DESCARGO POLÉMICO

Roberto Piazza estalló furioso en las redes contra el país y la política

El conocido diseñador Roberto Piazza irrumpió con un furioso discurso contra la política actual al no poder trabajar, pero tener que seguir pagando como si tal. Repartió para todos lados. Escuchalo acá.
Roberto Piazza estalló furioso en las redes contra el país y la política

Roberto Piazza irrumpió furioso esta mañana con un discurso enardecido contra la política actual de la Argentina al no poder trabajar por la pandemia, pero tener que seguir pagando sueldos e impuestos como si tal. El conocido diseñador repartió para todos lados y no se salvó nadie.

Arrancó diciendo "Estoy indignado por todo lo que está sucediendo, por el sistema de este país. Le agradezco a quien sea que me pusieron la primera vacuna de Sputnik, espero que venga la segunda rápido". Allí Piazza se metió de lleno el motivo de su furioso parlamento, asegurando "Estoy indignado por los aumentos de los salarios de la gente que uno tiene que pagarle sueldos enloquecidos, con aumentos ridículos y maquiavélicos, y no vienen a trabajar... la verdad es que no estoy de acuerdo con eso porque las pymes, los que tenemos pequeñas empresas tenemos que seguir pagando a gente que hace un año y medio que no viene a trabajar".

Si bien reconoció que se lo merecen, que necesitan el dinero, Roberto Piazza se preguntó "yo de dónde lo saco. Yo no soy el mago Mandrake que hace tin y saca plata, porque la empresa está cerrada. No trabaja. No vende. No labura. Y te obligan".

Pero el enojo del diseñador fue creciendo en las redes, al mencionar que "también hay un aumento del 30% a las mucamas y las mucamas no son esenciales, por ende no pueden venir a trabajar. Entonces de dónde saco la plata. ¿Vendo qué... los dientes?", se preguntó. Al tiempo que contó que puso en venta la casa, pero no se vendió. En tanto, ya vendió su casa del country.

Allí fue cuando Roberto Piazza, completamente enardecido, volvió a preguntarse "¿Entonces mis 45 años de trayectoria los voy a borrar de un cachetazo para poder pagar a un montón de gente que es inepta, incompetente?. Realmente algunos tienen ganas de venir a trabajar pero no pueden porque no hay nada", intentó suavizar sus palabras.

maison de Piazza.jpg
La maison de Roberto Piazza en sus épocas gloriosas. Ahora, sin poder trabajar a causa de la pandemia se descargó furioso contra la política argentina.

La maison de Roberto Piazza en sus épocas gloriosas. Ahora, sin poder trabajar a causa de la pandemia se descargó furioso contra la política argentina.

Roberto Piazza se enojó con la política y los políticos argentinos

El hecho de que algunos rubros están parados desde que se desató la pandemia en nuestro país, allá por el mes de marzo de 2020, al no ser considerados esenciales es lo que desató el enojo de Piazza. Por eso sostuvo "Yo trabajo todo el día, de lunes a lunes, 24 horas siempre y mi gente a la par. Pero tuvimos que achicarnos. Los impuestos son enloquecidos, los bancos te cobran impuestos de locos (haciendo referencia a lo que cobran las tarjetas de crédito por usarlas en el extranjero)".

En ese momento aseguró que "es indignante lo que está haciendo la Argentina, lo que están haciendo los capitalistas, lo que está haciendo el gobierno, lo que están haciendo los ministerios. Lo que se hizo con todos los ladrones que se robaron millones y millones en todos los gobiernos, no de éste. Y todo quedó en la nada".

desfile Piazza.jpg
Roberto Piazza pidió en su furioso descargo contra la política nacional poder volver a poner en funcionamiento su empresa de alta costura.

Roberto Piazza pidió en su furioso descargo contra la política nacional poder volver a poner en funcionamiento su empresa de alta costura.

A partir de allí le pegó a Menem, a Macri y a Kirchner, sosteniendo que los argentinos "Somos unos pelotudos cíclicos, y somos ovejas de rebaño, porque las van llevando como a los perros golpeados (cuando uno tiene un perro que de chiquitito lo golpeás, de grande pobrecito es un perro que tiene la cola entre las patas)". Pero igualmente dijo que él nunca paró, y "Seguiré adelante, a pesar de que me puteen los kirchneristas, los macristas. Yo voy a seguir adelante como sea, con quien sea y el día que sea viejo -o más viejo todavía- vendo todo y me voy a vivir a la conchinchina".

Por último, y como si algo le faltara a su furioso discurso, se despidió haciendo referencia al Himno Nacional. Más precisamente a la estrofa que dice 'oh juremos con gloria morir'. "No mi amor. Yo no voy a morir por Argentina... metételo en el culo French y Berutti, no voy a morir por Argentina. I'm sorry for you gordo. Juremos con gloria morir, hacelo vos si tenés ganas", disparó enardecido. Para continuar "Yo voy a vivir y quiero disfrutar, trabajar y ser nada más que feliz. ¿Es mucho lo que pido? Feliz como los que nos robaron toda la plata, que están todos dando vueltas, como en Madrid, teniendo locales, casas, yates, hoteles, plata guardada, bolsas, etc, etc.", cerró en su curiosa reflexión mañanera.

Se habló de
s