Emocionante

El peronismo se hace más fuerte a nivel nacional con cuatro victorias y la recuperación de Santa Fe

Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
El peronismo se hace más fuerte a nivel nacional con cuatro victorias y la recuperación de Santa Fe

Nada puede empañar la gran elección que hizo el peronismo en la jornada del domingo. Fue un día peronista. La gran noticia fue que recuperó Santa Fe, una provincia grande que le era esquiva desde hace 12 años. Segunda buena noticia, Cambiemos ahí no pasó los 20 puntos; fue -junto a Córdoba- el distrito que le hizo ganar las presidenciales de 2015 y las legislativas de 2017.

Lo hizo de la mano de un candidato moderado, Omar Perotti, que en muchos casos había acompañado a la gestión de Cambiemos desde el Senado. Pero, ¿quién se acuerda de eso? El peronismo fue unido; el antiperonismo, no. Y perdió.

En San Luis se impuso Alberto Rodríguez Saá, devenido en kirchnerista desde que Macri llegó al poder. Muy lejos quedó su adversario de Cambiemos, Claudio Poggi que osciló los 35 puntos. Si se suman los votos de su hermano Adolfo, también peronista que quedó tercero, superan los 60 puntos.

Gildo Insfrán arrasó en Formosa. Superó el 60% y cumplirá (al terminar su mandato) los 28 años en el poder. La novedad es que su adversario era Adrián Bogado, hijo del exvicegobernador de Gildo, Floro... Aunque Bogado llevó esta vez el apoyo del radicalismo local (su candidato a vice era un hombre del senador Luis Naidenoff), a nivel nacional se reconoce dentro del peronismo federal. Es decir, los candidatos peronistas sumaron juntos más del 95% de los votos.

En Tierra del Fuego, la gobernadora Rosana Bertone fue de las primeras peronistas en apoyar la gestión de Mauricio Macri. Sin embargo, las sucesivas medidas de la gestión de Cambiemos en contra de la promoción industrial en la provincia empezaron a deteriorar la imagen del Gobierno en Tierra del Fuego. Y con ella se arrastró la imagen de la gobernadora.

Sobre el último año, Bertone intentó un giro: se acercó al massismo, a Alternativa Federal... finalmente terminó abrazada al kirchnerismo. Quizás fue tarde. Su rival fue un radical K, Gustavo Melella, de la agrupación Forja.

El candidato "Amarillo" (ni siquiera pudo asumirse como Cambiemos), sacó menos del 5% de los votos. Entre los dos candidatos K sacaron el 90% de los votos.

La jornada terminó además con dos curiosidades: es la primera elección en que dos opositores local ganan una elección provincial: Omar Perotti en Santa Fe y Gustavo Melella en Tierra del Fuego, que por ahora deberá pelear en el balotaje.

En cualquier escenario, este domingo fue un día peronista que deja a Macri cada vez más preocupado a la hora de pensar su reelección. Especialmente porque todos estos gobernadores electos difícilmente puedan no apoyar a la fórmula Fernández en octubre: su coalición de gobierno depende de su alianza con el kirchnerismo.

s