración del ex presidente Mauricio Macri, llegue a una conclusión similar.

En la cabeza del ex jefe de Gabinete empieza a tomar forma la estrategia de poner a los mejores candidatos en cada uno de los distritos “sea quien sea” y “dejando de lado aspiraciones que vayan más allá” fueron los dos conceptos que más repitió. Por ahora, en los principales dirigentes de Juntos por el Cambio, la idea no germinó del todo pero poco a poco comienza a tener algunos adeptos.

En los dos primeros lugares a dar pelea se encuentran la provincia de Buenos Aires y la Ciudad. Con el actual senador nacional Esteban Bullrich y el trío que comprendían Graciela Ocaña, Toty Flores y el ahora intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, más el apoyo de la ex gobernador María Eugenia Vidal que se puso al frente de la campaña, Cambiemos cosechó un 41,35%.

En ese entonces había dos candidatos en el medio del actual oficialismo y la actual oposición: Sergio Massa y Florencio Randazzo. Con ambos fuera de la imagen, y el antecedente de la elección del año pasado, en Juntos por el Cambio saben que necesitan de un candidato fuerte para que genere el arrastre necesario para intentar acercarse lo más posible a ese número.

En la Ciudad el panorama es aún más complejo. Hace tres años en ese distrito los partidos que conformar ahora Juntos por el Cambio cosecharon entre todos un 64% de los votos. Una cifra que a priori es compleja de emular nuevamente.

“La clave en esos dos distritos es que van a cambiar la composición en Diputados. En el Senado podemos aumentar de cuatro a seis los votos que le faltan al oficialismo para los dos tercios, pero en la Cámara Baja pueden quedar con quórum propio y ahí se convierte en una escribanía”, le dijo a A24.com uno de los armadores del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, preocupado por el poroteo.

En ese escenario la pelota quedó nuevamente del lado de la ex gobernadora Vidal a quien no solamente Peña sino también buena parte de Juntos por el Cambio quiere ver encabezando la lista el año que viene. Pero ella lejos de dar una definición sobre su futuro se centra en mantener la unidad de ese espacio y sus labores académicas como docente en la Universidad Torcuato Di Tella y próximamente en la Universidad de Buenos Aires.

Quienes también están anotados en esa carrera son el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. Este último había comenzado a recorrer la provincia de Buenos Aires, con un esquema de trabajo similar al de Vidal entre 2012 y 2015, pero que tuvo que ser suspendido hasta nuevo aviso por la pandemia del coronavirus.

En la Ciudad, por otro lado, no son pocos los que evalúan que dos de las candidatas con mejor imagen decidan subirse al ring. Se trata de la ex diputada Elisa Carrió y la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “No es tan importante cómo se repartan las listas, sino el resultado final”, expresaron desde la oposición.

¿Y Macri? Por ahora, según pudo reconstruir este medio, no tiene intenciones de subirse al ring electoral por más que el libro que se encuentra escribiendo se titulará Primer Tiempo. “Si tiene que estar para acompañar lo va a hacer, pero siempre pensando en que se mantenga unido Juntos por el Cambio”, explicaron cerca del ex presidente.

La misma lógica se repite en el resto de las provincias. Un ejemplo es Entre Ríos en donde el ex ministro de Interior, Rogelio Frigerio, cada vez tiene más certezas de competir para terminar de instalarse como futuro candidato a gobernador en 2023. “Hay muchos jugadores en la Ciudad”, afirman desde su entorno ante la consulta sobre cuál será el destino de quien articuló junto a Monzó todas las leyes que salieron del Congreso durante la presidencia de Macri.

Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Neuquén, son otros de los objetivos en la mira. En la primera de ellas, por ejemplo, no se descarta que se busque sacar del retiro al ex diputado nacional Miguel del Sel. “No hay nadie, pero nadie, que mida mejor que él en la provincia”, explican desde esa jurisdicción en donde se elegirán senadores nacionales y, a priori, ninguno de los espacios que buscan competir electoralmente cuentan con un candidato instalado.

por Gonzalo Prado
SUBIR

NWS

Ovación

Show