icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Sorpresa y enojo ¿Cómo se vivió en la Rosada la advertencia de Duhalde sobre un golpe de Estado?

Sorpresa y enojo ¿Cómo se vivió en la Rosada la advertencia de Duhalde sobre un golpe de Estado?
Alberto Fernández con Eduardo Duhalde en Casa Rosada (Foto: Archivo Presidencia)

Sorpresa, enojo e indignación. Con ese clima tomaron este martes en la Casa Rosada la advertencia del ex presidente Eduardo Duhalde sobre un eventual golpe de Estado en la Argentina y la suspensión de las elecciones legislativas el año próximo. Por eso salió el jefe de Gabinete Santiago Cafiero junto a otros ministros y las autoridades electorales a desmentir los dichos en forma "contundente".

“No hay posibilidad de un golpe de Estado en Argentina y el año que viene habrá elecciones”. Esa fue la respuesta que emanó de la Casa Rosada en medio de un clima que mezcló sorpresa, enojo e indignación del presidente Alberto Fernández y que se vio reflejado en todos los ministros que se reunieron este martes en la Casa Rosada para el Gabinete de Promoción Federal.

El mismo mensaje lanzaron desde el peronismo, el titular del Partido Justicialista, José Luis Gioja entre otros históricos dirigentes del PJ que consultados por A24.com prefirieron sacarle dramatismo a las declaraciones de Duhalde y quitarles valor por la avanzada edad del ex presidente.

El primero en salir a replicar las declaraciones de Duhalde fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi, justamente por haberse sentido más aludido, cuando el ex presidente advirtió -en una entrevista en el programa Animales Sueltos, de América TV- que podría volver a producirse un golpe cívico militar y que esos movimientos se comenzaban a ver en los cuarteles.

A medida que la polémica crecía y se reproducía en los distintos medios, el tema también fue parte de la agenda de la reunión del Gabinete de Promoción Federal que se desarrolló esta mañana en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada.

Preocupado por las repercusiones, fue Cafiero quien salió a hablar con los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno y a pesar de aclarar que mantiene el "respeto por el ex presidente", el funcionario más cercano a Alberto Fernández salió a replicar duro las declaraciones:

"Está robusto el sistema democrático" dijo Cafiero y recordó que "el grito de 'nunca más' durante la gestión de Raúl Alfonsín" sigue siendo parte de la cultura política de la Argentina.

En paralelo, se reunía la Justicia Electoral para avanzar en la organización de las próximas elecciones primarias y legislativas del año que viene, aunque en algunos sectores del oficialismo, admiten por lo bajo, que todo dependerá de como evolucione la pandemia.

Y después se sumó el ministro del Interior, Wado De Pedro mediante un mensaje en Twitter advirtió: "Con la gran cantidad de problemas reales que dejó el macrismo y los que trajo la pandemia, al país no le hace falta inventar los que no tenemos. El año que viene hay elecciones y estamos trabajando en el cronograma que fija la ley".

Fuentes del Gobierno admitieron a A24.com que el clima de incertidumbre que vivieron los funcionarios del primer piso de la Casa Rosada durante toda la mañana hasta que el propio presidente, Alberto Fernández pareció enviar un sutil mensaje a Duhalde y a Macri, en un acto virtual junto a 5 gobernadores, al inaugurar obras públicas.

"Al principio pensamos que lo dijo para victimizarnos", admitió una fuente que recordó la buena relación que tenían Alberto y Duhalde cuando comenzó la gestión, que incluyo varias reuniones de ambos en el búnker de Puerto Madero, apenas Fernández ganó las elecciones y dos reuniones más en el despacho presidencial de Casa Rosada y otro en Olivos.

En todos, Duhalde le llevó propuestas de políticas para reactivar la economía o la producción y hasta elogió a su ex archirrival, la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Pero en los últimos dos meses algo cambió. Desde el intento de expropiación de la empresa cerealera Vicentin, Duhalde empezó a cuestionar al Gobierno de Alberto, y advirtió en un discurso similar al que desde la oposición, empezó a acusar al Gobierno de radicalizarse en línea con el ultrakirchnerismo.

Cafiero salió a responder con todo porque en el Gobierno ven en el discurso de Duhalde cierta cercanía a "un discurso impulsado por algunos medios, que intentan mostrar al Gobierno en posición de debilidad y de pérdida de gobernabilidad", dijeron fuentes del Gobierno.

El debate se dio, argumentan en la Rosada, en medio de la polémica con las empresas de telecomunicaciones, a partir del rechazo al DNU que el viernes pasado el presidente declaró servicios públicos para regular a los servicios de TV por cable, telefonía celular e Internet.

Según denunciaron en una solicitada las Telcs, el gobierno pretende avanzar en un plan estratégico para regular las telecomunicaicones, para la economía pospandemia, y se desató una guerra que algunos ya comparan con la que emprendió Cristina kirchner con la ley de medios en 2011-2015.

"Es complicado no se juega con esas cosas, por eso salió Cafiero a responder de manera contundente que son declaraciones inapropiadas y que habrá elecciones", admitieron las fuentes.

La polémica fue tema en los pasillos de la Rosada pero también en la residencia de Olivos, durante el almuerzo que todos los martes comparten el presidente Alberto Fernández con sus principales socios políticos: Sergio Massa, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Wado De Pedro y Santiago Cafiero.

Ahora, dicen en el entorno del jefe de Gabinete, van a dejar que el tema se enfríe. Por eso Cafiero habló de "respeto al ex presidente" y bajan el precio a la influencia que tiene el veterano dirigente.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show