editorial

"Promete y no cumple": las consecuencias de las actualizaciones del sistema previsional

La especialista previsional Clara Salguero habló de la necesidad de generar "medidas a largo plazo" en el país, en relación a la seguridad social.
Clara Salguero.

Clara Salguero.

La especialista previsional Clara Salguero se refirió este sábado a los mecanismos de actualización de las jubilaciones en nuestro país y aseguró que "la seguridad social necesita medidas a largo plazo".

“Conocemos fallos que tiene como fundamento las deficiencias de los mecanismos de actualización de las jubilaciones en Argentina. Ni las leyes de movilidad han podido, hasta el momento, solucionar esta situación estructural”, expresó durante una nueva emisión del programa “Lo Justo y Necesario” por A24.

Según afirmó Salguero, estas leyes han tenido distintos componentes. Sin embargo, “han tenido todas un denominador común: cada Gobierno que asumió elaboró su propia ley de movilidad jubilatoria”.

“La razón es destinar menos presupuesto al pago de jubilaciones y el destino final es el ahorro. Cuando hablamos de ahorro, son jubilados que se convierten en forma reiterada en la variable de ajuste de la economía”, recalcó.

“La consecuencia es una sola: estamos con el tema de si se paga o no se paga y esto termina generado demandas. Asistimos hace décadas a una realidad que es que el Estado induce al jubilado a ir a la Justicia y esto demora años”, agregó.

De acuerdo a la especialista, al sistema político “le cuesta darse cuenta que cuando hablamos de jubilados, nos referimos al sustento diario y a un derecho que está garantizado por la Constitución”.

En este sentido, sostuvo que “el sistema político tiene que amparar y proteger a los jubilados, que deben ser una cuestión prioritaria, pero se priorizan los fríos números y se dejan atrás las necesidades de las personas”.

Y concluyó: “La seguridad social necesita medidas a largo plazo y que se mantengan en el tiempo para crecer como sociedad y mejorar el bolsillo de los jubilados. No nos tenemos que acostumbrar a que nos cambien las reglas de juego a mitad de camino y a que los derechos no sean reconocidos. No nos tenemos que acostumbrar a una política arbitraria y contradictoria que dice y promete lo que después no cumple”.

”.

Se habló de
s