Congreso

La "ley de la pandemia": qué dice el proyecto que el Gobierno manda a Diputados

El oficialismo busca un fuerte consenso institucional para sus decisiones sanitarias y quiere aprobar la ley el 21 de mayo, antes de que venza el DNU vigente.
por Facundo Pastor |
La Asamblea Legislativa reunida en el Congreso

La Asamblea Legislativa reunida en el Congreso, el 1 de marzo, cuando Alberto Fernández inauguró las sesiones ordinarias (Foto: Presidencia)

El Presidente ya dio el visto bueno sobre el proyecto que intenta blindar las restricciones (Foto: captura YouTube).

El Presidente ya dio el visto bueno sobre el proyecto que intenta blindar las restricciones (Foto: captura YouTube).

Mientras el presidente, Alberto Fernández, da los primeros pasos de su gira europea, Santiago Cafiero junto a Vilma Ibarra ya tienen listos los detalles para ingresar al parlamento la llamada “ley de la pandemia ” que le permitirá al Gobierno tener un fuerte consenso institucional frente a cada una de sus decisiones en materia de política sanitaria.

El Presidente anunció en las últimas horas que ya está listo el proyecto del Poder Ejecutivo para blindar las restricciones y evitar un futuro nuevo dolor de cabeza impulsado por la Corte Suprema.

Altas fuentes oficiales le confirmaron a A24.com que el espíritu del proyecto busca “evitar los vaivenes de la Justicia”. “En la Corte tienen una manera muy peculiar de ver las cosas y de entender la extraordinaria situación que estamos viviendo”, afirmaron desde la Casa Rosada.

La totalidad del proyecto se terminó de redactar durante el fin de semana. Antes de partir hacia Lisboa, Alberto Fernández revisó el contenido con los equipos técnicos y, salvando algunos detalles menores, dio el visto bueno para avanzar.

Entre los lineamientos principales de la iniciativa se encuentra el establecimiento de "parámetros objetivos, que es algo que la oposición siempre le pidió al Poder Ejecutivo". El Gobierno trabajó especialmente en el aspecto "técnico-jurídico" de la norma y también, "desde la política, en la generación de acuerdos". Afirman que con este proyecto "convoca nuevamente a la oposición al diálogo político".

Mario Negri, titular del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, advirtió que la oposición no le otorgará “facultades extraordinarias” al presidente Fernández. “Debatiremos el proyecto que enviará el Presidente. Pero bajo ningún punto de vista vamos a conceder facultades extraordinarias para disponer de la libertad de los argentinos o avasallar las autonomías de las provincias o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, advirtió en Twitter.

El proyecto expone algunos criterios técnicos que focalizan en los indicadores, en los rangos y en las sanciones frente a un incumplimiento. Sobre este último punto, detallaron que podría haber una "doble sanción" para las ciudades y provincias que no cumplan ni hagan cumplir las restricciones que se disparen a partir de superar el umbral determinado, que se establecerá con consenso en el Congreso.

Alberto Fernández inaugura las sesiones en el Congreso.
Fernández quiere que la ley sea sancionada antes del 21 de mayo, fecha que vence el actual decreto que regula las restricciones de circulación.

Fernández quiere que la ley sea sancionada antes del 21 de mayo, fecha que vence el actual decreto que regula las restricciones de circulación.

Sobre este punto vaticinan un arduo debate parlamentario. La “ley pandemia” busca imitar el modelo que la canciller Angela Merkel aplicó en Alemania. Se trata de una herramienta que le aporta criterios objetivos para tomar decisiones sanitarias y para ordenar restricciones en todo el país durante el tiempo que le dure la pandemia. Por ejemplo, la ley alemana fija que las escuelas deberán cerrar y pasar a la educación remota en aquellas regiones donde haya más de 100 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

Mañana, el proyecto ingresaría en Diputados y desde la Casa Rosada confirmaron que la pretensión es que la ley sea sancionada antes del 21 de mayo para evitar un nuevo DNU restrictivo a partir de esa fecha. La aspiración parece de difícil cumplimiento. La clave pasaría por lograr consenso con los gobernadores.

Se habló de