Reclamo

Kicillof defendió a Berni tras el asesinato del kiosquero: "La inseguridad en la Provincia es crítica hace muchos años"

El gobernador de la provincia de Buenos Aires destacó el trabajo del ministro de Seguridad tras el repudio de los vecinos de Ramos Mejía.
El domingo

El domingo, Berni fue recibido con insultos en medio de la protesta que se realizó frente a la Comisaría 2° de Ramos Mejía.

El gobernador Axel Kicillof defendió este lunes la gestión del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aunque reconoció que la situación de inseguridad en la Provincia es crítica, tras el asesinato de un kiosquero en Ramos Mejía, partido de La Matanza. Los vecinos ayer repudiaron la presencia del funcionario.

"Como ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires es uno de los cargos más complejos porque la situación obviamente de la inseguridad hace mucho tiempo que es crítica, hace muchísimo tiempo", expresó este lunes el mandatario en diálogo con Futurock.

El domingo, Berni fue recibido con insultos y al grito de "asesino" en medio de la protesta que se realizó frente a la Comisaría 2° de Ramos Mejía tras el crimen del comerciante y donde se encontraban detenidos los delincuentes, un hombre de 29 años y una chica de 15.

El gobernador destacó el proceso de transformación en la Policía bonaerense a partir de un proceso de inversión y profesionalización de los efectivos de la fuerza en todo el territorio. "La formación de la Policía está cambiando para que ejerzan su función dentro de la normativa y fuera de la normativa absolutamente nada", insistió.

El papá del kiosquero pidió "pena de muerte a los chorros"

El papá del kiosquero asesinado en Ramos Mejía.jpg

"Nunca pensé que me iba a pasar esto. Me arruinaron la familia. Nunca más puedo vivir tranquilo", dijo llorando a los medios.

El papá de Roberto Sabo, el kiosquero asesinado este domingo en Ramos Mejía, aseguró entre lágrimas que los autores "arruinaron" su familia y que nunca más va a poder "vivir tranquilo", mientras que pidió "la pena de muerte para los chorros" y "que no salgan más".

"Nunca pensé que me iba a pasar esto. Me arruinaron la familia. Nunca más puedo vivir tranquilo. Quiero agradecer a Alberto y a Cristina, que largan a los chorros, a todos los asesinos, a los matones, a matar gente buena a la calle. Gracias Alberto y gracias Cristina", sostuvo en declaraciones a la prensa.

Un asesinato a sangre fría en La Matanza

Un kiosquero de 45 años fue asesinado el domingo a balazos cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, partido de La Matanza.

La víctima fue identificada como Roberto Sabo, de 45 años y murió casi en el acto y, según los primeros informes médicos, presentaba seis orificios de bala.

Kiosquero asesinado en La Matanza.jpg

Un testigo fue quien alertó a la Policía cuando el asesino salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, que había sido robado minutos antes y a mano armada a un remisero que se encontraba por la zona.

Los voceros señalaron que en medio de la huida, los dos delincuentes que iban en el auto chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear, tras lo cual, ingresaron a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

En tanto, efectivos de la comisaría 2da. de Ramos Mejía, de la Subestación Oeste de La Matanza, fueron alertados minutos después que los mismos sospechosos le robaron la moto a un delivery, por lo que rápidamente iniciaron un operativo cerrojo que finalizó con la detención de la pareja en Avenida de Mayo y Rivadavia.

s