Réplica

Gasoducto Néstor Kirchner: el presidente del Grupo Techint se defendió de las acusaciones de corrupción

Tras las sospechas surgidas en el marco de la salida del Gobierno del ex ministro de Producción, Matías Kulfas, Paolo Rocca hizo su descargo sobre la licitación de la obra.
El presidente del Grupo Techint

El presidente del Grupo Techint, Paolo Rocca, aseguró este martes que "no hubo ni hecho de corrupción, ni direccionamiento del pliego, ni nada por el estilo", respecto de la licitación para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner (Foto: NA).

En ese sentido, recorrió todo el proceso a través del cual el Gobierno convocó a múltiples empresas para llevar adelante la obra antes del invierno de 2023 y que sólo Tenaris -la empresa metalúrgica subsidiaria de Techint en la Argentina- cumplió con los requisitos establecidos en el pliego.

"El gasoducto es una de las obras fundamentales para desarrollar los recursos de Vaca Muerta después de lo que se ha hecho en el pasado, como el Plan Gas, que fue muy importante. El Gobierno llegó un poco tarde con el tema de la financiación. Elaboró un pliego para la compra de los tubos y un pliego para la construcción", describió Rocca ante la consulta en un panel con otros empresarios en una reunión por los 20 años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

La explicación por la polémica compra de tubos para el gasoducto

Techint despidió a 1450 empleados. El gobierno dictó la conciliación obligatoria. (Foto: Archivo)

Paolo Rocca explicó que "el pliego para la compra de tubos es un pliego técnicamente indiscutible", y señaló que "prevé cómo tiene que ser el gasoducto". Asimismo, detalló las características técnicas que debían cumplirse y aseguró que "son las mismas que en todos los gasoductos troncales".

"Para poder realizar el gasoducto en un tiempo breve y llegar para el invierno de 2023, los tiempos para recoger las ofertas y, después, conectar esto con la construcción del gasoducto han sido muy cortos. (En el Gobierno) salieron a buscar a todos los que podían ofertar los tubos, y ni los chinos ni nadie pudieron llegar con una oferta consistente con los tiempos previstos", indicó el empresario.

Según dijo, Tenaris llegó a cumplir con los requisitos forzando su cadena de abastecimiento de Brasil a la Argentina.

En este sentido, señaló que "la dirección de Ieasa (ahora Enarsa, la empresa pública nacional a cargo de la adjudicación de la obra) se encontró con una licitación en la cual había un oferente".

Así, subrayó que "podría haber decidido cancelar la licitación, olvidarse del gasoducto para 2023 y hacerlo más adelante", pero remarcó que "lo que hizo, con sentido común, fue asignárnosla a nosotros".

Paolo Rocca se desligó de las acusaciones de corrupción

gasoducto-nestor-kirchner.jpg
Gasoducto Néstor Kirchner: se cumplieron más de tres años del primer llamado a licitación y fueron pocos los avances (Foto: archivo)

Gasoducto Néstor Kirchner: se cumplieron más de tres años del primer llamado a licitación y fueron pocos los avances (Foto: archivo)

"No hubo ni hecho de corrupción, ni direccionamiento del pliego, ni nada por el estilo", aseguró el empresario, quien agregó: "Acá hay un sentido común que creo que debería prevalecer para ir adelante todos juntos. Tener un gasoducto o no tenerlo en 2023 es una diferencia de US$ 2.500 o US$ 3.000 millones" que puede ahorrar el país.

A su vez, admitió que "puede ser que no simpatice con una parte de la ideología" del Gobierno, pero aseguró que respeta "un informe técnico cuando lo reconozco como tal y esto fue lo que se ha hecho".

"El sentido común -aseguró- se fue perdiendo en la múltiple grieta que tenemos en todos lados y creo que hoy está interviniendo la justicia en el pliego. Es muy probable que terminaremos pagando en el invierno de 2023 el gas a US$28 en lugar de a US$4".

En ese marco, lamentó que, "si la cosa sigue con atraso, no se va a llegar" para el objetivo propuesto para el invierno de 2023.

s