icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Venezuela: ¿por qué la OEA condenó el llamado a las elecciones y Argentina se diferenció del resto?

Venezuela: ¿por qué la OEA condenó el llamado a las elecciones y Argentina se diferenció del resto?
La Argentina se abstuvo en la OEA en una votación contra Nicolás Maduro (Foto: Twitter de Cancillería Argentina)

"La carencia de condiciones democráticas mínimas, para garantizar elecciones libres, justas y transparentes en la República Bolivariana de Venezuela”. Ese es el título de la resolución aprobada en la 50° Asamblea general de la OEA.

La Argentina se abstuvo de votar la resolución del máximo organismo del continente americano.

La resolución fue llevada por Colombia al debate en el seno de la OEA. Tuvo una contundente aprobación, con 21 votos a favor, 4 en contra y 9 abstenciones. Entre ellas, la Argentina.

No a las elecciones propuestas por Maduro

Argentina se abstuvo de votar el documento presentado por Colombia, aprobado por la Oea (Foto: OEA)
Argentina se abstuvo de votar el documento presentado por Colombia, aprobado por la Oea (Foto: OEA)

El líder bolivariano convocó a elecciones parlamentarias para el próximo 6 de diciembre. Pero la disputa continental que hay sobre la legitimidad del poder en ese país, motivó la presentación colombiana rechazando las elecciones estipuladas por Maduro.

La propuesta incluía además, la condena a Venezuela por el "informe Bachelet" por las violaciones a los DD.HH. y el reconocimiento a Juan Guaidó como el presidente provisorio.

El "Ni" de Argentina

Desde el cambio de administración en la Argentina, el país cambió su enfoque sobre el caso Venezolano. Alberto Fernández, ya desde la campaña, marcó un claro contraste con la posición que mantuvo el país durante la administración Macri.

Se opuso a los bloqueos o presiones internacionales y apuesta por una "salida negociada a la normalidad institucional" y críticas al Grupo de Lima, visto como un organismo de presión sobre Caracas, respondiendo a objetivos de los Estados Unidos.

Tampoco reconoció a Juan Antonio Guaidó como "presidente provisorio de Venezuela".

Con esos lineamientos, la Argentina se fue diferenciando de la región frente a Venezuela. Especialmente en la OEA. Hubo recurrentes rechazos a votar favorablemente en la organización americana sobre el informe producido por el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

El último episodio fue cuando el embajador Carlos Raimundi no acompañó que la OEA hiciera suyo el "informe Bachelet", a fines de septiembre. Raimundi estuvo en silencio en la deliberación de ayer. El canciller Solá llevó la voz cantante.

Apenas una semana después, la Argentina votó a favor en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se desarrolló en Ginebra.

Sola, enfrentado con Almagro

El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, lleva años reclamando por la normalización de Venezuela. Para otros, su objetivo final es la salida de Maduro del poder.

Tal vez esta sea la postura de la cancillería argentina. En la sesión de la Asamblea, el canciller Felipe Solá fue crítico con la actuación de Almagro.

“La OEA debe ser garante de la paz y la contención. Nunca juez o gendarme político”, dijo en lenguaje muy directo para la diplomacia continental el canciller argentino.

Felipe Solá ratificó también que “la Argentina va a denunciar la violación de todos los derechos humanos donde sea y sin distinciones”. Pero no comparte en lo más mínimo la estrategia de Almagro.

La postura de Solá también refleja las discrepancias internas de la coalición de gobierno. El sector kirchnerista respalda a Maduro, pese a los informes firmados por la expresidenta de Chile. Fernández, dijo en campaña que Venezuela no es una dictadura, pero el gobierno de Maduro asumió posturas autoritarias.

Sin embargo, no concuerda con el Grupo de Lima. Busca con México, un "diálogo abierto" entre los sectores enfrentados en Venezuela.

Menos aún, reconocer la autoridad de Juan Gauidó, otra de las partes resolutivas del informe votado ayer por la OEA.

Argentina, casi solitario en la región.

En la votación en la OEA, el Mercosur, mayoritariamente votaron apoyó "Sí". Brasil, Paraguay, Uruguay y también...Venezuela. En la Organización de Estados Americanos, la representación de ese país está en manos de Guaidó.

Y en toda sudamérica, también se notó la soledad argentina. A los países ya nombrados hay que sumar: Colombia (autora de la iniciativa), Chile, Perú, Ecuador y Bolivia (todavía con la presidencia de Añez).

Resultado, del subbloque sudamericano: 9 votos a favor, ninguno en contra, una abstención (la Argentina).

A eso se sumó también la abstención de México. En total fueron 21 votos a favor, 4 en contra y 9 abstenciones.

Reconstruir Unasur

Alberto Fernández agasajó a Evo Morales por el triunfo de Arce en Bolivia. El presidente argentino es partidario de reflotar la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Pero ya no están Correa, Tabaré o Mujica, Lula o Dilma. Solo el regreso del MAS al poder en Bolivia con ARCE. Y Maduro.

No parece suficiente para recrear esa alianza estratégica regional.

La resolución aprobada en la OEA pide tener “lo más pronto posible elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y legítimas que conduzcan al nombramiento de un gobierno elegido democráticamente y de acuerdo a la voluntad del pueblo venezolano”.

Impecable en el lenguaje diplomático. Para la Argentina, el debate ideológico nubla el texto.

Roberto Maidana
por Roberto Maidana
SUBIR

NWS

Ovación

Show