Represión en Formosa

Insfrán en la Rosada: saludo con Alberto pero sin reunión, silencio en el Gabinete y el faltazo de Larreta para evitar la foto

Con la agenda centrada en las políticas de Estado contra la violencia de género, el Gobierno eludió referirse al conflicto en la provincia norteña.
por Stella Gárnica | 08 de marzo de 2021 - 15:35
Alberto Fernández finalmente no se reunió con Gildo Insfrán

Alberto Fernández finalmente no se reunió con Gildo Insfrán, quien se retiró de la Casa Rosada sin formular declaraciones. Pero sí hubo saludo. (Captura de pantalla)

Gildo Insfrán llegó al mediodía y se retiró de la Casa Rosada sin formular declaraciones. Fue como una especie de apoyo implícito pero no declarado. El Gobierno nacional evitó hablar del conflicto por la represión policial en Formosa a vecinos que protestaron en rechazo al regreso a la fase 1 de confinamiento por coronavirus. Pero Insfrán se tuvo que ir sin conseguir que lo recibiera el Presidente ni los ministros Santiago Cafiero ni Eduardo De Pedro, como se especulaba.

Otro que quiso evitar la foto con Insfrán fue el opositor jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que faltó a la convocatoria del Gobierno nacional para firmar el acta de compromiso que firmaron el resto de los gobernadores provinciales.

La única que habló del conflicto en Formosa fue la ministra de Mujeres, Diversidad y Géneros, Elizabeth Gómez Alcorta, quien en declaraciones a periodistas acreditados en Casa Rosada, se limitó a señalar que el Gobierno nacional “repudia la violencia institucional y defiende los Derechos Humanos, y cualquier manifestación y libertad de expresión”.

El ninguneo a Insfrán fue la estrategia diseñada por la Casa Rosada con el argumento de “no mezclar” la crisis política que vive Formosa, un distrito gobernado históricamente por el peronismo, con el anuncio con todos los gobernadores de políticas de Estado contra la violencia de género.

Consultada sobre cómo justifica la presencia de Insfrán en un acto donde justamente se anuncia políticas contra la violencia, Gómez Alcorta se limitó a señalar que “sería un absoluto sinsentido que no convocáramos a un gobernador cuando la idea es llevar adelante políticas de Estado para erradicar la violencia por motivos de género”.

Pero ante la pregunta sobre la represión policial producida en Formosa el viernes, entre las que hubo mujeres entre las víctimas de la violencia policial, Gómez Alcorta dijo que desde el Gobierno nacional “repudian todo hecho de violencia y represión en cualquier manifestación y en el ejercicio de derecho libertad de expresión”.

“Antes que funcionaria soy una dirigente de derechos humanos”, señaló la ministra, aunque no quiso dar más detalles y visiblemente ofuscada por la insistencia sobre la situación formoseña, pidió que le pregunten sobre el tema concreto del “evento” que encabezó junto al presidente este lunes en la Casa Rosada.

“Acabamos de firmar un compromiso por la no violencia, primero hagan preguntas sobre este evento, después responderé otras preguntas…”, dijo y arremetió: “Tal vez la ausencia de periodistas mujeres haga posible la ausencia de temas vinculados a la violencia de género. Es histórico lo que acabamos de vivir, pido que le demos la entidad que tiene”, enfatizó.

Por su parte, durante el acto que tuvo lugar en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, Alberto Fernández evitó referirse a la violencia en la provincia de Formosa y se limitó a pedir a los gobernadores que “del mismo modo que construimos memoria, verdad y justicia para los delitos de lesa humanidad, por favor, comprometámonos a ponerle fin a la desigualdad en razón del género, a construir una sociedad igualitaria, a no discriminar a nadie por su condición de género, y a ser la sociedad justa que nos merecemos”.