icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

La Agencia Federal de Inteligencia Argentina: ¿Qué función cumple la AFI?

La Agencia Federal de Inteligencia Argentina: ¿Qué función cumple la AFI?
la-agencia-federal-de-inteligencia-argentina-que-funcion-cumple-la-afi

La Agencia Federal de Inteligencia Argentina es un organismo que tiene como objetivo resguardar el sistema democrático de delitos federales complejos.

La Agencia Federal de Inteligencia Argentina (AFI) funciona bajo la conducción política e institucional del Poder Ejecutivo. Su propósito, tal como lo explicita el sitio web, es el de “producir Inteligencia Nacional Estratégica, Contrainteligencia, Inteligencia Criminal, e Inteligencia Estratégica Militar con el objetivo de formular respuestas adecuadas en relación a amenazas o riesgos que puedan afectar la seguridad exterior e interior de la Nación, como así también respecto de las actividades criminales que por sus características puedan afectar derechos fundamentales de sus habitantes”.

Ahora bien, ¿qué significa esto?

En lo concreto, la Agencia Federal de Inteligencia Argentina protege a la Nación tanto a nivel interno como externo. En cuanto a la defensa nacional, es decir externa, las problemáticas de las que se encarga la agencia son todas aquellas relacionadas a posibles agresiones por parte de otros Estados, así como también la integridad territorial y la independencia política de nuestro país.

En lo que respecta a la seguridad interna, la Agencia Federal de Inteligencia argentina se encarga de otorgar respuestas a fenómenos delictivos relacionados al terrorismo, atentados contra el orden constitucional, criminalidad organizada (narcotráfico, trata de personas sexual o laboral, tráfico de armas, etc.), así como acciones contra la ciberseguridad, los sistemas informáticos, las redes, y los datos.

Marco normativo

La AFI se rige por la Ley de Inteligencia Nacional 25.520, sancionada el 27 de noviembre de 2001, y su modificación (Ley 27.126), que se promulgó el 3 de marzo de 2015 y entró en vigencia 120 días después.

Entre los cambios que planteó dicha reforma, se estableció crear la Agencia Federal de Inteligencia y disolver la Secretaría de Inteligencia (SIDE), transfiriendo desde el Ministerio de Seguridad la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal hacia la AFI.

Composición de la AFI

Las máximas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia argentina son el o la directora general y el o la subdirectora general.

Dado que la AFI funciona bajo conducción política e institucional del Poder Ejecutivo, ambos cargos son designados por el presidente de la Nación, y ratificados por el Senado Nacional. Las actividades de ambos cargos están determinadas por la Ley de Inteligencia Nacional 25520, y su correspondiente modificación con la Ley 27.126.

El Sistema de Inteligencia Nacional

La AFI es el órgano superior del Sistema de Inteligencia Nacional, que es la comunidad de inteligencia de nuestro país. El SIN fue creado a partir de la ley de Inteligencia Nacional 25.520, previamente mencionada.

Además de la Agencia Federal de Inteligencia, el SIN está compuesto por otras dos organizaciones: la Dirección de Inteligencia Criminal e Investigaciones, del Ministerio de Seguridad, y la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar, que depende del Ministerio de Defensa. Cada una de las instituciones y organizaciones debe contribuir a la toma de decisiones en materia de seguridad de nuestra Nación.

Por otro lado, la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia está encargada de controlar a la AFI, así como también a los otros dos organismos mencionados que integran el SIN.

¿Qué funciones cumple la Agencia Federal de Inteligencia argentina?

Según está establecido, las funciones más importantes de la AFI son trece. Entre ellas, se destacan: formular el Plan de Inteligencia Nacional, diseñar y ejecutar los programas y presupuestos de inteligencia según dicho Plan, dirigir las actividades del Sistema de Inteligencia Nacional, planificar y ejecutar las actividades de obtención de información para producir Inteligencia Nacional y Contrainteligencia, coordinar con los funcionarios correspondientes las actividades dentro del marco de la ley 23.554 de Defensa Nacional y la ley 24.059 de Seguridad Interior.

Además, la Agencia Federal de Inteligencia argentina debe proporcionar al Ministerio de Defensa la información necesaria para producir Inteligencia Estratégica Militar, otorgar al Consejo de Seguridad Interior la información que fuera menester para producir Inteligencia Criminal, y celebrar convenios con personas físicas o jurídicas, tanto públicas como privadas, que sirvan para el cumplimiento de sus funciones.

La Nueva Doctrina de la AFI

Con la modificación de la Ley de Inteligencia en 2015, también se aprobó el 6 de julio de 2015 la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional (según Decreto 1311/2015). Dicho documento trata sobre las funciones, el personal y la estructura de la AFI. Además, sentó las bases de “un profundo proceso de reforma y modernización del Sistema de Inteligencia Nacional”.

De esta manera, se estableció un nuevo concepto de inteligencia nacional, que deriva de una visión más integral: “la inteligencia nacional es la actividad institucional que se inscribe dentro del marco del Estado constitucional social y democrático de derecho y que apunta a dar cuenta de los desafíos, coacciones y conflictos que ponen en riesgo la defensa y la seguridad democráticas de nuestro pueblo”.

En línea con lo establecido por la Nueva Doctrina, la inteligencia nacional debe “velar por la protección y el cuidado de los argentinos, y no espiarlos”. De esta manera, el SIN se configura como un “observatorio” enfocado exclusivamente a producir y gestionar conocimientos acerca de problemáticas relevantes en materia de defensa nacional y seguridad interior.

En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show