Elecciones 2023

Quiénes son los gobernadores que ya suspendieron las PASO 2023 y qué puede pasar a nivel nacional

Un puñado de gobernadores del peronismo avanzaron para suspender las primarias. Otros no lo lograron. ¿Cómo sigue la historia?
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Los gobernadores quieren suspender las PASO incluso a nivel nacional. (Foto: archivo)

Los gobernadores quieren suspender las PASO incluso a nivel nacional. (Foto: archivo)

Los gobernadores del PJ se lanzaron a la carrera 2023 y para despegarse de la grieta -aún a pesar de su compromiso ante el atentado sufrido por Cristina Kirchner- ya activaron el operativo desdoblamiento de elecciones y suspensión de las PASO. No quieren que nada ni nadie empañe sus chances de reelección o de imponer algún sucesor.

De esta manera, no sólo se corren de la pulseada entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio (en la que ven derrotado al oficialismo) sino que, además, al fulminar las primarias no le dejan opción a organizarse a las oposiciones locales ni tampoco a definir sus candidaturas de manera abierta. Son picardías que en política siempre se aplican al borde de los límites constitucionales.

Varios de los gobernadores le pidieron incluso al Gobierno suspender las PASO nacionales y lo hicieron explícito ante el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Pero la Casa Rosada contempla la realización de las primarias y de hecho así figura en el Presupuesto 2023. Sabe además el Gobierno que no tiene los números en el Congreso para cancelarlas. A los mandatarios no les quedó otra que avanzar en la suspensión de esa instancia a nivel local.

Los que ya concretaron la suspensión

Gustavo Sáenz (gobernador de Salta)

Gustavo Sáenz vota (1).jpg

Ex compañero de fórmula de Sergio Massa en 2015, el salteño dio el puntapié inicial con el adelantamiento de las elecciones para el 16 abril -donde buscaría su reelección- y la segunda eliminación consecutiva de las PASO en su provincia.

Sáenz llegó a la gobernación como la cabeza de un frente que incluía peronistas y sectores de distinta representación. Si bien tiene buen vínculo con Massa, no está alineado a la Casa Rosada.

En 2021 ya había concretado la suspensión de las primarias con carácter "excepcional", a través de una norma sancionada por la Legislatura, y con la excusa de los cuidados que requería la pandemia.

Esta vez volvió a conseguirlo a través del acompañamiento del parlamento provincial. El argumento fue el ahorro de recursos y que las primarias “no están en la agenda de la gente”. Consigue así que la oposición, atomizada, no logre ordenarse en las primarias.

Sergio Uñac (San Juan)

Sergio-Uñac.jpg

De proyección nacional permanente pero con estudiado perfil bajo, el gobernador de San Juan no sólo avanzó en la suspensión de las PASO sino que restauró la polémica Ley de Lemas, que permite que distintas listas (en sublemas) puedan sumar para el candidato más votado del mismo frente.

Decidido a seguir en el poder, Uñac había logrado a fines de 2021 que la Legislatura sancionara la suspensión de las PASO para 2023, con el rechazo de Juntos por el Cambio y del sector peronista que encabeza José Luis Gioja, su antecesor en el cargo. Gioja hoy es su principal opositor

Como en otros casos, Uñac busca así obturar las chances del sector de Gioja para competir en las primarias bajo el paraguas del Frente de Todos. El espacio del ex gobernador llevó el tema a la Justicia, donde en primer lugar había obtenido un resultado favorable de la jueza local Adriana Tettamanti.

Pero el Gobierno provincial apeló ante la Sala IV de la Cámara Civil, y consiguió dejar firme (hasta el momento) la fulminación de las primarias. El sector de Gioja avisa que seguirá hasta la Corte Suprema, aunque ya no den los tiempos (Uñac busca también adelantar la fecha de elecciones en su provincia).

“A mí me parece oportuno fijar una fecha anterior, las provincias tenemos una lógica que tenemos que discutir en la provincia. Distinto será a nivel nacional”, aclaró. El mes que se baraja es abril.

Los que quieren la suspensión pero (hasta ahora) no pudieron

Ricardo Quintela (La Rioja)

ricardo quintela gobernador.jpg

Alineado con la Casa Rosada, el gobernador riojano es uno de los que pide públicamente la suspensión de las PASO nacionales. Le llevó el pedido a “Wado” De Pedro: “En este momento, es un gasto innecesario para las provincias pudiéndose utilizar ese recurso en otras acciones que beneficien directamente a la gente”, planteó. No tuvo repuesta por el momento.

Lo acompañó su vicegobernadora, Florencia López: “Las PASO no cumplen con el fin por las que fueron creadas: una interna abierta real que resuelva candidaturas partidarias. Quedaron estériles, generando un innecesario gasto. El planteo de Quintela coincide con el sentir de la mayoría de la ciudadanía y el mío propio”, dijo en sus redes sociales.

Rául Jalil (Catamarca)

Raúl Jalil, gobernador de Catamarca

En la misma línea de su colega, el mandamás de Catamarca también se manifestó públicamente, aunque no consiguió los consensos internos: "Las PASO han cumplido su ciclo, traen un desgaste muy grande a la sociedad, sobre todo a quienes no quieren participar en la política. Hay que volver a las internas partidarias”, dijo.

Pero salió enseguida a marcar la cancha su antecesora Lucía Corpacci, actual diputada, vicepresidenta del PJ y cercana a Cristina. "Son una herramienta electoral muy importante", dijo y pareció zanjar la discusión. Como Quintela, hoy Jalil deshoja la margarita.

Mariano Arcioni (Chubut)

Arcioni

El gobernador de Chubut, aliado a Massa, buscó sin suerte tumbar las PASO en su provincia y generó incluso una interna en Juntos por el Cambio: sectores del radicalismo se mostraron a favor de la medida; el PRO se opuso rotundamente.

La misma cúpula de Cambiemos (con Macri a la cabeza) salió a alertar sobre el intento de pulverizar las PASO en esa provincia patagónica. El oficialismo local dice que tiene los votos y cuenta con el apoyo del sector de la UCR que comanda el intendente de Rawson, Damián Biss.

El tema escaló y llevó a chispazos entre Mauricio Macri, que se pronunció en contra, y el gobernador jujeño Gerardo Morales, presidente del radicalismo.

“Sería un buen aporte que Macri, lejos de emitir tuits, se meta un poco en la vida interna de Chubut y ordene un poquito a su gente, que es bastante violenta para con el radicalismo", dijo Morales, que de todos modos defiende la realización de las PASO aunque un grupo de radicales acompañen a Arcioni.

El debate está abierto y los gobernadores intentan replicar el modelo de suspensión de PASO a nivel nacional. Por ahora el Gobierno lo desmiente. Sabe que los números para voltear las PASO no están.

s