Gira presidencial

España llamó a su embajadora en Buenos Aires luego de que Javier Milei tratara de "corrupta" a la esposa de Pedro Sánchez

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, llamó a consultas a la embajadora en Buenos Aires tras los dichos del Presidente.

España llamó a su embajadora en Buenos Aires luego de que Javier Milei tratara de corrupta a la esposa de Pedro Sánchez. (Foto: REUTERS)

España llamó a su embajadora en Buenos Aires luego de que Javier Milei tratara de "corrupta" a la esposa de Pedro Sánchez. (Foto: REUTERS)

España llamó a consultas a su embajadora en Buenos Aires después de que el presidente Javier Milei llamara "corrupta" este domingo a la esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Fue durante un acto en Madrid, según afirmó el ministro de Asuntos Exteriores.

"Les anuncio que acabo de llamar a consultas a nuestra embajadora en Buenos Aires sine die", sostuvo José Manuel Albares en un comunicado oficial.

En ese marco, sostuvo: “Las gravísimas palabras pronunciadas por Javier Milei sobrepasan cualquier tipo de diferencia política o ideológica. No tienen precedentes en la historia de las relaciones internacionales y aún menos en la historia de las relaciones entre dos países y dos pueblos unidos por fuertes lazos de hermandad”.

Embed

España sobre la estadía de Javier Milei

“A esta hospitalidad y buena fe, ha respondido con un ataque frontal a nuestra democracia, a nuestras instituciones y a España”, continuó el funcionario español luego de la participación de Milei en la cumbre de ultraderecha “Europa Viva 24″.

En ese sentido, el ministro planteó: “El respeto mutuo y la no injerencia en asuntos internos es un principio inquebrantable en las relaciones internacionales y es inaceptable que un presidente en ejercicio en visita a España insulte a España y al presidente del gobierno de España. Es un hecho que rompe con todos los usos diplomáticos y las más elementales reglas de las convivencias entre países”.

Y añadió: “Milei, con su comportamiento, ha llevado las relaciones entre España y Argentina a su momento más grave en nuestra historia reciente”.

Le exigimos a Milei el respeto a las formas que se deben entre naciones, que excluyen la injerencia en asuntos internos y que esté a la altura del gran país al que representa y del puesto que ocupa. Unas formas y un respeto que jamás debió abandonar, mucho más estando en la capital de España”, concluyó el ministro español.