Qué pasó. Mientras la suspensión del amistoso entre Argentina e Israel ya escaló al nivel de un conflicto internacional que incluyó el llamado del premier Benjamín Netanyahu a Mauricio Macri, comenzaron a surgir detalles de esta historia. Por ejemplo, la supuesta charla telefónica entre un alto funcionario del Gobierno y el titular de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, y cuyo contenido habría sido clave para que empezara a gestarse la cancelación del partido.

Quién es el funcionario. El primero en aportar un dato fue Matías Palacios, corresponsal de Radio La Red AM 910 en Barcelona, quien en diálogo con Luis Novaresio y contó que los futbolistas se mostraron perturbados ante las manifestaciones de ciudadanos pro-Palestina en la puerta del complejo donde practicaban.

“En este contexto, sé que hubo un llamado de alguien muy importante del Gobierno al presidente de la AFA. Y esa persona le dijo a Tapia que no podía garantizarle la seguridad en Israel. Ahí empezó a gestarse la suspensión del partido de parte de los jugadores”.

Matías Palacios, periodista de La Red

De inmediato, Novaresio tomó la información y señaló al secretario general de la Presidencia: “Me confirman que el que llamó es el hombre de la Presidencia que está más involucrado en el fútbol, que es Fernando de Andreis”.

Qué dicen en el Gobierno. Consultados por A24.com, fuentes de esa Secretaría desmintieron que la recomendación haya sido por una cuestión de seguridad, sino por aspectos "geopolíticos". "Le llevamos a Tapia un planteo de Cancillería de que el partido se debía jugar en Haifa (otra localidad de Israel) en consonancia con la postura histórica que tuvo la Argentina en torno al conflicto. Era lo que se había planteado originalmente", explicaron desde esa oficina, donde siguieron muy de cerca el caso. "Pero nosotros no opinamos sobre si un partido se tiene que jugar o no. Eso es decisión de la AFA", aclararon.