Segunda ola

Provincia: en qué distritos vuelven las clases presenciales

El gobierno bonaerense autorizó el regreso a las aulas, pero los municipios en fase 2 no podrán implementarlo.
No se volverá a la presencialidad en los municipios con alerta epidemiológica.

No se volverá a la presencialidad en los municipios con "alerta epidemiológica".

Las clases presenciales volverán a partir del miércoles en todos los niveles de enseñanza en las escuelas del conurbano bonaerense. El gobernador Axel Kicillof explicó que la medida se debe a que la Provincia de Buenos Aires dejó de ser zona de "alarma epidemiológica" por el descenso de casos de Covid-19.

Los nuevos parámetros epidemiológicos determinaron que los municipios del gran Buenos Aires, pertenecientes al AMBA y que están en fase 3, registran en promedio 401 casos cada cien mil habitantes, lo que posibilita el retorno a las aulas el miércoles. El lunes y martes las autoridades prepararán las instalaciones.

Sin embargo, esa presencialidad no se replicará en los municipios bonaerenses que superen los 500 casos cada cien mil habitantes, donde continuará la modalidad virtual. Tal es el caso de 73 municipios de la Provincia, entre ellos Mar del Plata y Pinamar, cuyos intendentes reclaman que los incluyan en la lista de los que vuelven.

Embed

Semáforo epidemiológico

En la provincia de Buenos Aires se dispone que son de "Bajo Riesgo" los distritos de entre 50 y 150 casos cada 100.000 habitantes; de "Mediano Riesgo" los que tienen entre 150 y 250 casos y de "Alto Riesgo" los que registran entre 250 y 500 casos. A la vez, determina el estado de "Alarma Epidemiológica" cuando haya más de 500 casos de coronavirus cada 100.000 habitantes y 80% de ocupación de UTI.

Al encontrarse el AMBA por debajo de los 500 casos cada cien mil habitantes, queda automáticamente habilitada la posibilidad de regresar a las clases presenciales.

Embed

Anexo II by a24.com on Scribd

Los municipios en fase 2 donde no volverán las clases son: 25 de Mayo, 9 de Julio, Adolfo Alsina, Alberti, Ayacucho, Azul, Bahía Blanca, Balcarce, Bolívar, Bragado, Capitán Sarmiento, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Carmen de Areco, Chacabuco, Chascomús, Chivilcoy, Coronel Dorrego, Coronel Suárez, Florentino Ameghino, General Alvarado, General Alvear, General Arenales, General Belgrano, General Guido, General Juan Madariaga, General La Madrid, General Villegas, General Lavalle, General Paz, General Pinto, General Pueyrredon, General Viamonte, Guaminí, Hipólito Yrigoyen, Junín, La Costa, Leandro N. Alem, Lincoln, Lobería, Lobos Magdalena, Maipú, Mar Chiquita.

También Roque Pérez, Saavedra, Saladillo, Salliqueló, Salto, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, San Nicolás, San Pedro, Suipacha, Tandil, Tapalqué, Tornquist, Trenque Lauquen, Tres Arroyos, Mercedes, Monte, Monte Hermoso, Navarro, Necochea, Patagones, Pehuajó, Pellegrini, Pergamino, Pinamar, Puán, Punta Indio, Ramallo, Rauch.

Medidores de dióxido de carbono en las aulas

Medidores dióxido de carbono aulas.jpg

Kicillof destacó que la vuelta a clases contará con la presencia de medidores de dióxido de carbono en 33 mil establecimientos educativos para medir si en el aire puede haber elementos de contagio y regular la ventilación de los ambientes, teniendo en cuenta que se trata de meses de bajas temperaturas que requieren calefacción.

Además, anunció la implementación de un Plan de Vigilancia Epidemiológica en las Escuelas, a través de testeos aleatorios, que servirán como muestra de la situación epidemiológica en las instituciones educativas.

Protocolos de cuidado para el retorno presencial

Entre las pautas generales de cuidado, se encuentran el uso obligatorio de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares; la distancia social entre estudiantes y docentes, de al menos de un metro y medio entre estudiantes y de dos metros del docente en el aula, y de otros dos metros en espacios comunes.

También contempla la higiene frecuente de manos (al menos cada 90 minutos), el control de temperatura al ingreso del establecimiento (máximo 37,4º C), la ventilación de los ambientes (al menos cada 90 minutos) y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas.

La organización de los ingresos y egresos de las escuelas se realiza en horarios escalonados que eviten la concentración de personas, como pautar 15 minutos de diferencia entre los horarios de salida y entrada de los grupos de estudiantes.