Pandemia

Es diputada nacional, médica y trasladó a un paciente con Covid-19 en una ambulancia

Ayelén Spósito, de la bancada del Frente de Todos, contó a A24.com cómo articula su actividad legislativa con la crisis sanitaria causada por la segunda ola de contagios
La diputada nacional Ayelén Spósito es médica y acompañó a un paciente con Covid-19 que fue trasladado de urgencia a un hospital.

La diputada nacional Ayelén Spósito es médica y acompañó a un paciente con Covid-19 que fue trasladado de urgencia a un hospital.

Es diputada nacional, médica y trasladó a un paciente con Covid-19 en una ambulancia
Es diputada nacional, médica y trasladó a un paciente con Covid-19 en una ambulancia
Es diputada nacional, médica y trasladó a un paciente con Covid-19 en una ambulancia

Pocas horas antes estaba en la Cámara de Diputados, en el Congreso Nacional, debatiendo una ley, preparando un proyecto o reunida con sus colegas. Mientras regresaba a su casa, recibió un llamado: tenía que asistir a un paciente grave de Covid-19 en una ambulancia.

La noche domina en la Ruta Nacional 3 durante las más de dos horas de viaje para recorrer 180 kilómetros que separan los hospitales de San Antonio Oeste y Viedma, en Río Negro. Al llegar, el paciente quedará internado en una sala de terapia intensiva. Todo terminó.

Quien asistió al hombre en el trayecto fue la diputada nacional Ayelén Spósito (Frente de Todos-Río Negro), médica generalista de profesión. Su caso se conoció días atrás y tomó relevancia pública en las últimas semanas por esa doble función entre profesional de la salud y legisladora.

“Volvía desde Buenos Aires a Río Negro después de una sesión cuando me llamaron porque necesitaban una médica para hacer un traslado. Veníamos de una semana muy complicada, con el plantel de salud agotado”, contó la diputada nacional a A24.com

Ayelén Spósito es médica generalista de profesión y se reincorporó al plantel de profesionales de la salud del Hospital Aníbal Serra, de San Antonio Oeste, una ciudad de más 20.000 habitantes y ubicada a 1.000 kilómetros al sur de Buenos Aires. "Lo hice al inicio de la pandemia y ahora, ante esta situación preocupante, volví a ponerme a disposición porque me iban a necesitar", indicó la diputada nacional.

Ayelén Spósito Sesión (1).jpg

El Hospital Aníbal Serra llegó a tener en el momento más crítico de la segunda ola de Covid-19 todas sus camas ocupadas, por lo que los pacientes debieron ser atendidos en los pasillos de la guardia.

“Venia haciendo el seguimiento de pacientes positivos en forma remota y también lo que se llama cadena epidemiológica, que es recorrer la ruta del virus en los contactos estrechos. Ese fin de semana, el hospital necesitó un médico para un traslado a Viedma, donde está la terapia intensiva. Me llamaron y me subí a la ambulancia sin dudarlo”, destacó la diputada.

Articular la política y la medicina en la pandemia de Covid-19

Spósito se desempeñó como médica en el hospital de San Antonio Oeste hasta 2018, cuando siendo concejala del Frente de Todos decidió tomar una licencia en su puesto como profesional de la salud.

Pese a eso, siguió en contacto con sus compañeros del hospital. “Antes de la pandemia pasaba a visitarlos cada semana para tomar un mate y seguir en contacto”, recordó.

Ayelén Spósito tuit (1).png

Spósito llegó en 2019 a la Cámara de Diputados nacional tras el triunfo de la entonces diputada peronista María Emilia Soria como intendenta de la ciudad rionegrina de General Roca.

Así, la médica, que extendió su licencia en el hospital, culminará el mandato de la actual jefa comunal y dejará la banca en diciembre próximo.

Spósito pertenece al Movimiento Evita y es la primera sanantoniense en ser diputada en la historia de la ciudad, fundada en 1905.

“Mis compañeros en el hospital saben que siempre estoy dispuesta a atender a los pacientes. Nunca me desvinculé del todo del trabajo como médica y, en los últimos meses, estuvimos aún más en contacto”, comentó.

Ayelén Spósito médica (1).jpg

La diputada dijo que está dispuesta a nuevos traslados que surjan en en una emergencia y a cubrir guardias médicas. Aun en Buenos Aires, hacia donde se traslada cada semana por su actividad como legisladora, mantiene el seguimiento remoto de personas afectadas por el Covid-19.

“Habitualmente pacto un horario con los pacientes y los llamo todos los días para ver cómo evoluciona su salud, excepto que se sientan mal y me manden mensajes antes para que me comunique con ellos. Para ellos mi teléfono está abierto las 24 horas”, resaltó.

Se habló de
s