Milei en Davos

Qué mensaje esperan de Javier Milei en el Foro Económico de Davos

El presidente argentino hace su participación este míercoles en el Foro. Hablará durante media hora para delinear sus ideas de "la libertad" como herramienta para el progreso. Criticas al "dirigismo estatal de tendencia colectivista".
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Qué mensaje esperan de Javier Milei en el Foro Económico de Davos

Javier Milei espera utilizar su participación en el Foro Económico de Davos, como para posicionarse claramente dentro de quienes buscan un cambio de paradigma. Su idea libertaria y sus convicciones económicas lo llevarán a situarse como una referencia de quienes esperan revalorizar las ideas de la iniciativa privada y la ausencia de controles o imposiciones estatales y gubernamentales para potenciar la capacidad productiva y de desarrollo del capitalismo.

Embed

Una oposición clara a lo que define - así construyó su meteórico ascenso en el país - como la "agenda socialista" que desde el "dirigismo estatal" ha traído solo atraso y empobrecimiento.

Se espera que ese pensamiento universal del presidente sea el que predomine en los 30 minutos en los que tendrá la vidriera de Davos para que el mundo político, económico y de inversiones lo mire. Una presentación global.

Embed

¿Líder mundial de la libertad?

Ese puede ser el papel que quiera jugar en su primer mensaje desde una tribuna mundial. Por diferentes razones, ese pensamiento no es el predominante en la lista de los calificados participantes del Foro económico de Davos. Incluso, en la sesión del martes, uno de los primeros oradores fue el primer ministro Chino, Li Qiang, quien dijo que en 2023, el PBI de su país creció un 5,2% con el modelo de apertura económica para los productos chinos, pero con un centralismo político absoluto. Casi ningún punto de contacto con el pensamiento libertario de Javier Milei.

También están presentes António Guterres, el secretario general de la ONU, y Ursula von der Leyen, la presidenta del Consejo Europeo. Son las entidades que representan, por definición, una política global no está exenta de controles o regulaciones para evitar distorsiones que favorezcan a los poderosos y den menos oportunidades a países de menores recursos.

Javier Milei está en otra base del pensamiento global. Una suerte de búsqueda de lo que considera como formas “puras” o libres de tendencias socialistas que han hecho involucionar al capitalismo globalizado. Las regulaciones crearon una enorme burocracia que le da un papel prioritario a los gobiernos en los procesos económicos. Como regular que se puede o que no se puede hacer con la iniciativa propia del capitalismo.

von der leyen y Schawb.jpg
En el inicio del Foro de Davos 2024. Ursula vn der Leyen, presidenta del Consejo Europeo y el CEO del Foro, Klaus Schwab. Aquí lleva su mensaje libertario Javier Milei. (Foto: Foro DAvos)

En el inicio del Foro de Davos 2024. Ursula vn der Leyen, presidenta del Consejo Europeo y el CEO del Foro, Klaus Schwab. Aquí lleva su mensaje libertario Javier Milei. (Foto: Foro DAvos)

El atraso por ideas posmarxistas

Para su campaña en la Argentina, que lo llevó a la presidencia, hizo hincapié en las ideas del liberalismo de los fines del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX. Allí funda el progreso que tuvo la Argentina que lo lleva a repetir: “La Argentina arrancó el siglo XX siendo el país más rico del mundo y hoy está en el puesto 140 al tipo de cambio paralelo”.

Ubica a los gobiernos como el de Hipólito Yrigoyen, y el intervencionismo creciente como factor principal para explicar la decadencia económica del país. Y pone el eje en el rol del Banco Central, entidad que fue creada en 1935 para conducir una reforma monetaria y bancaria - que según su interpretación - solo sirvieron como instrumento para agobiar a la iniciativa privada y privilegiar a sectores contrarios a la generación de riqueza.

Pero entre los invitados calificados al foro de Davos, está la propia Kristalina Georgieva, la titular del FMI, que acaba de recuperar los acuerdos pactados con la Argentina para los desembolsos por la reprogramación de su deuda. Es un organismo de crédito internacional, en donde los gobiernos de los países centrales juegan un papel clave a la hora de abrir o cerrar oportunidades de financiación.

La agenda 2030 y el compromiso mundial

Es uno de los temas de esta reunión anual. El propio CEO del Foro, Klaus Schwab, ha expresado su temor de que los compromisos de la agenda 2030 en materia de cuidados del planeta por energías renovables que no comprometan al cambio climático están casi barridas por una realidad contraria.

Milei ha tenido muchas expresiones cuestionables en este campo, aunque acaba de viajar a la Antártida con otro Argentino, Rafael Grossi, director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, para un proyecto ecológico: documentar el impacto de los residuos plásticos en el medioambiente.

Potenciar las fuerzas creativas de la libertad

Ese será no solo su objetivo en el mensaje. También lo propuso como eje de campaña para su economía en la Argentina. Pero sus posturas parecen ponerlo un paso más adelante de figuras como Georgia Meloni - a quien verá en Roma en febrero - o incluso el propio Emmanuel Macron, una de las piezas fuertes en esta cumbre de Davos.

Ya no está Jair Bolsonaro en Brasil - Lula ni siquiera viajó a Davos - y Donald Trump, dio un paso firme en Iowa, pero las elecciones son en noviembre de este año y de ganar, estaría nuevamente en la Casa Blanca el 20 de enero de 2025. Milei tendrá más de un año para verificar la marcha de sus ideas en la castigada sociedad argentina.

manifiesto austrolibertario.jpg
Javier Milei llegó a Davos, con un libro de cabecera: el

Javier Milei llegó a Davos, con un libro de cabecera: el "manifiesto austrolibertario", de Pol Victoria

Un mensaje propio y diferente

La presencia de Javier Milei abrió una fuerte curiosidad en el Foro de Davos. Durante los años de Alberto Fernández, se escucharon sus quejas sobre un “capitalismo infeliz”, citando el libro de Luigino Bruni. En 2016, Mauricio Macri viajó, acompañado por Sergio Massa, a una suerte de regreso de la Argentina a los mercados mundiales.

Ahora, llega Javier Milei, pero parece que su intención será dar un paso más adelante, en un intento por rescatar una ideología de desarrollo capitalista sin “contaminaciones”.

Llegó a suiza con un libro en la mano: "EL MANIFIESTO AUSTROLIBERTARIO", de Pol Victoria. Que tiene como lema en su tapa: "Menos Estado y más sociedad: la eterna batalla entre la tiranía y la libertad".

Los medios extranjeros reflejan una frase del presidente argentino cuando se preparaba para este viaje: Cuando los periodistas le preguntaron durante su vuelo sobre sus planes en Davos, dijo que su objetivo era “sembrar ideas de libertad en un foro contaminado por la agenda socialista 2030, que solo traerá miseria al mundo”.

Este miércoles tiene 30 minutos para proponerse como líder libertario mundial. ¿Serán suficientes?